¡Quemad y calentaos!

viñeta: 
http://www.mundolibertario.org/archivos/imagenes/587baa2ee6076_1484499532.jpg

Arnold, el señor de los anillos

Arnold Schwarzenegger "Chochenaguer" y El anillo del faraón
¿Qué tienen en común el Campeón de culturismo de 1968, el actor de Hollywood, con el que llegó a gobernador de California en 2003?

Lapis Lazuli UK Rings "Governor Ring"

Ataques incendiarios contra miembros de “tanques de pensamiento”

Hace unos días el “Grupo de contraataque revolucionario” realizó una serie de ataques contra varios esbirros ideológicos del Régimen, miembros de los denominados “tanques de pensamiento”, quienes son presentados como “intelectuales” y “expertos” por los medios de propaganda masiva. En el texto que sigue, el grupo asume la responabilidad de los ataques, explicando el papel de estos “tanques de pensamiento”.

I. Los “tanques de pensamiento” (grupos de reflexión) como parte integrante de los aparatos ideológicos del Sistema

La existencia de los “tanques de pensamiento” (grupos de reflexión), de los notorios think tanks, nunca ha sido fortuita, y tampoco cayó del cielo. Es el resultado de procedimientos y ofensivas ideológicos constantes y diacrónicos, y desde luego está íntimamente asociada con la evolución del entorno social y económico, dentro del cual el intelecto del Sistema ofrece sus “conocimientos”. En este momento este entorno es una condición de crisis económica profunda, con secuelas relativas a nivel político, social y geopolítico internacional. Una de las soluciones que pueden usar los patrones para salvarse es la infravaloración constante de la fuerza laboral. Desde la ilegalización de los y las inmigrantes, y su uso con condiciones de esclavitud (el modelo laboral por excelencia para todos los patrones) hasta la demolición constante de los derechos conquistados con sangre puede haber un abismo (brecha), sin embargo, algunos (as) se han encargado de cerrarlo, contribuyendo a la creación de una distopía absoluta para nosotros.

Los “tanques de pensamiento”, siendo hasta cierto grado un colectivo científico, constituyen una parte integrante de un juego rompecabezas, el cual abarca a la patronal, a instituciones universitarias y a periodistas. Algunos ponen los fondos, otros la investigación y la producción de conclusiones, y otros se encargan de su promoción dentro de la sociedad, con la propaganda adecuada. Es un juego rompecabezas cuyo objetivo es la producción de ideas y modelos sobre el cómo debe formarse el mundo en la actualidad.

Estos grupos, los comités, los institutos y las instituciones, son presentados como objetivos (debido a su formación científica) y neutrales. Así, las publicaciones, los estudios, las conclusiones, los debates, las jornadas (talleres de trabajo), los artículos publicados en revistas y periódicos, o facilitados directamente a los gobiernos (encargados por ellos), son promocionados como las soluciones “mágicas” a los problemas graves, en beneficio de todos…No obstante, la realidad es totalmente diferente. Se trata de una producción de discursos e ideologías constante por parte del Sistema, y así debe ser tratada. Estos equipos “intelectuales” y expertos ofrecen una serie de soluciones técnicas a la nueva situación económica de la Grecia quebrada, y a sus patrones, quienes están luchando por sobrevivir en relación con sus competidores a nivel europeo y mundial, por supuesto siempre lucrando explotándonos. Definen direcciones y estrategias, estudian la actualidad, y proponen soluciones idóneas para los patrones. Y por supuesto cobran un pastón por estos servicios, ocupando varios puestos.

Un ejemplo ilustrativo es el tecnócrata neoliberal G. Sturnaras. Economista, catedrático, director científico general del Instituto de Investigaciones Económicas e Industriales, el cual es el “tanque de pensamiento” por excelencia y a la vez directorio (Dirección) de los patrones locales, cuyas propuestas envidiaría la propia Troika y que han sido el mayor deseo de los patrones locales durante muchos años, por lo que fueron realizadas con la aplicación de los memorandos. También ha sido editorialista en periódicos y revistas financieras, habiendo pasado (como era de esperar) por la política como ministro de Finanzas (2012-2014), y ahora es el jefe de los banqueros del sistema bancario griego.

II. El comité de sabios como parte de la ofensiva de los patrones, parte integrante del monstruo capitalista

“La figura en la cual están concentradas las funciones y el prestigio de este nuevo intelectual ya no es la figura del escritor ingenioso, sino la del sabio absoluto. Ya no es él que lleva los valores de todos, que se opone al tirano injusto o a los ministros… Es, en cambio, el que tiene a su disposición, junto con otros, unas fuerzas que pueden “beneficiar” o destruir la vida de manera irreversible.”

Michel Foucault

En 2013, cuando Syriza estaba en la oposición, la composición del “Comité de Sabios” era diferente, según el tema tratado por ella. En aquel entonces se habían puesto en marcha los procesos para ponerse en contacto con personas “reputadas”, académicos y catedráticos, para la formación (creación) de un think tank indispensable, como era llamado también en aquella época, el cual se centraría en cuestiones concernientes a la política institucional y a la función del sistema político, a la creación de un marco de derechos y de aseguración en el período de crisis actual. También, hubo una mención a la temática de las relaciones laborales y de los derechos del mundo del trabajo.

El “Comité de Sabios” que iba a elaborar la ley anti-obrera sobre la seguridad social fue formado urgentemente el 21 de agosto de 2015 con una decisión del ministro de Empleo G. Katrúgalos. Está constituida por doce personas: Profesores y profesoras de universidades, abogados especializados en asuntos laborales, miembros de grupos de reflexión, jueces de varios rangos y sectores, y representantes de organizaciones de la patronal.

Muchas de las personas elegidas (por el ministro) para ser miembros del Comité eran conocidas del ministro de su pasado reciente en Pasok. Algunos miembros son íntimos amigos suyos. Al Comité se le encargó la tarea de formar un plan para reducir en 2016 los gastos para las pensiones 2,5 mil millones de euros, mientras que al mismo tiempo para mantener la careta supuestamente “luchadora” (del gobierno) aparentemente el plan no tenía que estar en concordancia con las exigencias del nuevo memorándum, sino que tenía que ser presentado como una iniciativa independiente de la coalición gubernamental Syriza-Anel, y en concreto del ministro G. Katrúgalos.

Merece la pena mencionar que uno de los miembros del Comité era ex director del Instituto de Seguros Sociales, Milcíades Nectarios, ex asesor especial de Kostas Simitis en el ministerio de Comercio, de 1983 a 1987. Es un hombre que conoce profundamente el sector de los seguros privados (en 2011 fue presidente de la junta directiva de Interamerican) y tiene experiencia sobre la mayor agencia de seguros estatal del País: el Instituto de Seguros Sociales. Según algunos fue un período con muchas sospechas sobre los asuntos financieros del Instituto, con el aumento de su presupuesto unos millones de euros a causa del retraso intencionado de su informatización. Sin embargo, como era familiar de Dafne Simiti (esposa del ministro de Empleo y posteriormente primer ministro Kostas Simitis) fueron “tachadas” muchas pruebas inculpatorias contra él: Tuvo un litigio con el anterior director del Instituto acerca de las sumas de dinero exorbitantes gastadas para la página web del Instituto. El status quo político podrido y la apoteosis de la estafa están otra vez presentes, poniendo de manifiesto de manera clara cuál es la condición de todos los que asesoran (dan su opinión) sobre nuestras vidas y nuestro futuro.

III. Hay continuidad en el Estado, al igual que en sus “cerebros”

La Izquierda del Capital, tomando el relevo de los gestores del Poder anteriores, continúa aplastando las relaciones laborales de la misma manera que sus antecesores. Como hemos mencionado muchas veces, la reducción del coste del trabajo, mediante las nuevas condiciones laborales impuestas en los años de la crisis, constituye para los patrones su chaleco salvavidas dentro de los antagonismos en el marco capitalista. Syriza simplemente avanza (camina) por los mismos senderos bien conocidos, tratando de hacer realidad con sus leyes todo lo que sueña el Capital desde hace varios años. Y a decir verdad (la cual es desagradable), muchas de las reformas son realidad desde hace mucho tiempo. Lo que falta es su ratificación constitucional.

La Izquierda de color rosa, después de votar la Ley General sobre la Seguridad Social, en las negociaciones con las “instituciones” presentó un conjunto nuevo de reformas laborales. G. Katrúgalos, como ex ministro de Empleo y como “comunista” según anda diciendo, le encargó al “Comité de Sabios”, como ya hemos citado, la preparación de un plan con conclusiones y con las propuestas del lado griego sobre las cuestiones laborales. Estas propuestas se echarían a la mesa de las negociaciones con los “socios”, estando científicamente argumentadas y basadas sobre las (supuestas) líneas rojas del gobierno.

Si se fija en los que componen el “Comité de Sabios”, se sacará muchas conclusiones útiles. El hombre adecuado para el puesto adecuado. La “sabiduría” del uno ratifica la opinión de otro. El embalaje es la etiqueta del Comité, el cual incorpora perfectamente las órdenes de la clase burguesa de iniciar un nuevo ciclo de acumulación de riqueza. Lo que están proponiendo (mencionado en nuestro comunicado después del ataque al Instituto Nacional de Trabajo y de Potencial Humano) es en realidad aún más reducciones salariales, siendo la culminación la promoción y establecimiento del salario submínimo. También, el refuerzo total de los derechos de la Dirección (patronal): Aumento del porcentaje máximo de los despidos en cada empresa, abolición de todos los convenios colectivos, derecho al cierre patronal (lock-out). Estas son las propuestas del “Comité de Sabios”. Estas son (las propuestas) que se van a aplicar sobre nosotros. Son los gritos de guerra de los de arriba, son la prueba de su arrogancia, o sea que están solos, que no tienen rival. Sin embargo, las cosas no son así y no se podría quedar de brazos cruzados ante la consolidación de una situación semejante. La felicidad de los patrones es la muerte de los proletarios…Pero nuestras vidas no están para el arrastre.

IV. El contraataque por todos los medios es la barricada a la forma moderna de la dictadura de clase

Considerando pues que el “Comité de Sabios” es un tanque grande de reflexión, con las funciones de sus miembros complementándose, con sus conclusiones siendo cuchillos metiéndose en el cuerpo de los proletarios, y con los supuestos “alientos” propuestos para la mejora de la competitividad de la economía griega a nivel internacional, hemos decidido visitar a algunos de sus miembros, presentando nuestras “propuestas” y a la vez poniendo de manifiesto su papel sucio. Así, hemos realizado los siguientes ataques incendiarios:

– La tarde del 23 de diciembre de 2016 a la oficina de Athiná Petroglu, en la calle Vissarionos, 3, en el centro de Atenas. Esta acción fue ocultada por los medios de desinformación. Athiná Petroglu es abogada, especializada en temas asociados con pensiones, y al mismo tiempo es una de las colaboradoras más íntimas de Katrúgalos. Trabajó sobre el nuevo modo de calcular la pensión que le corresponde a cada jubilado, sobre todo sobre las frases que tendrían que ser empleadas en este proyecto (los principios de la igualdad y de la solidaridad social), así que fuera concordante con las clausulas de la Constitución. También, es directora del diario jurídico “Diario del Derecho de la Seguridad Social”. Este diario es una herramienta útil para los directores de los fondos de los seguros sociales. Por lo menos esto se deduce de la “confianza” que le tienen las Direcciones de los fondos de seguridad social durante los últimos años que lo compran sistemáticamente. Queremos mencionar que el Organismo de la Seguridad Social de los Profesionales Libres en 2013 pagó 480 euros por tres suscripciones anuales. También, en el mismo año el Instituto de Seguridad Social de la ciudad de Édessa pagó 160 euros por comprar un volumen de este diario.

– La noche del lunes 2 de enero de 2017 a la vivienda de dos pisos de Eufrosine Kuskuná, situada en la calle Travlantoni en el barrio de Patisia. Eufrosine Kuskuná es presidenta del Instituto Nacional de Actuarios. Se dedica a la creación de modelos matemáticos y a su interpretación, materializando unas ciertas órdenes del ministerio de Empleo, con el fin de alcanzar los objetivos de los memorandos. Participó en el grupo de trabajo de la Unión de Agencias de Seguros de Grecia en la tarea de la aplicación de los modelos internacionales por la Autoridad de Supervisión, con el fin de legislar nuevas normas concordantes a estos modelos internacionales. También, durante muchos años fue miembro del Comité de la Vida y de Comité de Estadísticas de Carreteras en la Unión de Agencias de Seguros de Grecia. También, era miembro del Comité de Gestión de los activos y las deudas de las empresas en las que ha trabajado. Notamos, pues, que tanto ella como Milcíades Nectarios, tienen fuertes intereses en el sector de los seguros privados.

– La noche del miércoles 4 de enero de 2017 a la oficina de Demetrio Burlos, abogado especializado en asuntos laborales y editor de la revista “La Legislación del Instituto de Seguridad Social”, situada en la calle Navarinu, 15, en el barrio de Exarjia. Este es la figura de la persona que sale en la tele en todos los canales y programas. Sale casi diariamente en varios debates televisivos, supuestamente mostrando comprensión por lo que sufren los trabajadores y los jubilados, mientras que trata de convencer de que no está de acuerdo con la legislación que está por aprobarse.

– La tarde del mismo día a las oficinas de la Fundación de Temístocles y Demetrio Tsatsos, ubicadas en la calle Acadimias, 43, en el centro de Atenas. El presidente de la junta directiva de esta fundación es Jenofonte Kontiades. Este es profesor de Derecho y Seguridad Social. Merece la pena mencionar que fue miembro suplente del Consejo Científico Central de las cárceles de 2000 a 2003. La fundación citada anteriormente constituía uno de los mayores centros de la intelectualidad dirigida y de la Derecha iluminada de años anteriores, transformándose por supuesto su carácter y sus procesos según las condiciones formadas en cada entorno (ambiente) económico, político y social.

Queremos recordar que la cooperación de dichas escorias, o sea de los cerebros orgánicos y los expertos sistémicos, con los políticos y los patrones, será respondida, será estudiada y siempre estará en el punto de mira. Esto es lo que debe hacer cada luchador y luchadora, cada colectividad política, cada estructura combativa: Reflexionar de manera crítica pero siempre evolucionada, y actuar de manera agresiva, teniendo como objetivos el enfrentamiento y la ruptura.

Debemos crear ya las células de la futura sociedad con la que soñamos, fortalecer las comunidades de lucha existentes en todos los campos, siempre con el fin de reproducirlas. Debemos conectarnos con los segmentos de nuestra clase, con todos los que no son enemigos suyos y que son potenciales defensores de sus intereses, con todos los que no han picado el cebo tirado por el Régimen con sus decaraciones sobre “un futuro mejor”, con todos los que no se han incorporado y no se han absorbido. Debemos luchar en la práctica junto a los enemigos del Estado y del Capital. Debemos estar donde merece la pena batallar, y al mismo tiempo estar ausentes de donde fluye el veneno del pensamiento del Poder y de la Soberanía en todas sus facetas.

Parafraseando a Debor decimos que “la misión histórica de la consolidación del mundo de la libertad no será llevada a cabo con los compromisos del reformismo o en la acción conjunta con las reliquias pseudo-revolucionarias… sino solamente por la clase que es capaz de disolver a todas las clases, entregando (delegando) todo el Poder a los consejos proletarios…donde las personas están directamente asociadas con los sucesos, o sea con la historia universal, donde e diálogo está armado para imponer sus condiciones y triunfar…”

Comunidades de lucha teniendo como herramientas la auto-organización, la solidaridad y la ofensiva.

Por la revolución social. Por la anarquía.

Desconexión de los compromisos de nuestra época. Formación de los colectivos políticos adecuados (necesarios). Organización de las estructuras combativas del movimiento.

Atenas, enero de 2017,

Grupo de contraataque revolucionario

El texto en griego.

[México] La comunidad de Suc-Tuc en Campeche decide conformar un autogobierno ante corrupción y represión de sus autoridades

15941001_690919024408604_2504680982688502753_n

 "Lo imposible sólo tarda un poco más"

-Alguien lo dijo. Hoy se replica en los muros (de la calle y del Facebook)-

Demián Revart

Hacia un panorama donde nosotros pongamos los reflectores

El orden capitalístico actual, ordena las imágenes del mundo –y la información- a su conveniencia. Las alternativas que muchos buscamos ante el deterioro global y esa dictadura mediática que impide que más personas tengan conocimiento de ellas, también se centraliza en vanguardias, en resistencias históricas, dejando en segundo plano otras propuestas que emergen, incluso, más sólidas que éstas.

La rutina del trabajo -y el estudio- no refiere únicamente a la explotación de nuestro tiempo, energía y oportunidades para realizar otras actividades que no recaigan en la monotonía, en el "desearía no estar aquí", le resta también panorama a nuestro entender-el-espacio, a ver otras geografías, a la posibilidad de entrelazarnos de sujeto en sujeto, de causa en causa. No es imposible salir de nuestras esferas.

Mientras se sigue hablando como principales tópicos sobre el #NoAlGasolinazo, la presidencia de Trump, la hipocresía de Obama en su último discurso, etc., una comunidad maya alejada de la metrópoli, se ha convertido en un nuevo estandarte de ese discurso que se repite y repite hasta el cansancio -y como la dieta que uno se propone para año nuevo- pocas veces se lleva a la práctica: ¡es hora de organizarnos!

En el municipio de Hopelchén en Campeche, la comunidad de San Franciso Suc-Tuc ha decidido regirse por usos y costumbres. ¿Qué significa esto?, los días 9, 10 y 11 de enero, tras una jornada de históricas asambleas deliberativas, los pobladores eligieron a un Consejo de Gobierno autónomo y a tres representantes que fungirán como tesorero, secretario y comisario, todos ellos, desconcentrados y revocables para la administración que se plantee en futuras asambleas, una diferencia radical de lo que enmarca el viejo orden constitucional.

Ahora, velarán por la gestión autónoma del territorio y la vida social en pos de los intereses comunes, y ya no por los que el Estado-Ayuntamiento siempre ha transformado en negocio y lucro de unos cuantos.

18suc3

De la humillación silenciada a “la solución está en nuestra voz”

Suc-Tuc es un territorio comunal relativamente minúsculo que es atravesado por la carretera Campeche-Holpechén-Bolonchén, modernizada a mediados de 2015. Su sustento económico se consolida en la apicultura y la agricultura, principalmente en la producción del maíz criollo. En cuanto a la población, la mayoría es de descendencia maya y un 80% aún habla la lengua nativa, hay otros grupos como algunas familias guatemaltecas que se han incorporado a la localidad (representan a lo mucho un 2% de la población). Las cifras oficiales calculan un aproximado de 1179 habitantes, aunque ellos dicen que “empadronados sólo somos 653”.

Hay más factores a considerar para la lectura de este territorio. Desde su inmigración a México en 1922, algunos grupos de menonitas habitan en la ruralidad de Campeche, fenómeno demográfico que con el tiempo marcaría una clara segregación racial y de privilegios entre la mayoría productiva –indígena y mestiza- y la minoría –menonita-, esta última respaldada por los órganos estatales.

El despertar por la autogestión y un nuevo panorama de vida en Suc-Tuc tiene su primer cauce en el hecho de que el gobierno concesionara a Monsanto Company el 6 de junio de 2012 –con aval de la SAGARPA y SEMARNAT- 253,000 hectáreas para la producción de soya genéticamente modificada y otros productos. Entre los pilares más beneficiados por este jugoso e ilegal negocio, se encontraron familias menonitas y sub-empresas asociadas a este ecocida monopolio de transgénicos que instalaron sus maquinizados para comenzar a sembrar, y a la par, propiciaron una inmensa deforestación que se tradujo en serios problemas de la producción para los apicultores (de los 10-15 tambores que producían diariamente, la cantidad se redujo a 2-3).

268212-48997776521365ac5_pf-3682ogp130525-monsanto5-f-1024x683

La lucha fue de golpe en esos años y la gente se instruyó en el reto de la espontaneidad. “Cuando supimos y oímos lo de los transgénicos, que tampoco sabíamos qué cosa eran, ya los teníamos aquí. Luego, a través de nuestra organización, fuimos sabiendo qué cosa es transgénico, qué daño hace y quién lo trae. Entonces nos pusimos alerta y vimos también de los efectos que estaba haciendo en la apicultura” [1], narra José Luis, campesino maya y activista en torno a este primer precedente de organización.

Aunque los cultivos ilegales y estas afectaciones ocurrieron en las comunidades vecinas de Suc-Tuc (ubicadas en el centro de Campeche y en la frontera con Yucatán), fue el proceso de irrigación química por avionetas la causa de que se viera un daño directo en el ejido. La salud también ha estado en riesgo. En agosto de 2016, salieron a la luz pública diversas investigaciones del Centro de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México (EPOMEX) de la Universidad Autónoma de Campeche, confirmando la presencia de glifosato en el manto freático de Hopelchén, así como en la sangre y orina de mujeres y niños de Ich Ek, Suc-Tuc, San Juan Bautista Sacabchén y Crucero San Luis, donde productores menonitas han usado durante años ese herbicida, considerado como una mortal sustancia cancerígena [2].

Aunque la distancia es abismal entre los privilegios laborales de estos dos grupos, no existió un conflicto que llegara a la violencia en la región.

La mente es propensa a trazarse un solo rumbo, monótono, rutinario. Autoelimina las posibles alternativas para vivir de una manera más complaciente y placera, todo ello por la resignación y el temor de sacar a flote la conciencia, sentimientos negativos que provoca la explotación del trabajo y la falta de oportunidades en el campo, las provincias y –desde la Colonia- en las comunidades indígenas.

Un futuro incierto era lo único seguro para la gente de Suc-Tuc. Un imperio inconsciente cimentado en el “así nos toco vivir y así serán las cosas”. Reitero: era, en pretérito.

Y entonces… ¿qué es lo que provocó que Suc-Tuc decidiera autodeterminarse y trazar un nuevo rumbo? Vayamos a los hechos recientes. Por los primeros días de diciembre del año pasado, la comunidad tomó por asalto la iniciativa de reunirse, discutir y deliberar desde las suspicacias algo que inquietaba a la mayoría –aunque en principio, afectando directamente sólo a una minoría-. Posteriormente y con documentos oficiales a la mano -obtenidos por algunas instancias que investigan la supuesta ‘transparencia’ de los organismos gubernamentales-, el domingo 4 de diciembre, la población comprobó que la comisaría municipal Olivia Esther Ucán Chan, se constreñía en corrupción; desvió recursos y falsificó firmas en distintos documentos lícitos que corresponden a un programa de becas para jóvenes en la comunidad, padres de familia denunciaron la falsificación de identidades en esos documentos y, por obviedad, que el apoyo nunca llegó a sus manos.

La gente enarboló protestas en la cabecera de Hopelchén. El 14 de diciembre, la asamblea acudió al Ayuntamiento del municipio para ingresar la denuncia donde se acusa de fraude a la comisaria. De esa movilización, el poder municipal y el secretario del Ayuntamiento, Javier Soberanis Acosta –un personaje clave para entender el teatro que el gobierno ha montado contra el movimiento- se comprometieron a convocar a una reunión resolutiva, sin embargo, pasó que sólo dieron largas y largas.

El día acordado tuvo fecha el 16 de diciembre. Con cinismo, ninguna autoridad gubernamental se presentó a la reunión, a lo que, con gran enojo, los pobladores bloquearon la carretera Campeche-Hopelchén durante la noche. Después de tres horas llegaron tres funcionarios del Ayuntamiento a dialogar,  se acordó “resolver el conflicto” en una asamblea en la comisaría ejidal de Suc-Tuc. El primer punto resolutivo fue la destitución definitiva de la comisaria. Al finalizar por la madrugada del 17 de diciembre, -ya cuando se había firmado la minuta con los acuerdos, e incluso, una persona iba en camino a la casa de Ucán Chan para que firmara su renuncia-, arribaron 4 camiones cargados de antimotines. Armados con gases lacrimógenos y macanas, ingresaron al lugar de la reunión con violencia verbal y psicológica en todo momento, hasta que empezaron a golpear a los pocos pobladores que aguantaron todo el día en la junta; detuvieron a 3 de ellos (Diego Armando Poot Pech, José Alfredo Poot Aguayo y Sergio Echazarreta Ucán). Afuera del lugar, corretearon, aventaron piedras y gases lacrimógenos a la gente que salió a auxiliar a los primeros agredidos, golpearon y rompieron los vidrios de varios automóviles y motocicletas por “puro gusto” [3]. La gente responsabiliza como actor intelectual de estos hechos al gobernador de Campeche, el priísta Alejandro Moreno Cárdenas, acusado de múltiples represiones durante su mandato desde septiembre de 2015.

17suc2
Motocicletas y automóviles fueron dañados durante la represión policial.

Testigos que se encontraban en la junta, narran que al ingresar los antimotines de la Policía Estatal Preventiva (PEP), les gritaron con matiz de amenaza “¡liberen a los detenidos!”, a lo que mostraron estupefacción, pues las personas del gobierno “estaban sentados y hasta se estaban tomando un refresco”. Y en efecto, el contralor que fungió como instancia legal en la asamblea, acusó a los manifestantes de “privación ilegal de la libertad” y “obstrucción de las vías públicas”, delitos fabricados que se les imputan hoy en día. Como colofón, el “agredido” denuncia, literalmente:“firmé en contra de mi voluntad, la gente me retuvo”.

La organización Ka’ Kuxtal Much’ Meyaj A.C. [4] –de la cual forma parte uno de los presos- dio testimonio, de igual manera, sobre los hechos en un comunicado virtual, enunciando que “(…) la comunidad se replegó, muchos buscaron refugio para no ser víctimas de los golpes que la policía estaba dando, sin embargo, otros más se enfrentaron al ver que se estaban llevando a sus amigos o familiares, algunos pudieron liberarse, pero cuatro personas fueron subidas a las camionetas de la policía. De estas cuatro, una persona fue regresada a la comunidad. Las otras tres se encuentran detenidas. Una de estas personas, es miembro de nuestra organización” [5].

17suc3
Habitante golpeado durante la madrugada del 17 de diciembre.

Ese clima madrugador de violencia, mentiras y rabia, despertó aún más la participación de la asamblea de Suc-Tuc. Se endurecen los bloqueos carreteros. Los mitines afuera del Congreso del Estado radicalizan su tonalidad. Bajo las consignas “no somos pandilleros, somos una comunidad indígena que exige justicia” y “el gobierno reprime al pueblo de Suc-Ttuc” más gente asiste a las movilizaciones con el ánima de colaborar por la liberación de los 3 presos. Actualmente, Sergio, Diego y José Alfredo se encuentran en calidad de ‘prisión preventiva’ en el Penal de San Francisco Kobén.

En las mesas de diálogos posteriores al 17 de diciembre, las autoridades se centraron -¡mágicamente!- en la sustitución de la comisaria, de los tres presos se habló muy poco. Algunos de los argumentos que las autoridades jurídicas utilizan como retórica, son que “no hay pruebas contundentes, por eso no los trasladaron a la ‘grande’, se les da 3 meses de prisión preventiva (…) para el 31 -¡¿de marzo?!- estarán de nuevo en sus casas”.

Aunado a eso, la población se entera de que la comisaria Ucán Chan sigue sellando y validando documentos desde su domicilio, por tanto, el mensaje de que el Estado seguirá desatendiendo las peticiones del movimiento se convirtió, más bien, en un mensaje de humillación que encontró su último segundo de vida. La comunidad cierra el telón diciendo: “ya no vamos a seguir yendo al Ayuntamiento a manifestarnos, vamos a organizarnos localmente para elegir a nuestros representantes y cambiar de rumbo”.

15966322_690919041075269_7735908422184495689_n
La asamblea comunitaria delibera y elige a sus nuevos representantes en un acto de democracia directa.

El proceso

Vale no ser perniciosos, por lo que es de gran relevancia asentar que sería demasiado optimista dar de facto la instauración del autogobierno, al menos no en estos momentos, una definición concreta de lo que ocurre en Suc-Tuc es, como el título de este texto, la decisión mayoritaria de la comunidad por conformar y regirse en un autogobierno comunal. Los resultados y experiencias serán los factores determinantes para que en un futuro no muy lejano se escriba en todas partes que “Suc-Tuc es una comunidad autónoma”.

Así, podemos dibujar el cómo se gestó el proceso comunitario:

La convocatoria para elegir a sus autoridades por usos y costumbres se difundió de voz en voz para realizarse el 9 de enero, no obstante, la asamblea fue disuelta por la provocación de un agente infiltrado del PRI, desviando los objetivos que la gente ya tenía bien pensados, ocasionando a su vez que la asamblea se pospusiera para el siguiente día.

Ya el 10 de enero por la noche, Suc-Tuc eligió a los integrantes de un Consejo de Gobierno autónomo y a tres representantes que fungirán como tesorero, secretario y un nuevo comisario, respectivamente. Casi al finalizar este histórico momento,  hizo acto de presencia -con total exasperación- Javier Soberanis, intimidando e intentando volver a desviar los acuerdos logrados.

Los abogados y defensores de derechos humanos que integran la organización Caracol  ODDH -acompañantes  y traductores también en otras instancias de diálogo con los distintos niveles de gobierno-, difundieron en sus redes sociales que (...) a pesar de que en todo momento el secretario del Ayuntamiento trató de decirle a los pobladores que no era correcto elegir por usos y costumbres, “ya que en Campeche no existe ninguna comunidad que se gobierne así” y que esperaran los tiempos y procesos electorales del municipio, los pobladores eligieron a sus representantes y levantaron un acta de acuerdo, reconociendo así la nueva administración popular”. Como arma jurídica –que dejó sin argumentos a Soberanis- dieron lectura a los Artículos 2° y 39° constitucionales, pautas vigentes para la elección popular en cualquier momento.

La votación fue un acto de democracia directa con base en la confiabilidad y el apoyo mutuo que muestran tanto pobladores como los representantes electos. Es un nuevo esquema sin la participación directa/indirecta de los partidos políticos [6] y que descansa en una total horizontalidad.

El 11 de enero por la mañana, el pueblo llevó el acta del nuevo Consejo de Gobierno a la cabecera de Hopelchén. No resultó agradable el encuentro. En entrevista con Tribuna Campeche, los pobladores denuncian que el Ayuntamiento se negó a quitar del cargo a la comisaria, textualmente, diciendo que “lo más viable es que ella renuncie y facilite las cosas al pueblo”[7]. ¿Qué esperanza podemos tener en que una persona con tanto poder y con un estilo de vida resuelto a costa del trabajo productivo de los demás, renuncie a dichas comodidades de la noche a la mañana? Se les achacó con otras palabrerías, argumentándoles que “se tienen que esperar a 2018 porque ustedes eligieron a la comisaria (…) está bien que se organicen, pero su representante sólo puede ser civil, no comisarial”.

Si analizamos estas declaraciones podemos afirmar que… ¡es irrebatible!, el Estado busca todas las piezas de distracción-confrontación discursiva para ‘ganar tiempo’ y evitar que el autogobierno de Suc-Tuc logre consolidarse y comience a operar. De igual forma, Caracol ODHH informa que “Soberanis no quiso recibirles el acta porque no estaba "sellada" con el sello de la ex-comisaria, a pesar de que el acta consta de firmas de la mayoría de los pobladores empadronados de la comunidad”, pretexto difícil de superar bajo el esquema de la legalidad, ya que la comisaria no ha salido a la luz pública desde el conflicto que se desató a inicios de diciembre.

15621768_679648002202373_1524579266024196971_n

La solidaridad definitiva

Construir un autogobierno comunal no simboliza una salida temporal, es un germen que se trabaja día con día, es una tarea político-organizativa que conlleva demasiado esfuerzo y vulnerabilidad para quienes lo integren y respalden. El Estado es hostil y buscará todas las maneras existentes para contrarrestar la fuerza de la gente de Suc-Tuc, por ejemplo, el retiro de programas sociales, las becas –irónicamente, el punto de lanza de este movimiento-, la intimidación policial [8] y hasta decisiones extremas de represión violenta como se observó en la madrugada del 17 de diciembre.

La solidaridad debe ser urgente y DEFINITIVA por parte de México y el mundo, tanto por la liberación de los presos como para evitar el desmantelamiento del proceso.

Por eso decimos: que los textos no vacilen sólo en la información, dotémosles de un sentido práctico. Repliquemos lo que sucede en Suc-Tuc de voz en voz, en las calles, en el internet, por todos los rincones existentes. Estemos atent@s, ¡encendamos y coloquemos los reflectores –de los cuales escribí al inicio del artículo- allí donde se necesitan!

¡SOLIDARIDAD DEFINITIVA E INTERNACIONAL CON LA COMUNIDAD DE SUC-TUC!

¡LIBERTAD INMEDIATA E INCONDICIONAL A SERGIO, DIEGO Y JOSÉ ALFREDO, PRESOS POR LUCHAR POR LA VERDAD Y LA AUTODETERMINACIÓN!

¡LA AUTONOMÍA ES LA VIDA, LA SUMISIÓN ES LA MUERTE!

suctuc-EDITADA-1024x932


Notas críticas y referencias

[1] “Los mayas de Hopelchén resisten a la muerte de su maíz, sus abejas y su pensamiento” en Red en Defensa del Maíz, Gloria Muñoz Ramírez, 08 de marzo de 2014. http://redendefensadelmaiz.net/2015/09/opinion-mayas-de-hopelchen/#&panel1-9

[2] “Encuentran glifosato en manto freático, agua embotellada y orina de habitantes de Hopelchén”, La Jornada por  Lorenzo Chim, 30 de agosto de 2016, p. 28. http://www.jornada.unam.mx/2016/08/30/estados/028n1est

[3] Entrevista  a Leonardo Poot Pech, padre de Diego  Armando Poot Pech, uno de los detenidos del 17 de diciembre. “Sin justicia e igualdad” en ¡Por esto!, Dignidad, identidad y soberanía, por Adrián Ferráez y Jorge Caamal, 28 de diciembre de 2016. https://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=31&idTitulo=528645

[4] Ka’ Kuxtal Much’ Meyaj A.C  “Organización indígena en defensa de las semillas” es una agrupación originaria de Hopelchén que apuesta por “construir como parte del pueblo maya, las condiciones educativas, organizativas y productivas para el buen vivir de nuestras comunidades”. Se ha dedicado enérgicamente a la concientización de la importancia de enfrentar al monopolio de la cosecha de transgénicos, logrando ganar amparos contra Monsanto. Han organizado también el “Festival de las Semillas Nativas” desde el año 2008,  replicado en Iturbide, Dzibalchén, Suc-Tuc y otras comunidades de Campeche y Yucatán.

[5] Pronunciamiento de Ka' Kuxtal Much' Meyaj A.C. sobre la represión ocurrida en San Francisco Suctuc, 18 de diciembre de 2016. Publicación en Facebook: https://www.facebook.com/kakuxtalmm/posts/1118146738283452

[6] No es una asamblea que discrimine, al contrario, invita cordialmente a que los “hermanos partidistas” participen, pero dejando de lado las banderas y los colores. Es lógico, los restos de la sociedad ulterior y su democracia representativa no se erradican de tajo, sino con la participación mayoritaria en un nuevo diagrama político.

[7] “Que renuncie Comisaria Municipal de Suc-Tuc”, Tribuna Campeche, 12 de enero de 2017. http://tribunacampeche.com/municipios/2017/01/12/renuncie-comisaria-municipal-suc-tuc/

[8] En entrevista con Caracol  ODHH, nos relatan que “la presencia policial es intermitente, a lo mucho hay 1 o 2 patrullas que rondan de forma esporádica en Suc-Tuc”. Otras causas que aminoran la presencia policial son la lejanía territorial a las cabeceras de Holpechén y Campeche, y el cobarde asesinato a golpes de Dennis Abraham Canché Trejo, ingeniero agrónomo y vecino de Bolonchén de Rejón el 1 de noviembre de 2014, por policías estatales.

Publicado el 13 de Enero de 2017 en:

http://rupturacolectiva.com/la-comunidad-de-suc-tuc-en-campeche-decide-conformar-un-autogobierno-ante-la-corrupcion-de-sus-autoridades/

Especial: 
México
Enlaces relacionados / Fuente: 
http://rupturacolectiva.com/la-comunidad-de-suc-tuc-en-campeche-decide-conformar-un-autogobierno-ante-la-corrupcion-de-sus-autoridades/

La política en su ocaso, acerca de un libro de Emmanuel Rodríguez

 

La lectura crítica del último libro de Emmanuel Rodríguez nos es útil para poder realizar una reflexión más general sobre una serie de cuestiones, que se tocan en el libro, a partir de lo acontecido en esta zona del mundo desde el 2011: cuestiones que van desde el 15M a la naturaleza de Podemos y el “asalto institucional”, desde la definición de las clases a la descomposición del capitalismo, desde la democracia al carácter estratégico o/y programático de un proyecto comunista (incluyendo si éste ha de ser o no revolucionario).

Por eso es quizás interesante poder dividir este texto en partes que toquen lo que creemos constituyen los aspectos más importantes.

A) En primer lugar aconteció lo sorprendente, el 15M como descarga eléctrica, como pandemia que asaltó ciudades y fronteras con su contagio viral, la semilla germinó al contacto de miles de cuerpos que rompieron su aislamiento. Como dice el mismo Emmanuel, el acontecimiento fue imprevisible, su letra no estaba escrita en los acontecimientos anteriores. Compartimos estas reflexiones del autor que van en la línea de lo que Bordiga llamaba ionización social. La revolución es un auténtico seísmo social que llega de manera imprevista, lo que se encuentra separado (e idiotizado) en los tiempos normales (partículas fragmentadas que se dan entre sí la espalda) se transforma, en una inmensa convergencia espontánea, durante los tiempos concentrados de revuelta, rebelión y revolución. Un germen de eso fue lo que vivimos en el año 2011, desde Tahrir al 15M, desde Siria a Estados Unidos… Esa descarga eléctrica, que forma la comunidad de lucha contra el capital y el Estado, expresada en todo fermento revolucionario, es lo que posibilita pensar la posibilidad del comunismo como un movimiento real que supera las condiciones existentes. El comunismo no es un movimiento ideal e ilustrado sino que surge de los antagonismos sociales que se determinan en el suelo del conflicto social y de las determinaciones que, dicho antagonismo, impelen a romper y superar las separaciones que caracterizan la sociedad del capital. Las revoluciones no son obra de minorías ilustradas sino de los movimientos telúricos de las inmensas mayorías sociales, del proletariado que se constituye en clase, las revoluciones no se crean desde minorías previas de vanguardia, se dirigen desde la misma clase que se constituye en Partido. Si bien Emmanuel lee de manera correcta la primera parte de nuestro argumento no lo hace con sus consecuencias y determinaciones programáticas ulteriores, veremos que esto es normal debido a la ausencia de una perspectiva programática de tipo revolucionario y comunista por parte suya. De esta manera tiene una dificultad (común al activismo de izquierdas español más radical) en leer y analizar el carácter irregular de toda lucha de clases en la sociedad del capital que no sea capaz de transcrecer en un sentido revolucionario y sobre todo destruir las categorías centrales del capital como relación social (el dinero, la mercancía, el Estado, la democracia…). La irregularidad es consustancial a la reproducción atomizada del dominio del capital, éste encuentra su nodo central en la subsunción del trabajo en el capital, a diferencia de las perspectivas gramscianas, tan de moda en la actualidad, que hacen de la hegemonía del capital algo voluntaristas y extraeconómico dominado por los aparatos comunicativos y educativos de la burguesía. En el momento en que refluye la ionización social resurge la inercia social a la atomización social. Pero eso no tiene que ser una condena de Sísifo, una tormentosa piedra con la que cargar siempre, la revolución (como bien vislumbraba Marx) es un topo que elabora de modo subterráneo para poder emerger con más fuerza y determinación en el futuro (es lo que ha hecho en numerosas ocasiones en el pasado) y es a dicha convergencia asintótica a la que tenemos que prepararnos los comunistas. Hay que recordar siempre las últimas palabras de Rosa Luxemburgo: «La revolución fue, es y será».

B) Esta lectura es la que lastra en análisis ulterior de Emmanuel Rodríguez que en realidad es común al llamado momento electoral. La incapacidad de entender lo inercial del reflujo tras un momento de ascenso y creación social como fue el 15M. La apología de lo social se convirtió en su contrario, la apología de la autonomía de lo político e implicó la disolución de buena parte de “los movimientos sociales y de la izquierda radical” en el fenómeno Podemos. Emmanuel realiza de ello un análisis periodístico, documentado en los hechos acaecidos, utilizando una metáfora para ello: “el techo de cristal” de los movimientos. La imposibilidad de instituir un poder constituyente desde lo social llevó a buscar instituirlo desde el asalto institucional. Como hemos visto en la parte anterior de nuestro texto, este límite se debe a la incapacidad de entender el carácter irregular de la lucha por el comunismo en la sociedad del capital y, en última ratio, en la ausencia de una perspectiva de clase por parte no sólo del autor sino del conjunto de la izquierda y la extrema izquierda española (cuando hablamos de perspectiva de clase, como quedará claro en las notas posteriores, no estamos defendiendo una perspectiva sociológica de ésta). En realidad esta parte del libro pierde potencia crítica en relación a otras partes (como no podía ser menos) debido a que la idea del asalto institucional por parte de los movimientos sociales es común a todo el espectro de la izquierda “radical” española y no sólo al núcleo fundador de Podemos. En esta perspectiva, se encontró también tras el 15M la corriente autónoma, vinculada a la librería madrileña Traficantes de Sueños, en la que milita el autor desde hace lustros. La contraposición entre política estatal y municipalismo es una polarización muy frágil como demuestran los ejemplos de Ahora Madrid o de Barcelona en Comú. En última instancia, y como indicábamos al inicio de este punto, esta fragilidad es un límite colectivo, la del autor y su corriente de referencia, el movimiento autónomo madrileño, una corriente que realizó históricamente una apología del crecimiento endógeno de lo social y de los movimientos sociales (pensamos por ejemplo a la experiencia de Lucha Autónoma), como contraposición institucional pero sin referencias programáticas, como si la forma de lo social constituye una garantía en sí misma. Y, sin embargo, la revolución no es una cuestión de formas sino de contenidos. Este vacío programático se convierte con el paso del tiempo en lo contrario, en la necesidad de una intervención política en las instituciones desde los movimientos. Una trayectoria muy influenciada por la misma evolución de la autonomía italiana y por referentes como Antonio Negri.

C) Podemos es criticado justamente como un modelo centralista, jacobino, pragmático y populista. La máxima expresión de esto fue el modelo que emergió en Vistalegre I donde el Secretario General tenía más poder formal que un Secretario General del PCUS (Pablo Iglesias podía nombrar a su dirección ejecutiva de confianza y, sin embargo, la formalidad de organismos fue mantenida incluso en los tiempos del PCUS de Stalin, como para su desgracia descubrió Beria cuando fue purgado por el resto de la dirección rusa en la batalla de poder que emprendió contra él Kruschev). Ahora bien, y como decíamos anteriormente, la solución no se encuentra en un terreno formal, no se trata de oponer un modelo más federal o de control de los círculos (como en su día realizó Izquierda Anticapitalistas) o municipalista (como realiza el autor) porque el problema es de sustancia, es de contenidos, se encuentra en la misma idea del asalto institucional, que conlleva el sometimiento a una lógica estatal que no controlan sus fautores. Como dijimos en su día ¿Quién asalta a quién? Es la función institucional, de gestión del capital, quien determina a quien ocupa el cargo y no al contrario, lo que deriva de la lógica impersonal y abstracta del dominio del capital. Uno, bajo una sociedad donde reina el flujo permanente de mercancías, no puede ocupar un cargo estatal y hacer que estas no fluyan, y en esto consiste en buena medida el dominio del capital y con él el desastre catastrófico al que somos abocados permanentemente como especie.   

VISTALEGRE PODEMOSD) Como analiza con pericia Emmanuel Rodríguez, Podemos se ha convertido en un partido entre otros, un partido como los demás (en cualquier caso no estaría de más que si eso es así se abandonase dicho partido ya sea formalmente o como personalidad afín). La intriga es el modo permanente de ser de la organización, un tacticismo continuo e hipersensible a los cambios mínimos de coyuntura, conspiraciones palaciegas como el día a día que ritma la organización o luchas de poder dignas de familias napolitanas. Nada de esto es exagerado, más bien se queda corto. En parte apunta a que se debe a la misma lógica electoral y al estatismo que atenaza a la perspectiva de Podemos desde su fundación. En esa misma línea, habría que escarbar más profundamente en la perspectiva de lo que decíamos más arriba, pero sobre todo en una crítica general a la democracia, de la que se encuentra muy alejado alguien como Emmanuel Rodríguez. A nosotras y nosotros no nos extraña que un Partido como Podemos se haya convertido en un partido como los demás, llevamos sosteniendo esa perspectiva desde 2014, no es una perspectiva accidental es sustancial a la política institucional y burguesa. Una agrupación que se reúne para la conquista del poder político, donde el moralismo del análisis sobre la sociedad (el problema no es del capitalismo sino de que hay una casta muy mala que se comporta de modo vampiresco frente a las mayorías sociales) se troca en su contrario en el interior de la organización: donde todo está permitido, los navajazos continuos y a traición, las rupturas de las amistades antiguas, los odios cainíticos que se expresan públicamente como fraternidades sinceras, como han dicho públicamente algunos de los protagonistas de estas peripecias a veces perciben que no son creíbles ni a sí mismos. Podemos no es sino una expresión nueva y más descompuesta de la antropología burguesa, de su fragmentación sustancial, de la guerra de todos contra todos, de las luchas y conflictos entre familias, etc. Lo que une no es una comunidad en lucha por un objetivo emancipatorio, una comunidad moral y práctica en pos de un objetivo común, donde es fundamental la coherencia humana y práctica con esos objetivos. La política acostumbra a lo peor de nuestra especie, a la separación y escisión típicas de la sociedad del capital, a decir una cosa y a hacer lo contrario. Y lo peor, en el caso de Podemos, es que rompe a personas que sinceramente querían luchar por un mundo y una humanidad mejor (aunque lo hiciesen desde una perspectiva muy equivocado en lo programático desde nuestro objetivo comunista), las rompen definitivamente para una lógica emancipatoria, porque se vuelven a casa o porque se acostumbran a la lógica bélica y desdoblada de la política burguesa.

Emmanuel en su libro critica con especial esmero al llamado sector errejonista por su reducción de la realidad del cambio a una política de discurso y de marketing electoral. Obviamente no nos podemos encontrar más alejados de esta visión profundamente postmoderna de la realidad social[1], pero nos oponemos por principio a legitimar un mal menor. Además dentro de Podemos ¿quién sería el mal menor? ¿Pablo Iglesias y su cultura y praxis inspirada claramente en los viejos partidos comunistas de estalinista memoria? o ¿Anticapitalistas y su subalternidad continua a los aparatos de Podemos, vinculados a Pablo Iglesias, y, por ende, a la institucionalidad estatal y electoral?

E) En el libro de Emmanuel es permanente su análisis acerca de las clases medias. Ahora bien ese análisis es muy confuso, a veces parece estar hablando desde un enfoque sociológico pero de carácter distributivo, por el cual serían clases medias las franjas de la sociedad que ganan entre 21.000 y 60.000 euros anuales, que tienen un determinado estatus social, capital cultural y académico y un determinado nivel de consumo. Sin embargo, en otras partes del libro, y en un artículo reciente[2], da un carácter más ideológico de la clase media, diferenciándola de la pequeña burguesía mercantil y propietaria, las clases medias serían el efecto del Estado y la negación de la clase, y en este sentido suponen la realización del Estado burgués ideal, sin antagonismos y fracturas sociales que le atraviesen, la clase media viene a ser de este modo el pueblo del Estado, despolitizado pero alimentado, vestido y protegido por éste. Esta perspectiva histórica y subjetiva, que defiende Emmanuel en el artículo citado, es más afín a la que podemos defender nosotros. Ahora bien, aún no explica adecuadamente, en nuestra opinión, cómo la clase media no es el efecto sólo del Estado sino de la misma naturaleza mercantil y fetichista de la dinámica del capital, que atomiza y fragmenta la sociedad, disolviendo las relaciones sociales en efectos del movimiento del capital percibido como una cosa. En nuestro enfoque, la clase media es la negación de la clase por parte del capital, es una expresión de la representación del trabajo dentro del capital que caracteriza a la socialdemocracia como partido histórico. Y es que el trabajo, como explicaba Marx, no sólo no está en contradicción con el capital sino que es su esencia, su permanente sustancia, quien está en contradicción es el trabajador en cuanto ser humano vampirizado permanentemente por parte del capital[3]. La relación de esta perspectiva con el marxismo dominante en la II y III Internacional por parte de Emmanuel es correcta, así como la descripción del marxismo oficial como Lassalliano (enemigo acérrimo de la perspectiva de Marx como se puede comprobar en su Crítica al Programa de Gotha). Ahora lo que está completamente ausente en Emmanuel es una perspectiva comunista, que parte del movimiento real que supera las condiciones concretas existentes, las ausencias programáticas y teóricas lastran decisivamente las reflexiones, a veces interesantes y estimulantes que puede realizar el autor. El comunismo como posibilidad concreta nace del antagonismo social inscrito en la relación fundante de nuestras sociedades, la relación entre capital y trabajo, en este sentido el proletariado se enfrenta al capital no en cuanto representante del trabajo sino en cuanto que su condición humana se ve enajenada, fragmentada, violentada permanentemente por parte de la dinámica abstracta e impersonal del capital. Esta realidad permanente e invariante de la relación capital-trabajo es la que vuelve actual siempre la posibilidad de que el proletariado se constituya en clase y, por ende, en partido que lucha por afirmar su fuerza y el comunismo.

De ahí lo falso de todas las teorías innovadoras y modernizadoras que pretenden hablar de la desaparición del proletariado, éste sólo puede desaparecer (positivamente) en el comunismo, a partir de su lucha consciente por la abolición de todas las clases sociales. En el capitalismo, la relación entre capital-trabajo no es contingente sino fundante y, por ende, amenaza siempre con aparecer y con ello la misma posibilidad del comunismo. Éste junto a la revolución no supone la ficción de una gran ordalía, como sostiene Emmanuel, producto de un pensamiento ilustrado, sino que supone un eterno-retorno mientras sigamos sometidos al reino del capital. Sus continuos e irregulares estallidos exigen, como decíamos al inicio de este texto, el encuentro de los comunistas como parte orgánica de la misma clase (no como la conciencia externa de kautskyana-leniana memoria).

F) Emmanuel reconoce la tendencia a la descomposición de la sociedad de las clases medias y en la parte final a partir de la referencia al libro de Corsino Vela[4], pero debido a los límites anteriormente indicados no explica su carácter irreversible debido al agotamiento de la sustancia del capital (un valor hinchado de valor alimentado de trabajo abstracto). Un límite vinculado en última instancia a la no comprensión del capital como una relación social reproducida permanentemente por un sujeto, el proletariado, que en este sentido puede permanentemente ponerlo en cuestión y que de hecho lo ha cuestionado en numerosas ocasiones en diferentes momentos insurreccionales. Esta ausencia es lo que explica el vacío programático de la última parte de su trabajo, la parte más propositiva y política (nos referimos al «Prólogo a un debate estratégico»). Emmanuel critica el tacticismo de Podemos para defender una visión estratégica, pero que se encuentra totalmente separada de una relación con una teoría emancipatoria y con los principios y fines del comunismo. De este modo no existe una visión programática que es la brújula estratégica que permite unir los principios y fines de la sociedad a la que aspiramos con las necesidades tácticas que emergen permanentemente ante las novedades que irrumpen en lo social[5]. Esta ausencia es decisiva porque limita el terreno de la reflexión del autor de un modo determinante. A veces pueden emerger, por aquí o por allá, críticas a las visiones ciudadanistas, democráticas, estatistas, de clase media… Pero en su sustancia las ausencias programáticas y de fines de Emmanuel Rodríguez hace que esa perspectiva en realidad sea invariante. En última instancia, el desplazar la cuestión de la revolución (y por ende del comunismo) al terreno de lo mitológico y lo imposible hace que las únicas realidades con las que puede trabajar el autor son las del capital en sus diferentes metamorfosis: el dinero (renta básica), la democracia, el Estado, el mercado, la ciudadanía, los partidos, los sindicatos… Tertium non datur: comunismo o no comunismo (como dice clásicamente la izquierda comunista italiana). Realiza de este modo una crítica de izquierdas del reformismo de Podemos, a veces interesante en sus reflexiones, pero siempre desde una perspectiva igualmente socialdemócrata en sus fundamentos, una socialdemocracia que trata de reproponer paradójicamente (por las críticas que en otros lugares realiza a Lassalle) el modelo de la socialdemocracia alemana o al PCI italiano, un movimiento social organizado como contrapoder social[6] y que desde allí de un asalto a las instituciones, ya que sólo así podrán ser definitivamente maleables (con lo que el Estado vuelve nuevamente a convertirse en una cosa que puede ser conquistada y no destruida, como pensaba Marx, al analizar el Estado, al igual que el capital, como una relación social).

Como comentábamos al inicio de este ensayo esperamos haber logrado, a partir de lo estimulante de algunos de los temas planteados por el libro y a partir de los nudos que se han desplegado en esta y otras regiones del globo en los últimos años, esclarecer los porqués de la necesaria lucha por una humanidad mejor, por el comunismo, y es que mucho más allá de lo contingente de la realidad nacional de Podemos, lo que se encuentra en su ocaso no es sólo la clase media, es el capital y su política, y amenaza con llevarnos por delante. Es demasiado lo que está en juego como para enredarse en las peleas de camarillas y familias cuyo objetivo es gestionar un barco a la deriva, el capital.

Madrid, 7 de enero de 2017

JH, Miembro del Colectivo Germinal

* * *

[1] Véase al respecto nuestra crítica a Laclau http://colectivogerminal.org/podemos-en-principio-fue-el-verbo-ii/

[2] Véase La clase media es el Estado, en Viento Sur nº 149.

[3] Nos remitimos de cara a este análisis a las elaboraciones del Grupo Comunista Internacionalista (GCI) en numerosos textos, véase entre otros: El leninismo contra la revolución, Comunismo nº55, noviembre 2006, Contra el trabajo, Comunismo nº12, febrero de 1983 o ¿Proletario Yo? Contribución a una definición del proletariado, Comunismo nº 57, febrero 2008.

[4] Véase al respecto la recensión que hemos realizado a este interesante y estimulante libro http://colectivogerminal.org/703-2

[5] Sobre esta parte véase nuestra reflexión http://colectivogerminal.org/porque-fueron-subversivas-somos-el-pasado-de-nuestro-ser-i/ Estamos preparando una segunda parte de este artículo.

[6] De este modo se realiza además una fetichización de los “movimientos sociales” como hemos criticado en otro artículo http://colectivogerminal.org/2016/10/09/los-movimientos-sociales-fantasia-realidad/

Enlaces relacionados / Fuente: 
http://colectivogerminal.org/2017/01/13/la-politica-en-su-ocaso/

Atenas: Un año de funcionamiento de la okupa Themistokleous 58

El 10 de enero del 2017 se cumplió un año de funcionamiento de la Okupa Themistokleous 58 en el barrio de Exarchia, en Atenas. Durante este año nuestra okupa tomó una serie de iniciativas para la agudización de la guerra social y participó en numerosas acciones de apoyo a proyectos e individuos que han sido golpeadxs por la represión de todo tipo de Poder.

Hemos proyectado la solidaridad anarquista internacional entre lxs amotinadxs, considerando que esta solo puede ser una relación recíproca con el fin de forjar afinidades y complicidades contra el Estado, el Capital y la dominación, rompiendo en la práctica con las falsas discriminaciones a base del origen, el idioma, el genero, la orientación sexual y el historial religioso o irreligioso de cualquiera que fue asociadx de cualquier manera con nuestro proyecto.

Hemos plantado cara frente al patriotismo y racismo difuso (declarados o escondidos) y hemos negado a discriminar aquellxs que migran según el estatus que les atribuyen las autoridades (refugiados o no). Hemos intentado entrelazar la lucha contra el control y la represión de la migración con una crítica completa y práctica del complejo de dominación que divide y aísla cualquier tentativa liberadora, buscando debilitarla y sofocarla con más facilidad.

Hemos defendido con todos los medios el carácter anti-institucional del proyecto, manteniendo a la okupa y sus actividades libres de la presencia e influencia de Organizaciones No Gubernamentales, mass mierda y cualquier intermediario. Hemos defendido nuestra autonomía política sin alterar las características fundamentales de nuestra comunidad combativa. Al mismo tiempo, elegimos encontrarnos con otrxs en los caminos de los enfrentamientos multirraciales, cooperando cuando y donde consideramos que el cuadro político y organizacional correspondía a nuestros objetivos.

La okupa Themistokleous 58 es al mismo tiempo un proyecto anarquista político y espacio de vivienda para personas con o sin papeles. Es un laboratorio subversivo de teoría y acción, pero también espacio de coexistencia entre individuos que viven y luchan juntxs a base de la auto-organización, la igual participación, la horizontalidad, el apoyo mutuo y la acción directa. Hoy, después de un año de funcionamiento del proyecto, las experiencias que hemos tenido (tanto positivas, como negativas) del experimento de la 58 consisten para nosotrxs un legado valioso para las próximas batallas.

Convocamos a una manifestación en las calles de Exarchia el sábado 14 de enero del 2017 (nos reuniremos afuera de la okupa a las 21:00). No olvidamos a Shahzad Luqman, migrante desde Pakistán que fue asesinado por unas basuras neonazi en el barrio de Ano Petralona el enero del 2013. No olvidamos a lxs miles de migrantes que fueron golpeadxs, presxs, deportadxs y asesinadxs por el mundo de los Estados y sus fronteras.

Lanzamos una fiesta solidaria y de apoyo financiero para el proyecto el sábado 21 de enero del 2017, desde las 21:00 horas afuera de la okupa. Música al vivo con REZA ASKI (voz/guitarra desde Irán) y SIMO (rap desde Maruecos), dj set, comida y bebidas.

FUEGO Y EXPLOSIONES A LAS FRONTERAS Y A TODAS LAS PRISIONES

NI NATIVXS, NI EXTRANJERXS: APÁTRIDAS Y AMOTINADXS

Okupa Themistokleous 58
th58@riseup.net

en griego, inglés, portugués

La lucha y la Estrella

Es curioso ver como los propios movimientos de la izquierda anticapitalista -y dentro de estos la mayoría de grupos o colectivos que se podría decir que los forman- obvian de manera sistemática toda reflexión, crítica o polémica relacionada con el consumo, especialmente relacionada con el consumo de drogas y el consumo que llevamos a cabo en nuestros espacios y momentos de “ocio” (tanto haciendo referencia a los productos que consumimos como a los mismos espacios a los que vamos para consumirlos). Personalmente no me gusta hablar de momentos de ocio, ya que es perpetuar la división entre faena/ocio, trabajo/ocio, dando alas así al esquema que la propia dependencia y esclavitud del trabajo asalariado nos marca. Pero eso ya daría para otro artículo.

Si volvemos al tema del consumo, normalmente al consumo de drogas –incluyendo aquí evidentemente el alcohol- entramos en un terreno pantanoso que parece que conscientemente se quiera dejar de lado. Un debate que daría para mucho pero que ni tan siquiera hemos empezado a abrir. No son poco relevantes las consecuencias físicas que estas substancias conllevan y como afectan a las capacidades de los propios individuos, a los círculos sociales, familiares y de lucha. ¿Cuántas personas se han quedado por el camino directamente o indirectamente por el consumo de drogas? ¿Cuántas personas han abandonado la lucha y la implicación directa o indirectamente a causa de este consumo? Pero yendo más allá podemos encontrar muchísimas otras repercusiones negativas, que nos encasillan, que no nos dejan avanzar. ¿Cuántos espacios y causas son sustentados prácticamente de manera única gracias a la venta de estas sustancias? ¿No da para pensar la facilidad con que la mayoría de gente se gasta el dinero en tabaco, marihuana, alcohol y otras, y lo que les cuesta pagar por una camiseta antirepresiva, contribuir a un bote solidario, implicarse en un proyecto de productos “hazlo de mismx” o comprar un tíquet para una comida de un grupo autogestionado? Cada vez que vuelvo a ver cómo la gente pide latas de birra a la barra, mientras la hucha de resistencia o las paradas de fanzines, libros, ropa o música mueren por falta de recursos y por aburrimiento, se me agrieta alguna cosa dentro. Grietas que van haciendo un agujero cada vez más profundo y que llevan a plantearme, en consecuencia, muchas otras cosas de la resistencia, los ideales y de todas las personas que en teoría les damos vida. Y si aún damos un paso más, podemos debatir y analizar cómo, aunque llegásemos a considerar que anosotrxs y en nuestro espacio este consumo no nos afecta de esta forma, sí que inevitablemente deberíamos afrontar la parte de responsabilidad que tenemos al seguir perpetuándolo como parte indispensable de las relaciones sociales, de los momentos de “ocio”, de nuestras interacciones. ¿Qué es lo que estamos fomentando cuando vendemos/servimos alcohol por ejemplo? ¿Cuando decidimos gastarnos 3 euros en unas copas como forma de relacionarnos o quedar con lxs compañerxs?¿Cuando en un espacio liberado la mayoría de gente tiene en las manos una cerveza o un cigarrillo? ¿Qué es lo que poco a poco vamos interiorizando en nosotrxs mismxs y en las futuras generaciones que vendrán en los contextos de lucha y resistencia? Todas estas cuestiones y muchas otras son las que de forma cada vez más directa se me estampan en el cerebro. Las que ya no puedo hacer ver que no veo, ni puedo esconderlas más tiempo detrás de excusas y justificaciones, las que ya no puedo disimular más echándoles encima el aliento cargado de humo.

Pero creo que es difícil abordar este complejo tema, con el que la mayoría de gente se pone rápido a la defensiva, si ni tan siquiera se ha hecho el paso de cuestionar de donde viene ese alcohol que ingerimos, o el tabaco con el que nos liamos el canuto, o la mierda con la que nos destrozamos la nariz. Y es de eso de lo que me gustaría poder verter alguna cosa en estas líneas. Porqué el tema ya no es que los grupos de la izquierda anticapitalista no hagan crítica ni cuestionen como el consumo afecta a nivel individual, social, de grupo, de lucha, de saber construir alternativas… sino que tristemente ni tan siquiera se ha dado el primer paso, que haya un planteamiento de quien verdaderamente hay detrás, quien se enriquece, a qué estamos contribuyendo con todo eso que ingerimos, que vendemos, que forma parte de nuestros momentos y que tenemos prácticamente incorporado en nosotrxs mismxs.

Es paradoxal que Casales, Ateneos, sindicatos horizontales y otros colectivos que de manera directa atacan, combaten y tienen posiciones de confrontación –cada uno con sus matices y maneras de hacer- con el orden social establecido y el capitalismo que nos traga y devora, que en este tema se pase de puntillas, silenciosamente, casi como si no existiera. Seguramente el producto por excelencia que representa esta brutal incongruencia entre lo que defendemos y lo que después hacemos, es el alcohol. Y como ya he comentado no entraré ahora en hacer una crítica sobre su venta y su consumo. Sino que me centraré en el primer escalón del análisis de porqué cuesta tanto hacer un cambio en positivo, y que supuestamente, iría más concorde con lo que pensamos y por lo que luchamos. He podido observar incontables veces como las grandes marcas son las reinas de paraditas de sindicatos, de fiestas alternativas, de Casales de la izquierda independentista y de grupos varios de confrontación.Mientras que sobre papel y en nuestros lemas repudiamos multinacionales y marcas colonizadoras, explotadoras y expendedoras de miseria, cuando se trata de llevarlo a la práctica, sobre todo cuando se trata de ponerlo en práctica en nuestro ocio y consumo, le quitamos toda importancia, somos capaces de relativizarlo e incluso hacer mofa de los pocos grupos que por lo menos intentan no alimentar a los grandes monstruos que se han hecho con el control absoluto sobre todxs nosotrxs y han sabido acabar formando parte, curiosamente, tanto de los ambientes más selectos o institucionales, como de los ambientes más suburbanos o marginales.

Podemos encontrar la similitud con muchas personas que forman parte de grupos anticapitalistas o que ellas mismas se definen como tal, pero visten sin cuestionamiento pantalones o bambas adidas, nike o cualquier otra marca a la que se le tendría que vomitar encima. Y en la mayoría de veces no se trata de que aquella persona se haya encontrado unos pantalones, o un colega le haya regalado unos zapatos que no le van bien, sino que se compran enriqueciendo a los mismos poderes que después criticamos. Y se lucen hasta con orgullo. Pero incluso me pregunto, en los pocos casos en que realmente estos pantalones nos los hemos encontrado o han acabado en nuestras manos de formas casuales, si realmente tendríamos que ser un producto publicitario andante, trabajando gratis para estas asquerosas y asesinas empresas, mientras después decimos estar en contra de la explotación laboral, del imperialismo y de la destrucción del medio ambiente y de la tierra, entre muchas otras cosas. Pues lo mismo pasa –o aun peor- con el alcohol. Cuando vamos a manifestaciones con latas de xibeca compradas en el Mercadona, cuando hacemos comidas populares y ponemos sobre la mesa botellas de Coca Cola o cuando financiamos nuestros proyectos y espacios de resistencia con la venta de Estrella Damm (o otras grandes marcas corporativas) y vino cualquier supermercado que explota a sus trabajadrxs. Y es que en el caso del alcohol no es solo que nosotrxs consumamos estas marcas y por tanto hagamos publicidad cada vez que levantamos el codo, sino que encima las vendemos en nuestros espacios, las vendemos en las jornadas que nosotrxs mismxs organizamos, y las vendemos en los conciertos y espectáculos autogestionados y que intentan alejarse de las líneas convencionales y del consumo de masas.

Normalmente el debate es inexistente; ya ni tan siquiera se pone encima de la mesa el tema de porqué se está comprando Estrella Damm, Moritz, o qualquier otra. Y lo mismo podría aplicarse a los zumos, por ejemplo –si es que llegamos a ofrecerlos-. Ni tan siquiera se pregunta si hay alguna alternativa a comprarlos en cualquier supermercado, y de cualquier marca que llena botellitas con fruta de cámaras congeladas que viene de vete a saber dónde y añadiéndole toneladas de azúcar. O botellas de cristal conlúpulo cargado de pesticidas y agua contaminada del rio Llobregat, engordando aún más a la franquista familia Carceller. Las veces que se saca el tema las respuestas acostumbran a ser dos: decir que no hay alternativa, o decir que el cambio sería demasiado caro. En relación a la primera respuesta se puede estar de acuerdo en cierta parte. Encontrar bebidas de proximidad y fuera de las grandes multinacionales es más complicado. Pero no es imposible, ni tan siquiera diría que es muy difícil.

Especialmente por lo que hace a los productos alcohólicos cada vez es más fácil encontrarlos fuera de los engranajes habituales. Ya que dentro de los espacios “no oficiales”, dentro de los movimientos revolucionarios y de los grupos de lucha, la mayoría de personas hacen uso de las botellas –y no precisamente para lanzarlas contra la policía o los cristales de La Caixa-, también han nacido proyectos y opciones para adquirir alcohol. En relación a la segunda respuesta también decir que es cierta. Pero eso precisamente nos lleva, creo yo, a uno de los centros del debate, a uno de los pinchos más afilados que intentamos bordear para no pincharnos, pero que nunca nos atrevemos a quitar. Una botella de cerveza local, artesana, echa por una pequeña empresa o, aún mejor, por un grupo autogestionado, cooperativa o por algunos colegas en la casa que tienen en el pueblo, puede ser más cara. Pero es aquí donde debemos posicionarnos una vez más, como hacemos en muchos otros aspectos de nuestra vida, cuando tomamos decisiones que no dejan de ser política y declaraciones de principios. ¿Qué es lo que queremos? ¿Que la gente vaya a los espacios a emborracharse? ¿O lo que queremos es que sean y seamos conscientes de lo que hacemos, lo que tragamos, con qué y donde nos gastamos el dinero? Decir que si se vende esta clase de birra la gente no la va a comprar, es pensar y fomentar que las personas solo beban para emborracharse, para dejar en casa su consciencia o pisarla hasta enterrarla bajo el cemento. Por un lado estamos alimentando el circulo de que mejor vender y consumir mucho y barato, siendo una mierda, que vender y consumir menos pero de calidad, de la forma lo más coherente posible con lo que en la teoría pensamos. Es cierto que a menudo las personas prefieren tener en las manos todo el rato una lata llena, que comprar la mitad y degustar un producto con otra historia detrás, siendo conscientes de dónde va el dinero que sacan del bolsillo y volver a casa sin caerse por la calle. Pero precisamente esta cultura del alcohol como base para nuestras relaciones y fiestas, es con lo que deberíamos querer y poder ir rompiendo, aunque sea lentamente. Por otro lado, comentar que a veces el caro o barato son términos relativos y que van en función del valor personal que damos a cada cosa. Más de una vez he oído a alguien diciendo que “no se puede permitir” gastarse dos euros en una bebida local y casera, pero después veo que esta misma persona no parece tener problemas en dejarse 6o 8 euros tragando birras Estrella en la terraza de un bar pijo progre del centro un sábado por la tarde.

Personalmente, hasta que no empecé a plantearme toda una serie de cuestiones y a dejar de lado cervezas, porros y tabaco, no pude ver de manera fría como estaba de enganchada ya no solo a esas mierdas, sino a las relaciones basadas en esas mierdas. Hablando claro, me costaba estar dos horas sociabilizando con alguien sin tener entre las manos un vaso o un cigarro para ir llevándome a la boca. Y esto me condujo a ver lo poco libres que somos y la toxicidad en las formas con que nos relacionamos y llenamos nuestro tiempo. Creo que será difícil plantear un debate serio entorno al consumo de drogas, especialmente en nuestros espacios y en nuestros compañeros y compañeras de lucha, si ni tan siquiera nos queremos plantear qué estamos vendiendo, cómo lo estamos vendiendo y con qué finalidad. Abandonar las comodidades puede costar, pero sinceramente, si no somos capaces de renunciar a cosas como ir a llenar la nevera del local con latas del Spar, aún menos confió que podamos renunciar a privilegios más grandes que nos vienen dados, como los derivados del género o de nuestra piel blanca. O que seamos capaces de dejar de lado otras comodidades o maneras de hacer en pro de la lucha contra este sistema.

Diciembre 2016
Laia M.M.

Entrevista a la Biblioteca Popular José Ingenieros de Buenos Aires

La Biblioteca Popular José Ingenieros, nacida el 1 de julio de 1935 en Buenos Aires, toma su nombre de José Ingenieros, médico psiquiatra, criminólogo y ensayista, quien fue, junto con Leopoldo Lugones, director de la revista “La Montaña” autodefinida como Socialista Revolucionaria.

Ingenieros, en esa época, era visto con simpatía tanto por los anarquistas como por los socialistas. Positivista, laicista, impulsor de la Reforma Universitaria y discípulo del criminólogo anarquista Pietro Gori, resultaba una opción potable para tiempos en que la represión hacía necesaria cierta discreción en las actividades públicas.

Redacción Rojo y Negro

Hagámos un poco de historia ¿cómo ha sido la evolución y peripecias de la Biblioteca popular José Ingenieros?

La Biblioteca fue fundada en 1935 durante el gobierno del general Agustín P. Justo, un gobierno caracterizado por el fraude electoral, las policías bravas, la política orientada por la oligarquía rural, la influencia clerical y el creciente poderío de la derecha vernácula.

Habían transcurrido apenas tres años desde el final de la dictadura fascista de Uriburu, que contaba en su haber con los fusilamientos de los anarquistas Joaquín Penina en Rosario y Severino Di Giovanni y Paulino Scarfó en la Penitenciaría de la calle Las Heras. En esos años también se dictó la condena a muerte por asociación ilícita de los compañeros de la Unión Choferes, adherida a la FORA, pena conmutada a último momento por la cadena perpetua a cumplir en el penal de Ushuaia, “la Siberia del sur”, donde compartirían el entierro en vida con decenas de militantes anarquistas. Naturalmente se continuó con la aplicación de la ley de Residencia, la “ley baldón”, con las consecuentes deportaciones de extranjeros “indeseables”.

En este período se iniciaron los procesos de Bragado, el de los ladrilleros de San Martín; los de asociación ilícita a los afiliados de la Union Choferes, Lavadores de Autos y Obreros Panaderos de la FORA.

En 1935, promediaba la llamada década infame, con una tremenda desocupación, la creciente miseria del pueblo y la corrupción del poder. La represión seguía castigando al movimiento obrero y al anarquismo que trataba de reorganizar sus cuadros militantes; la FORA se reunía en las Reuniones Regionales de Rosario en 1934 y de Diamante en 1938. En setiembre/octubre de 1932 se realiza en Rosario el 2º Congreso Anarquista Regional que aprueba la creación del Comité Regional de Relaciones Anarquistas (CRRA), que daría origen en octubre de 1935 a la creación de la Federación Anarco Comunista Argentina (FACA).

Aparecían con dificultades los periódicos “La Protesta”, “La Obra” (ex La Antorcha) y “Organización Obrera”, órgano de la FORA así como la revista “Nervio”.

Es en ese contexto que, el 1º de julio de 1935, un grupo de militantes socialistas y anarquistas funda una biblioteca, la Biblioteca Popular “José Ingenieros”. Su primer local fue un pequeño garage ubicado en la avenida Juan de Garay, entre el Pasaje Pereyra y Castro. La oradora inaugural fue la militante socialista Alicia Moreau de Justo. Al poco tiempo los socialistas se retiraron y la misma quedó integrada por compañeros identificados con el anarquismo revolucionario. Desde entonces la Biblioteca tuvo dos objetivos: participar por un lado en la actividad interna del movimiento anarquista y al mismo tiempo afianzar su implantación en el barrio donde estaba su local con el préstamo de libros, conferencias públicas, talleres de aprendizaje, cine, etc.

Muy pronto se alquiló el local de Santander 408. Era una sala que daba a la calle con dos vidrieras y una puerta en el medio que se cerraban con sendas persianas de metal; la casa era baja, de un solo piso, y tenía otra entrada bien separada, deta¬lle importante cuando llegaban las clausuras policiales.

El primer conferenciante en el nuevo local fue el compañero Rodolfo González Pacheco.

Entre los fundadores de la Biblioteca recordamos a los compañeros José Moledo, Lauro Coniglio y Guerra, que tenían el común denominador de ser militantes de la Federación Obrera del Calzado adherida a la FORA y los hermanos Germinal y Libertario Benito. Un año más tarde se incorporan a la Biblioteca, a instancias del compañero Bianchini, varios integrantes de la Biblioteca “Cultura Libertaria”, Vicente y Roque Francomano, Esteban Delmastro, Ciurosa, su compañera, la hermana de ésta, Elvira y Andres Bracutto (que fue secretario de la Union Choferes), que fueron activos participantes junto a Lauro y Concepción Coniglio, Luis Bianchi (cortador de calzado).

Fueron numerosos los grupos afines que se reunieron en la Biblioteca. Algunos ejemplos que ilustran lo que decimos.

En los últimos años de la década del cuarenta., la Agrupación Estudiantil Anarquista, cuyo órgano de prensa fue “De pie”. Dentro del movimiento estudiantil, diez años después se formó el Movimiento Anarquista Universitario (MAU), que intervino en las movilizaciones sobre la enseñanza libre o laica, durante el gobierno de Frondizi.

Las campañas de agitación y de solidaridad por los presos fueron numerosísimas; citaremos solamente dos. En agosto de 1952, a raíz de una huelga a la que había llamado la Sociedad de Resistencia del puerto de la Capital, por la reapertura de su local, por el pago íntegro de su jornal al obrero accidentado, y para denunciar la sustracción de un día de salario pro monumento a Eva Perón, seis obreros de la FORA fueron detenidos y torturados durante ocho días en la Subprefectura Marítima sita en Pedro Mendoza y Olavarría, de allí se los trasladó a la isla Demarchi y posteriormente, para evitar las tramitaciones legales, se los pasó a la Penitenciaría Nacional a “disposición del Poder Ejecutivo”. La policía allanó diversos domicilios de militantes y de miembros del Consejo Federal deteniendo a familiares como rehenes. Se creó inmediatamente una Comisión de defensa a la que se integró la Agrupación de la Biblioteca y prácticamente la totalidad del movimiento anarquista, específico, forista y autónomo. La agitación fue intensa en todo el país y fuera de las fronteras nacionales, se publicó un boletín informativo llamado Agitación y se logró luego de varios meses la libertad de todos los presos.

En 1960 se creó otra Comisión Pro Libertad de los Presos, que después de un año de actividad consiguió que se abrieran las puertas de la cárcel para la casi totalidad de los 200 obreros plomeros y choferes de la FORA detenidos en ese momento.

A nuestro entender, la agrupación que más se identificó con la Biblioteca, fue la del Grupo Editor de “La Protesta”. La redacción del periódico funcionaba en el local pero, aunque no todos los compañeros de “La Protesta” estaban en la Biblioteca y viceversa, se estableció como una simbiosis entre ambos grupos. En 1949 el gobierno de Perón clausuró la Biblioteca que fue reabierta recién a su caída después del 16 de setiembre de 1955. Durante esos largos años, clandestinamente se entraba al local por la calle Senillosa y se realizaban reuniones de diverso tipo. “La Protesta” debió salir sin pie de imprenta y sin editor responsable hasta la caída de Perón en 1955. A partir de diciembre de ese año el periódico, con un equipo ampliado, comienza su aparición pública y quincenal, pero a poco andar, en junio del 56 “La Protesta” es nuevamente clausurada y el local de la Biblioteca allanado, secuestrando la policía una buena cantidad de periódicos y llevándose detenido a nuestro compañero Esteban Delmastro.

Varios compañeros de “La Protesta” intervinieron en charlas y conferencias. Eduardo Raúl Colombo, Jorge Solomonoff, Oscar Milstein, Gregorio Naso, Lorenzo de Vedia, Victor Iturralde, Jorge Raúl Peries, Guillermo Savloff. A iniciativa de éste último se fundó la Asociación de Educación Libre (ADEL), que tenía como máxima “A la libertad por la educación”.

Guillermo Savloff fue asesinado por la triple A de José Lopez Rega en enero de 1976.

Otra actividad que se desarrolló en la Biblioteca en 1959/60, fue el “Teatro Club”, que realizó varias representaciones de “Manos de Luz” de Gonzales Pacheco.

Con la venta por parte de los propietarios del local de la calle Santander se debió salir a la búsqueda de ayuda solidaria, como siempre nunca escatimada, que permitió la compra de la casa de Ramírez de Velasco, en el barrio de Villa Crespo, donde la Biblioteca permanece hasta la fecha. Tras un largo trabajo de adecuación (eran 4 piezas continuas) se reanudaron de las actividades públicas.

La Biblioteca como “Agrupación José Ingenieros” formó parte de distintos organismos a nivel internacional así como de organismos de solidaridad ante diversas situaciones puntuales. Internacionalmente participó de la CRIA (Comisión de Relaciones Internacionales Anarquistas) y de la SIA (Solidaridad Internacional Antifacista). Regionalmente la Biblioteca integraba la Editorial Tupac junto con La Obra (grupo y periódico de filiación antorchista), La Protesta, la Asociación Racionalista Judía, el Centro de Estudios Sociales Anderson Pacheco y otras agrupaciones anarquistas de los alrededores de Buenos Aires. A través de Tupac los miembros de la Biblioteca fueron parte integrante en la creación de la Editorial Proyección y colaboraron activamente en sus planes de edición como en la elaboración de su línea ideológica.

En los años del genocidio militar con 30.000 desaparecidos, por una parte se privilegió mantener abierta la biblioteca con actividades y charlas públicas, más orientadas a lo cultural. El grupo “Bardoneón”, charlas sobre “Free Jazz”, conferencias sobre tango; la “Danza armonizadora”. También estuvo abierta al barrio con un Taller de Creación Infantil a cargo de tres compañeras docentes.

Por otra parte, en forma clandestina, la Biblioteca convocó una reunión de delegados de grupos que acordaron la organización de una comisión para ayudar presos v perseguidos (al poco tiempo, esta comisión quedó a cargo solamente de compañeros de la Biblioteca. Con la ayuda pecuniaria de varios compañeros, poniendo en peligro su libertad y su vida, lograron la localización de lugares de detención de algunos compañeros, su libertad y su traslado al exterior; así como la salida de la Argentina de otros compañeros que corrían peligro. Hubo, desgraciadamente, compañeros que venían a esta Biblioteca que fueron arrojados al mar. Estaban en la ESMA: los hermanos Tello, Fernando (Pata) Díaz, Raúl Olivera y otros compañeros de distintos grupos.

Con una “visita” desagradable fueron detenidos el casero de ese momento y otros dos presentes, por suerte salieron en libertad en un mes y medio.

Los compañeros que cumplieron esta tarea fueron la inolvidable Cecilia Seoane, el querido “loco” Seoane y el “gallego-santanderino”, Gabriel Prieto.

A finales de los 70 se fundó el “Cine Club Jaen” que adquirió, a través de los años, una bien merecida fama.

En los años posteriores la Biblioteca siguió sirviendo de referencia para las jóvenes generaciones que se acercaban al anarquismo, facilitando sus instalaciones para los diferentes grupos que permanentemente si iban formando, como en los años 80 fueron, entre otros, los Grupos de Autogestión. La coordinación de las actividades del movimiento anarquista en ese período se realizaba a través de la Relacionadora Anarquista (RA) de la que la Biblioteca formó parte activa.

¿Qué objetivos se marca vuestra Biblioteca? ¿Cómo os organizáis? ¿Cómo es el funcionamiento de la Biblioteca?

La Biblioteca Popular José Ingenieros (BPJI) es un espacio propio del movimiento anarquista que funciona cotidianamente gracias al trabajo de compañeros y compañeras que militan en ella y colaboran en su sostenimiento material.

La Asamblea es la herramienta fundamental y última instancia resolutiva de las actividades de la BPJI. Las decisiones en la Asamblea se toman por consenso o, de no ser posible y considerarse sumamente urgente e ineludible tomar una decisión en ese momento, por mayoría.

La asamblea nombra a los y las integrantes de la Comisión Administradora, decide sobre las propuestas presentadas, la mandata y designa a revisores de cuentas. Pueden participar personas no integrantes de la Comisión si cuentan con el acuerdo de la misma y siempre que acuerden con la declaración de principios.

Las funciones de la Comisión consisten en sostener cotidianamente el local y los medios necesarios para el funcionamiento de la biblioteca, sus servicios y actividades.

Declaración de principios:

Sin pretender acuerdos totales, aunque sí orientaciones mínimas, los miembros de esta Biblioteca nos identificamos con un anarquismo social y revolucionario y compartimos el objetivo de alcanzar, mediante la destrucción del sistema capitalista y la abolición del Estado, una sociedad libre y organizada en torno a los principios del comunismo anárquico. Un anarquismo que basa su acción en la participación directa y responsable de compañeras y compañeros, que agrupados en distintos espacios independientes y autónomos y organizados mediante métodos asamblearios y federalistas, promuevan la autogestión, el apoyo mutuo y la acción directa del conjunto de los dominados y explotados, combatiendo así las formas extremas del individualismo egoísta y competitivo promovidas por el actual sistema social, pero respetando la individualidad creativa en el aporte de ideas e iniciativas para el logro de los objetivos comunes. Siempre por fuera y en oposición al poder del Estado y del Capital.

Nuestro propósito es el de contribuir, de acuerdo con nuestras posibilidades y en la medida en que una Biblioteca lo puede hacer, a la gestación de un cambio revolucionario de la actual estructura social, junto a todos los que sufren este sistema de dominación en sus distintas variantes: la explotación económica, la exclusión y marginación, la opresión patriarcal (entendida como toda forma de violencia física, psíquica, económica y simbólica hacia mujeres y niñxs) la persecución por condición de género u orientación sexual, el racismo, el deterioro creciente del medio ambiente y un largo etcétera.

Estamos firmemente convencidos de los principios que han guiado al Movimiento Anarquista desde los tiempos de la 1ª Internacional. Estos principios servirán de guía en la reactualización y debates teóricos y tácticos necesarios en función de las grandes transformaciones que ha sufrido el mundo desde aquellos días. Ya que dichas transformaciones generaron cambios en la estructura de dominio que eran inconcebibles para los pioneros del movimiento anarquista.

La Biblioteca perseguirá esos objetivos por medio de las charlas y los talleres, las proyecciones, la biblioteca y el archivo, la librería y las ediciones. Ofreciendo así, a distintos grupos afines, medios que de otra forma les sería difícil o costoso conseguir para ayudar a su desarrollo y sostenimiento, no sólo para fortalecernos nosotros mismos como grupo, sino también como Movimiento, mediante relaciones de respeto, solidaridad y compañerismo.

Para cumplir estos objetivos es que nos constituimos orgánicamente en un espacio administrado por una Comisión pero sostenido por una Asamblea de compañeros y compañeras afines, con vínculos afectivos y con participación o colaboración en las actividades de la Biblioteca. Una Asamblea que se maneja con vocación de consenso y ánimo pluralista, tratando de generar un clima fraterno, abierto a todos los grupos e individualidades que acuerden con esta visión.

 

¿Qué actividades realizais? ¿Podemos decir que el mayor peso recae en la Biblioteca o en otras actividades?

Las actividades siguen siendo las mismas que se plantearon en los días de su fundación, conferencias, charlas, debates, presentación de libros, mantenimiento del Archivo “Alfredo Seoane”, uno de los archivos sobre anarquismo y movimiento obrero más importantes en América Latina, mantenimiento y catalogación de la biblioteca específica y la general y poner el salón y las instalaciones en condiciones y listos para las diversas necesidades de los grupos afines que las utilizan.


Los sábados se realiza un "café-mate literario"

En la actualidad, además de las numerosas actividades diversas, en el local se reúnen en forma permanente grupos feministas (Insumisas, Liberatorias), la Comisión de Solidaridad y Resistencia y se realiza un Taller de Escritura.

La Biblioteca cuenta además con una surtida librería específica y participa activamente, a través de Tupac, en la colección Utopía Libertaria

¿Cómo son vuestros fondos bibliográficos? ¿Qué tipo de servicios dais?

Como ya se ha dicho la Biblioteca cuenta con un muy importante sector de libros de temática anarquista, más de 3000, con algunos ejemplares casi inconseguibles y una renovación permanente en nuevos títulos. También cuenta con un catálogo interesante sobre filosofía y ensayo, marxismo, movimiento obrero, historia, economía, etc.

Debido a obras de ampliación y remodelación del local y del archivo, en estos últimos hubo que recatalogar la biblioteca, tarea casi concluida en estos días, lo que nos va a permitir el préstamo de libros y una fluida consulta en el salón de lectura. Los días de atención al público van de lunes a viernes en horario vespertino

El archivo hemerográfico cuenta con una sala de consulta separada y atiende a investigadores y público un día a la semana.

El proyecto a futuro es la digitalización, tanto del material hemerográfico como la de los ejemplares únicos y más delicados de la biblioteca, para permitir la consulta virtual y no dañar los originales.

Frente Cultural y Unión Organizativa como preámbulo de la Revolución. Perspectivas Revolucionarias a Principios del SXXI

Pablo Heraklio [La Tarcoteca]

En el artículo "Luchamos sin Retaguardia en un Mundo sin Medios. Por un Anarcosindicalismo Cooperativista" 16.12.2016 explicamos cómo el anarcosindicalismo es el Frente de batalla contra el capital, porqué el cooperativismo es la Retaguardia del anarcosindicalismo y por qué le corresponde al anarcosindicalismo organizar sus líneas de abastecimiento económico que le permitan arrancar al capital los medios de producción. En este artículo explicamos Cómo la cultura es el medio de recabar alianzas, apoyos y sumar voluntades a los proyectos y por qué al fallar la organización Cultural aumenta el aislamiento y la dispersión y se ve afectada tanto el frente de batalla anarcosindical como su estructura económica cooperativista, haciendo que se esfumen ya no solo las aspiraciones revolucionarias, sino las de meramente subsistencia como organización.

¿Hay posibilidades de revolución en el SXXI?

La revolución es cambio súbito y desde la raíz de un sistema político, económico o social. La pregunta es simple: ¿Hay posibilidades de revolución? Nosotros responderíamos que teóricamente sí, si ocurriera una catástrofe más que por milagro, pero en la práctica, a día de hoy, en los países occidentales No es posible. Pero ruego que sigáis leyendo.

¿Qué se necesita para hacer una revolución? Una organización, un sistema y militantes. Observando estos tres aspectos nos podemos hacer una idea de dónde estamos y las tareas pendientes.

Se tendrían que seguir entonces una serie de acontecimientos que hoy en día están lejos de producirse. De una parte se deben contar con las circunstancias propicias, y por otra de la preparación; y esa es nuestra misión ineludible. Hay que crear la posibilidad.

¿La Revolución precede al Cambio o el Cambio a la Revolución? 
 

Es decir, ¿Es el Cambio más posible por medio de una organización dentro de una revuelta o es más factible que una organización previa impulse a la revuelta revolucionaria? La respuesta parece obvia. Si en la sociedad hay Tensiones y tendencias estas no desaparecen en las revueltas, si a caso se acentúan. Si por medio de la organización y el diálogo se liman asperezas es más posible que una revuelta pueda encauzarse hacia un objetivo concreto.

Existe una posibilidad real de Revueltas en cualquier parte del mundo, fruto del malestar insoportable y tal vez un eco de manada que de vez en cuando nos hace reaccionar. No hay que confundirlas con revoluciones por mucho que nuestras ganas o la tele nos quieran hacer creer. Las revueltas espontáneas tienen infinitamente más probabilidad de ser neutralizadas o peor aún, manipuladas, como ocurrió con las 'Revoluciones de Color' [1], revueltas que acabaron patrocinadas por poderes trasnacionales y servicios Secretos. Simplemente promocionaron a una de las organizaciones en liza. Si estas organizaciones disponen de acuerdos previos será más difícil que eludan sus compromisos.

Para concluir afirmamos que las Revoluciones se organizan, a lo cual se han suscrito durante la historia las distintas organizaciones revolucionarias anarquistas [2].

La transformación precederá a la revolución: un mapa de 1936

Podemos afirmar sin ningún tipo de dudas que la Organización precede a la Revolución, y las revueltas revolucionarias son planificadas; si no son planificadas no son más que hechos si a caso fortuitos con escasa probabilidad de prosperar.

Si la transformación, cambio interno en los individuos y sus organizaciones, precede a la revolución podemos decir que jamás una revolución ha estado más lejana que en estos momentos; y parece ser que se seguirá alejando.
 

Nada de lo que se diga aquí es nuevo. En 1936 nos marcaron el camino como con un mapa dejando un mensaje para el futuro. Lucharon en una guerra e hicieron una revolución.

Ellos Dividieron las tareas en tres partes: Frente, Retaguardia y Cultura, y nos avisaron que sin organizar esos tres elementos fracasaríamos. Salta a la vista. 

Repetimos, de nada sirve tener las herramientas si no se organizan y trabajan como sistemas.
En el Frente se sitúan los sindicatos
En la Retaguardia las cooperativas
En la Cultura la educación, propaganda y campañas

La fragmentación cultural y la materialización de la voluntad social

En los lugares donde triunfó la revolución se partió de una serie de ideologías más o menos concretas sostenidas por grupos, que fueron asociadas a unas necesidades y que en un momento se unieron generando infraestructuras, un sustrato físico de sindicatos, escuelas, ateneos, mutuas, cooperativas, barricadas, cantones, autonomías, milicias... impulsaron un movimiento, no solo la idea. La idea fue materializada, y su efecto palpable. Tenían algo de lo que sentirse orgullosxs, algo que perder, algo por lo que luchar, y por lo que morir.

Partimos de una voluntad que generó un entramado social que hoy día está siendo cada vez más disuelto por los mecanismos sociales y productivos en vez de fortalecido, haciendo cada vez más difícil su recuperación: hiperindividualismo, competencia,  inestabilidad laboral, estrés,  migración y movilidad, entretenimiento, medios desinformativos masivos, desprotección social con polidependencias... soledad. Aislamiento. Divide et impera.

Si bien tenemos la teoría poco se ha materializado en la práctica en forma de sindicatos, ocupas, fábricas expropiadas, mutuas o cooperativas. Surgen como experiencias desarrolladas por separado, con distintas visiones y distintos objetivos, pero la mayoría alejados de la meta revolucionaria. Por lo que hoy día aunque haya un sustrato social, como hemos mencionado en merma, la sensación que da la fragmentación es de que no hay nada por lo que luchar. No hay nada preparado, nada digno de ser defendido, y nada tan importante como para iniciar un ataque. Nadie en su sano juicio se involucraría en una empresa revolucionaria con tan pocas garantías. ¿Quién va a luchar en una guerrerra que no existe? Si a caso corriese persecución o riesgo la vida de alguna militante esta huiría al exilio antes que ser un mártir de nada.

Frente Cultural: La desfragmentación Cultural que lleve a la Unión Organizativa, preámbulo de la revolución

La Fragmentación Cultural hace referencia a la situación en que organizaciones e individuos actúan como individualidades sin conexión con el resto. Está relacionada con el Aislamiento físico al cual nos sometemos cada día y a la fragmentación cultural impuesta por el sistema capitalista. Esto impide el que se desarrollen proyectos comunes y es uno de los objetivos de la represión institucional al servicio de las élites políticas, religiosas y económicas. Nos mantienen desunidos porque nos quieren débiles. Hacen bien en temernos.

El objetivo del Frente Cultural es disminuir el aislamiento, la fragmentación, que no la variedad, disminuir la desunión, coordinar esfuerzos individuales, potenciar alianzas en campañas concretas que enfoquen la atención e impregnen a otras organizaciones de modo que actúen voluntariamente en sinergía hasta que finalmente se organicen en Federaciones capaces de desarrollar mayores objetivos.

Impregnación y permeabilidad Ideológica

La transformación social se promueve por medio de la Impregnación ideológica, el intercambio de ideas, en las distintas capas sociales. La cultural capitalista se abrió paso entre la cultura feudal hegemónica en su tiempo. Un ejemplo de impregnación es la aceptación de la 'horizontalidad'  como deseable por diversas organizaciones ajenas al libertarismo a lo largo del globo [3] [4] o la aceptación por parte de las multinacionales de la utilidad de la 'transversalidad' [5], a regañadientes, en aras de la producción.

La impregnación es bidireccional y eso también los vemos en nuestras organizaciones. Desde sindicatos subvencionados, empresas capitalistas declaradas libertarias, ONGs y partidos libertarios... Se pueden considerar elementos intermedios que portan su grado de razón a la par que sus propios problemas y exigencias. Mientras estén desconectados proseguirá la fragmentación y a veces el despropósito. Con ellos también deberemos dialogar y llegar a acuerdos si queremos progresar en la construcción de algo común. Debemos permeabilizarnos para no quedar aislados, lo cual no quiere decir renunciar a nuestros principios, sino reconocer la multiplicidad de intereses.

Por supuesto que hay 'infiltrados' que nada les importa los ideales anarquistas o incluso los mínimamente sociales más que para crear la confusión o sacar un provecho personal, como los anarcocapitalistas o los nacionalibertarios. Los hay desde anónimos, profesores, periodistas, ONGs e Institutos a sueldo de los Amos; chacales que acaparan focos y medios. ¿Qué enjendros son esos? No hay que perder el tiempo en diálogos de besugos. No merecen más tiempo que el que se puede gastar debatiendo con un fascista o un capitalistas reconocido. Al fascismo se le aplasta, no se le discute.

Grados de organización y Salud Revolucionaria

Podemos entender que hay distintos grados de organización y que no se puede organizar un escalón sin haber cimentado el anterior.

1- Foros y Comunicación

Necesitamos una meta común que nos una y un proyecto que nos ilusione.  El objetivo es animar a que las personas se organicen en grupos y los grupos en sistemas capaces de crear circuitos que permitan el acoplamiento progresivo de más personas, grupos e iniciativas. Sobre todo mostrando los beneficios de la Unión y la Solidaridad.

Bajo la Hegemonía cultural capitalista encontramos que no dejan de elevarse voces en contra del sistema imperante en un ambiente de insatisfacción general. Los distintos medios de propaganda y contrainformación [s] van encaminadas a convencer a los individuos tanto de su responsabilidad como de sus posibilidades de cambio, incidiendo en la importancia de la organización como la mejor forma de encauzar las expectativas individuales. Parece un contrasentido pero es la única forma de superar las restricciones impuestas por el Sistema de Represión de los Capitalistas: un grupo de pares que nos acepte y nos permita crecer como personas. Sin el convencimiento individual no hay revolución real.

Cada organización tiene una meta  y éstas son muy heterogéneas, por lo que habría que debatirlo largo y tendido, tal vez en un foro revolucionario. Necesitamos reuniones regulares, primero informales hasta que se vuelvan formales. Algo similar ocurre hoy en día con las 'Ferias del Libro Anarquista' [6] que se proligan por todo el mundo, verdaderos foros informales y viveros de ideas. También

2- 'Acerdo de Mínimos' y Campañas

Con el grado de testarudez imperante este debate puede llevar décadas, tal vez siglos, pero hay que encontrar el 'Acerdo de Mínimos' que nos permita mantener una relación y enfocar las metas particulares a objetivos comunes.

El 'Acuerdo de Mínimos' más básico entre libertarios puede ser un pacto de Autogestión, Acción Directa y Apoyo Mutuo que nos empuje a cooperar. Con organizaciones no libertarias, como en la preguerra española fue el Pacto Antifascista [7] que dio lugar a los Comités de Defensa. Tal vez la satisfacción de nuestras necesidades en libertad, sin explotación, sin ser sometidos por el capitalismo, el Anticapitalismo pudiera acercarnos. Tampoco podemos olvidar la lucha contra el expolio natural, la predación humana, el Ecologismo. Todos estos son motivos que nos unen entre anarquistas y más allá. Son pactos a los que se pueden adherir muchas otras organizaciones.

3- Plataformas

Cuando se produce la alarma social rápidamente todo tipo de organizaciones se juntan en plataformas para encarar tareas concretas. ¿Cabe la posibilidad de insertarnos en alguna estructura social a la que podamos llevar nuestro discurso? ¿Cabe la posibilidad de participar en Plataformas? Cada plataforma es diferente así que no se puede dar una respuesta unánime sobre su conveniencia.

No se pueden despreciar sus beneficios:
-las plataformas son muy ágiles y
-abren la puerta al diálogo entre las bases que pueden ser la puerta de colaboraciones más estrechas.
Las asociaciones anarquistas forman sus propias plataformas, como últimamente hemos observado con el 'Unificando Las Luchas' [8],  'Proces Embat' [9] o 'Bloque Unitario' [10]. Pero también se pueden insertar en plataformas más abiertas como Antifa, Las Mareas [11] o la PAH [12].

 

Tampoco olvidar los problemas que suscitan:
- Absorben fuerzas y energías desviándonos de nuestro propias funciones
- En ellas las organizaciones más grandes suelen llevar la voz cantante y ocupar los cargos de responsabilidad.
-En la mayoría el comité ejecutivo plantea los cursos de acción y agendas, pasa el cepillo y evita el debate.
- Al final se transforman en trampolines políticos y nos queda la sensación de haberle hecho el trabajo sucio a alguien e habernos tomado por bobxs.
Esta es por ejemplo la experiencia del 15M en el que se acabó creando un Bloque Crítico [13] ante la deriva institucional de la organización.

La plataforma no es un peldaño necesario, pero si muy común, de ahí su relevancia. Se puede considerar la plataforma como una pre-federación, una organización informal y por un motivo concreto que puede dar lugar a una federación. Para que se produzca la federación, lo cual debería ser un objetivo, es necesario un dialogo anteriormente mencionado y acuerdos firmes. Parece ser que este plataformismo es el nuevo estadio en el que nos encontramos, pero también parece que hasta que varíen las condiciones, como la subvención a sindicatos o los modelos de representatividad, estaremos en este estadio por mucho tiempo. Si quieren frenar el avance social el punto más débil y más fácil de minar son las plataformas. Como decimos, hay que valorar cada propuesta individualmente.

4- Federaciones

Hasta ahora la plataforma es una organización popular pero no instrumento adecuado de transformación. Este es la Federación, al ser más exigente y vinculante por medio de Estatutos. Lo vemos constantemente: serán las federaciones y confederaciones las que organicen tanto las cooperativas como los anarcosindicatos y autonomías y nos lleven por el camino revolucionario. En el plano revolucionario es el sustrato social sobre el que se cimentan las cooperativistas y anarcosindicatos.

Por último y tal vez lo más difícil, coordinar todas estas federaciones. Seremos más concretos. Mientras las Federaciones de Sindicatos como la CNT, CGT o Solidaridad Obrera, de Estudiantes como la FEL, de Grupos Anarquistas como la FAI, FAGC, FAGA, estén dispersos y solo conectado por medios del las dobles y triples militancias o campañas, sin un objetivo claro, podéis despediros de la organización y de cualquier atisbo revolucionario. Seguiremos ciegos, cojos y mudos, impotentes y mecidos ante los avatares de las élites. Tal vez un congreso sea un germen, pero lo determinante será la voluntad. Hoy con los medios y posibilidades que tenemos no hay nada parecido.

Si tenemos en cuenta que son las federaciones las capaces de realizar tareas de gran envergadura como las revoluciones nos damos cuenta de que en efecto nos encontramos en una situación de incipiencia muy alejada de cualquier atisvo revolucionario.

5- Organización internacional 

Si hablamos del plano internacional encontramos aún más problemas. Partimos de enormes distancias y generalmente distintos idiomas que imposibilitan físicamente un diálogo fluido, aunque ahora contamos con potentes herramientas como internet y más medios. Hay un sustrato social en todos los países en cada uno se vive una realidad distinta y se viven distintas condiciones por lo que el debate aún es más difícil. Ejemplos de esta fragmentación y diferencias son las distintas alternativas organizativas desarrolladas en los distintos países: en Sudamérica se desarollan los Autogobiernos, en Europa se desarrolla el anarcosindiccalismo y en Siria la Autonomía. También se observa que en las ciunades se desarrollan las experiencias Autónomas mientras que en las zonas rurales son más comunes las cooperativas. Es posible llegar a Acuerdos e Incluso Campañas, pero existen grandes problemas a la hora de establecer Plataformas, y ya no digamos de Federaciones.

Enlaces relacionados / Fuente: 
http://tarcoteca.blogspot.com.es/2017/01/frente-cultural-y-union-organizativa.html

[MAD] La muerte del sindicalismo

Fecha: 
13/01/2017 - 19:30
Ciudad: 
Madrid
Lugar: 
LaMalatesta. C/Jesús y María, 24

viernes 13 enero, 19:30h.

 

La muerte del sindicalismo

 

Proyección y posterior debate sobre trabajo y sindicalismo.

Organiza: Grupo anarquista Apoyo Mutuo

en LaMalatesta, c/Jesús y María, 24 de Madrid

 

Frente Cultural y Unión Organizativa como preámbulo de la Revolución. Perspectivas Revolucionarias a Principios del SXXI

En el artículo "Luchamos sin Retaguardia en un Mundo sin Medios. Por un Anarcosindicalismo Cooperativista" 16.12.2016 explicamos cómo el anarcosindicalismo es el Frente de batalla contra el capital, porqué el cooperativismo es la Retaguardia del anarcosindicalismo y por qué le corresponde al anarcosindicalismo organizar sus líneas de abastecimiento económico que le permitan arrancar al capital los medios de producción.

En este capítulo explicamos cómo la cultura es el medio de recabar alianzas, apoyos y sumar voluntades a los proyectos y por qué al fallar la organización Cultural aumenta el aislamiento y la dispersión y se ve afectado tanto el frente de batalla anarcosindical como su estructura económica cooperativista, haciendo que se esfumen ya no solo las aspiraciones revolucionarias, sino las de meramente subsistencia como organización.

¿Hay posibilidades de revolución en el SXXI?

La revolución es cambio súbito y desde la raíz de un sistema político, económico o social. La pregunta es simple: ¿Hay posibilidades de revolución? Nosotros responderíamos que teóricamente sí, si ocurriera una catástrofe más que por milagro, pero en la práctica, a día de hoy, en los países occidentales No es posible. Pero ruego que sigáis leyendo.

¿Qué se necesita para hacer una revolución? Una organización, un sistema, militantes y condiciones. Observando el grado de desarrollo de estos tres aspectos nos podemos hacer una idea de dónde estamos y las tareas pendientes hasta llegar a la meta revolucionaria.

Se tendrían que seguir entonces una serie de acontecimientos que hoy en día están lejos de producirse. De una parte se deben contar con las circunstancias propicias, y por otra de la preparación; y esa es nuestra misión ineludible. Hay que crear la posibilidad.

¿La Revolución precede al Cambio o el Cambio a la Revolución? 

Es decir, ¿Es el Cambio más posible por medio de una organización dentro de una revuelta o es más factible que una organización previa impulse a la revuelta revolucionaria? La respuesta parece obvia. Si en la sociedad hay Tensiones y tendencias estas no desaparecen en las revueltas, si a caso se acentúan. Si por medio de la organización y el diálogo se liman asperezas es más posible que una revuelta pueda encauzarse hacia un objetivo concreto.

Existe una posibilidad real de Revueltas en cualquier parte del mundo, fruto del malestar insoportable y tal vez un eco de manada que de vez en cuando nos hace reaccionar. No hay que confundirlas con revoluciones por mucho que nuestras ganas o los Mass Media nos quieran hacer creer. Las revueltas espontáneas tienen infinitamente más probabilidad de ser neutralizadas o peor aún, manipuladas, como ocurrió con las 'Revoluciones de Color' [1], revueltas que acabaron patrocinadas por poderes trasnacionales y servicios Secretos. Simplemente promocionaron a una de las organizaciones en liza que servía a sus proósitos [2]. Si estas organizaciones disponen de acuerdos previos será más difícil que eludan sus compromisos.

Para concluir ratificar que compartimos el enunciado que dice que 'las Revoluciones se organizan', a lo cual se han suscrito durante la historia las distintas organizaciones revolucionarias anarquistas [3].

La transformación precederá a la revolución: un mapa de 1936

Podemos afirmar sin ningún tipo de dudas que la Organización precede a la Revolución, y las revueltas revolucionarias son planificadas; si no son planificadas no son más que hechos si a caso fortuitos con escasa probabilidad de prosperar.

Si la transformación, cambio interno en los individuos y sus organizaciones, precede a la revolución podemos decir que jamás una revolución ha estado más lejana que en estos momentos; y parece ser que se seguirá alejando.

Nada de lo que se diga aquí es nuevo. En 1936 nos marcaron el camino como con un mapa dejando un mensaje para el futuro. Lucharon en una guerra e hicieron una revolución.

Ellos Dividieron las tareas en tres partes: Frente, Retaguardia y Cultura, y nos avisaron que sin organizar esos tres elementos fracasaríamos. Salta a la vista. 

Repetimos, de nada sirve tener las herramientas si no se organizan y trabajan como sistemas.

En el Frente se sitúan los sindicatos
En la Retaguardia las cooperativas
En la Cultura la educación, propaganda y campañas

La fragmentación cultural y la materialización de la voluntad social

En los lugares donde triunfó la revolución se partió de una serie de ideologías más o menos concretas sostenidas por grupos, que fueron asociadas a unas necesidades y que en un momento se unieron generando infraestructuras, un sustrato físico de sindicatos, escuelas, ateneos, mutuas, cooperativas, barricadas, cantones, autonomías, milicias... impulsaron un movimiento, no solo la idea. La idea fue materializada, y su efecto palpable. Tenían algo de lo que sentirse orgullosxs, algo que perder, algo por lo que luchar, y por lo que morir.

Partimos de una voluntad que generó un entramado social que hoy día está siendo cada vez más disuelto por los mecanismos sociales y productivos en vez de fortalecido, haciendo cada vez más difícil su recuperación: hiperindividualismo, competencia,  inestabilidad laboral, estrés,  migración y movilidad, entretenimiento, medios desinformativos masivos, desprotección social con polidependencias... soledad. Aislamiento. Divide et impera.

Si bien tenemos la teoría poco se ha materializado en la práctica en forma de sindicatos, ocupas, fábricas expropiadas, mutuas o cooperativas. Surgen como experiencias desarrolladas por separado, con distintas visiones y distintos objetivos, pero la mayoría alejados de la meta revolucionaria. Por lo que hoy día aunque haya un sustrato social, como hemos mencionado en merma, la sensación que da la fragmentación es de que no hay nada por lo que luchar. No hay nada preparado, nada digno de ser defendido, y nada tan importante como para iniciar un ataque. Nadie en su sano juicio se involucraría en una empresa revolucionaria con tan pocas garantías. ¿Quién va a luchar en una guerrera que no existe? Si a caso corriese persecución o riesgo la vida de alguna militante esta huiría al exilio antes que ser un mártir de nada.

Frente Cultural: La desfragmentación Cultural que lleve a la Unión Organizativa, preámbulo de la revolución

La Fragmentación Cultural hace referencia a la situación en que organizaciones e individuos actúan como individualidades sin conexión con el resto. Está relacionada con el Aislamiento físico al cual nos sometemos cada día y a la fragmentación cultural impuesta por el sistema capitalista. Esto impide el que se desarrollen proyectos comunes y es uno de los objetivos de la represión institucional al servicio de las élites políticas, religiosas y económicas. Nos mantienen desunidos porque nos quieren débiles. Hacen bien en temernos.

El objetivo del Frente Cultural es disminuir el aislamiento, la fragmentación, que no la variedad, disminuir la desunión, coordinar esfuerzos individuales, potenciar alianzas en campañas concretas que enfoquen la atención e impregnen a otras organizaciones de modo que actúen voluntariamente en sinergía hasta que finalmente se organicen en Federaciones capaces de desarrollar mayores objetivos.

Impregnación y Permeabilidad Ideológica

La transformación social se promueve por medio de la Impregnación ideológica, el intercambio de ideas, en las distintas capas sociales. La cultural capitalista se abrió paso entre la cultura feudal hegemónica en su tiempo. Un ejemplo de impregnación es la aceptación de la 'horizontalidad'  como deseable por diversas organizaciones ajenas al libertarismo a lo largo del globo [4] [5] o la aceptación por parte de las multinacionales de la utilidad de la 'transversalidad' [6], a regañadientes, en aras de la producción.

La impregnación es bidireccional y eso también los vemos en nuestras organizaciones. Desde sindicatos subvencionados, organizaciones con liberados, ONGs y partidos libertarios, todo tipo de organizaciones horizontales o autogestionadas... Se pueden considerar elementos intermedios que portan su grado de razón a la par que sus propios problemas y contradicciones. Mientras estén desconectados proseguirá la fragmentación, la confusión y a veces el despropósito. Con ellos también deberemos dialogar y llegar a acuerdos si queremos progresar en la construcción de algo común. Debemos Permeabilizarnos para no quedar aislados y anclados, lo cual no quiere decir renunciar a nuestros principios, sino reconocer la variedad y la multiplicidad de intereses.

Por supuesto que hay 'Infiltrados' que nada les importa los ideales anarquistas o incluso los mínimamente sociales. Su función es crear confusión o sacar un provecho personal, como los anarcocapitalistas o los anarconacionalistas. Desde anónimos a profesores, periodistas o Instituciones como ONGs o escuelas erigidas en think tanks. Son los Amos o están a sueldo de sus Amos; chacales que acaparan focos, medios y desviando la atención. ¿Qué engendros son esos? Es más fácil dialogar con nuestros rivales que con estos. No hay que perder el tiempo en diálogos de besugos. No merecen más tiempo que el que se puede gastar debatiendo con un fascista o un capitalistas reconocido. Al fascismo se le aplasta, no se le discute.

Grados de organización y Salud Revolucionaria

Podemos entender que hay distintos grados de organización y que no se puede organizar un escalón sin haber cimentado el anterior. Necesitamos una meta común que nos una y un proyecto que nos ilusione.  El objetivo es animar a que las personas se organicen en grupos y los grupos en sistemas capaces de crear circuitos que permitan el acoplamiento progresivo de más personas, grupos e iniciativas. Sobre todo mostrando los beneficios de la Unión y la Solidaridad.

1- Foros, Comunicación y escaramuzas

Bajo la Hegemonía cultural capitalista encontramos que no dejan de elevarse voces en contra del sistema imperante en un ambiente de insatisfacción general. Los distintos medios de propaganda y contrainformación [7] van encaminadas a convencer a los individuos tanto de su responsabilidad como de sus posibilidades de cambio, incidiendo en la importancia de la organización como la mejor forma de encauzar las expectativas individuales. Parece un contrasentido pero es la única forma de superar las restricciones impuestas por el Sistema de Represión de los Capitalistas: un grupo de pares que nos acepte y nos permita crecer como personas. Sin el convencimiento individual no hay revolución real.

A demás de la clásica Propaganda por la Reflexión un forma útil de propaganda es la revolucionaria Propaganda por el Hecho, en la que la propia lucha es tanto instrumento de lucha como vehículo de propaganda por medio del ejemplo.

Cada organización tiene una meta  y éstas son muy heterogéneas, por lo que habría que debatirlo largo y tendido, tal vez en un foro revolucionario. Necesitamos reuniones regulares, primero informales hasta que se vuelvan formales. Algo similar ocurre hoy en día con las 'Ferias del Libro Anarquista' [8] que se proligan por todo el mundo, verdaderos foros informales y viveros de ideas.

2- 'Acerdo de Mínimos' y batallas

Con el grado de testarudez imperante este debate puede llevar décadas, tal vez siglos, pero hay que encontrar el 'Acerdo de Mínimos' que nos permita mantener una relación y enfocar las metas particulares a objetivos comunes.

El 'Acuerdo de Mínimos' más básico entre libertarios puede ser un pacto de Autogestión, Acción Directa y Apoyo Mutuo que nos empuje a cooperar. Con organizaciones no libertarias, como en la preguerra española fue el Pacto Antifascista [9] que dio lugar a los Comités de Defensa. Tal vez la satisfacción de nuestras necesidades en libertad, sin explotación, sin ser sometidos por el capitalismo, el Anticapitalismo pudiera acercarnos. Tampoco podemos olvidar la lucha contra el expolio natural, la predación humana, el Ecologismo. Todos estos son motivos que nos unen entre anarquistas y más allá. Son pactos a los que se pueden adherir muchas otras organizaciones.

3- Plataformas y Campañas

La plataforma no es un peldaño necesario, pero si muy común, de ahí su relevancia. Cuando se produce la alarma social rápidamente todo tipo de organizaciones se juntan en plataformas para encarar tareas concretas. ¿Cabe la posibilidad de insertarnos en alguna estructura social a la que podamos llevar nuestro discurso? ¿Cabe la posibilidad de participar en Plataformas? Cada plataforma es diferente así que no se puede dar una respuesta unánime sobre su conveniencia.

No se pueden despreciar sus beneficios:
-las plataformas son muy ágiles y
-abren la puerta al diálogo entre las bases que pueden ser la puerta de colaboraciones más estrechas.
Las asociaciones anarquistas forman sus propias plataformas, como últimamente hemos observado con el 'Unificando Las Luchas' [10],  'Proces Embat' [11] o 'Bloque Unitario' [12]. Pero también se pueden insertar en plataformas más abiertas como Antifa, Las Mareas [13] o la PAH [14].

Tampoco olvidar los problemas que suscitan:
- Absorben fuerzas y energías desviándonos de nuestro propias funciones
- En ellas las organizaciones más grandes suelen llevar la voz cantante y ocupar los cargos de responsabilidad.
-En la mayoría el comité ejecutivo plantea los cursos de acción y agendas, pasa el cepillo y evita el debate.
- Al final se transforman en trampolines políticos y nos queda la sensación de haberle hecho el trabajo sucio a alguien e habernos tomado por bobxs.
Esta es por ejemplo la experiencia del 15M en el que se acabó creando un Bloque Crítico [15] ante la deriva institucional de la organización.

Se puede considerar la plataforma como una pre-federación, una organización informal y por un motivo concreto que puede dar lugar a una federación. Para que se produzca la federación, lo cual debería ser un objetivo, es necesario un dialogo anteriormente mencionado y acuerdos firmes. Parece ser que este plataformismo es el nuevo estadio en el que nos encontramos, pero también parece que hasta que varíen las condiciones, como la subvención a sindicatos o los modelos de representatividad, estaremos en este estadio por mucho tiempo. Si quieren frenar el avance social el punto más débil y más fácil de minar son las plataformas. Como decimos, hay que valorar cada propuesta individualmente.

4- 'Acuerdo de Máximos' y Federaciones

Hasta ahora la plataforma es una organización popular pero no instrumento adecuado de transformación. Este es la Federación, al ser más exigente y vinculante por medio de Estatutos. Lo vemos constantemente: serán las federaciones y confederaciones las que organicen tanto las cooperativas como los anarcosindicatos y autonomías y nos lleven por el camino revolucionario. En el plano revolucionario es el sustrato social sobre el que se cimentan las cooperativistas y anarcosindicatos.

Por último y tal vez lo más difícil, coordinar todas estas federaciones. Seremos más concretos. Mientras las Federaciones de Sindicatos como la CNT, CGT o Solidaridad Obrera, de Estudiantes como la FEL, de Grupos Anarquistas como la FAI, FAGC, FAGA, estén dispersos y solo conectado por medios del las dobles y triples militancias o campañas, sin un objetivo claro, podéis despediros de la organización y de cualquier atisbo revolucionario. Seguiremos ciegos, cojos y mudos, impotentes y mecidos ante los avatares de las élites. Tal vez un congreso sea un germen, pero lo determinante será la voluntad. Hoy con los medios y posibilidades que tenemos no hay nada parecido.

Si tenemos en cuenta que son las federaciones las capaces de realizar tareas de gran envergadura como las revoluciones nos damos cuenta de que en efecto nos encontramos en una situación de incipiencia muy alejada de cualquier atisbo revolucionario.

5- Organización internacional 

Si hablamos del plano internacional encontramos aún más problemas. Partimos de enormes distancias y generalmente distintos idiomas que imposibilitan físicamente un diálogo fluido, aunque ahora contamos con potentes herramientas como internet y más medios. Hay un sustrato social en todos los países en cada uno se vive una realidad distinta y se viven distintas condiciones por lo que el debate aún es más difícil. Ejemplos de esta fragmentación y diferencias son las distintas alternativas organizativas desarrolladas en los distintos países: en Sudamérica se desarrollan los Autogobiernos, en Europa se desarrolla el anarcosindiccalismo y en Siria la Autonomía. También se observa que en las ciudades se desarrollan las experiencias Autónomas mientras que en las zonas rurales son más comunes las cooperativas. Es posible llegar a Acuerdos e Incluso Campañas, pero existen grandes problemas a la hora de establecer Plataformas, y ya no digamos de Federaciones.

Salud! PHkl/tctca

Publicado el 12.1.2017, última edición 14.1.2017

Furin Kazan: Terrorismo laboral a la japonesa

El siguiente texto fue publicado en la página web de la “Asociación de camareros, cocineros y demás trabajadores en el sector de la alimentación” con motivo del despido sin indemnización de una trabajadora en el restaurante japonés Furin Kazan. En el texto se hace una mención también al terrorismo ejercido a los trabajadores del negocio por su patronal.

Despidos con receta japonesa

Nuestra colega H.K. estuvo trabajando en el restaurante japonés desde julio de 2014 hasta el 27 de septiembre de 2016, cuando fue despedida. Antes de julio de 2014 había trabajado en dicho restaurante en 2011, 2012 y 2013. Al principio fue llamada a trabajar en los días libres de otros colegas durante los meses de verano, pero al final se quedó y estuvo trabajando dos años más. A pesar de la intensa presión de la colega (a la patronal) para ser contratada y trabajar con seguridad social, trabajó durante un año más sin seguridad social, ya que la dueña del restaurante posponía su contratación legal con varias excusas.

El ambiente y las condiciones laborales en Furin Kazan no difieren nada de los que prevalecen en los demás calabozos laborales del sector de la alimentación: Camareros-multiinstrumentos, quienes, además de su trabajo, fregaban platos y limpiaban el restaurante. La mayoría de ellos estaban declarados como obreros no cualificados, y trabajaban sin la mitad de la seguridad social que corresponde a su trabajo, con horarios flexibles, ya que el patrón no dudaba en reducir drásticamente el personal cuando consideraba que no había mucho trabajo, o en “reclutarlo” cuando había trabajo.

La colega reclamó cobrar las horas que había trabajado, el suplemento nocturno y por haber trabajado en domingo, y en general todo lo legal. La dueña se negaba a pagarle este dinero hasta pocos días antes del despido de la trabajadora. Sin embargo, la razón de su despido no fue esta. H.K. muchas veces había peleado con la dueña en el pasado, ya que no toleraba la osadía (audacia) que tienen los patrones de pisotear la dignidad del trabajador o de la trabajadora, y de tratarle de una manera peyorativa, insultándolo. En Furin Kazan, pues, la dueña, de origen japonés, solía juzgar al personal (y a veces pagarlo) según su sexo y su nacionalidad. No es fortuito que la mayoría de los trabajadores en la empresa sean hombres, ya que ella había dicho que las mujeres que tienen hijos o las que llegan a tener 30 años de edad son “inútiles”. Tampoco es fortuito el hecho de que los trabajadores de origen japonés cobren mucho más que los demás: Es una actitud extremamente sexista y racista, la cual tenían que tolerar los trabajadores y las trabajadoras, ya que la amenaza del despido salía muy a menudo de su boca.

La colega ya ha presentado una denuncia en la Inspección del Trabajo, reclamando el dinero que se le debe, ya que no ha recibido ni la indemnización por despido ni la paga extra de Navidad que le corresponde. A pesar de todo eso el abogado de la empresa tuvo la osadía de sostener que la empresa ha indemnizado a la trabajadora, y que no le debe nada, ¡presentando recibos de pago no firmados!, y declarando que la empresa la despidió por no hablar lenguas extranjeras (¡la dueña es japonesa, habla poco el griego, y la mayoría de las conversaciones se hace en inglés!), por no saber manejar un ordenador (en el restaurante no hay ordenador) y por no haber trabajado antes de ser contratada (como se citó más arriba, ¡la trabajadora había estado trabajando durante al menos dos años en el mismo restaurante antes de ser recontratada!). Hay que señalar que otros dos trabajadores despedidos por la patronal de Furin Kazan han recurrido a la vía judicial contra la empresa. Hace un año en el juicio la patronal fue condenada, pero aún no han cobrado sus sueldos. Recientemente otros tres trabajadores presentaron denuncias en la Inspección del Trabajo, por no haber cobrado sus sueldos. Y todo esto en un negocio “histórico”, situado en el centro de Atenas, el cual estaba lleno y llenaba sus cajas, y sigue haciéndolo incluso hoy, ya que la crisis económica no lo ha afectado.

Las mentiras y los pretextos empleados por los patrones cuando van a despedir a algún trabajador o a alguna trabajadora no nos impresionan. Por lo general no carecen de imaginación, pero nos exasperan. Nos exasperan las condiciones bajo las cuales estamos obligados a trabajar, nos exaspera la conducta racista y sexista de los patrones, nos exaspera el terrorismo ejercido mediante la amenaza del despido, nos exaspera la explotación que sufrimos.

Contra el terrorismo de los patrones levantamos la cabeza, nos organizamos en los sindicatos de base, colectivizamos nuestras resistencias, y reivindicamos lo que nos pertenece.

Resistencia-autoorganización-solidaridad.

Asociación de camareros, cocineros y demás trabajadores en el sector de la alimentación

El texto en griego.

Próximas convocatorias solidarias en Barcelona con les compañeres encarcelades acusades de expropiar bancos en Alemania

Próximas convocatorias solidarias en Barcelona con les compañeres encarcelades acusades de expropiar bancos en Alemania - La Rebelión de las Palabras 9.1.2017

El próximo 14 de enero a las 20:00 en La Barbería (C/ Pou de la Figuera, <M> L4 Jaume I) habrá una jornada de pizzería solidaria con les compañeres acusades de expropiaciones bancarias en Alemania. 
Así mismo, el próximo 21 de enero a las 12:00 habrá una manifestación solidaria que saldrá de la Pl. del Diamant (<M> L3 Fontana). 
Para terminar, el 25 de enero a partir de las 20:00 habrá un cenador vegano en el centro social okupado La Cinètika (Rambla Fabra i Puig 28, <M> L1 Fabra i Puig).
¡Les queremos libres! ¡Les queremos cerca!
Solidaridad con les compañeres anarquistas en prisión acusades de expropiar bancos en Alemania.

[México] #Gasolinazo. Entrevista a un trabajador de Petróleos Mexicanos

Demian Revart [Ruptura Colectiva]

Introducción

México no está al borde del colapso financiero… ¡ya lo está! Tenemos que ser realistas, y por tanto, nuestro análisis debe serlo de igual forma. Tras el anuncio a finales de diciembre de 2016, a bombo y platillo, del aumento de los precios de las gasolinas en su máximo histórico desde 1998, diversos estados del país salieron a las calles a protestar con bloqueos carreteros y en las gasolineras. La táctica del terror y la infiltración no se hizo esperar, el Estado y su mass-media bañaron de prioridad a una serie de saqueos a tiendas departamentales y centros comerciales que iniciaron el 4 de enero en diversas zonas del Estado de México, replicándose después en Veracruz, Hidalgo, CDMX y otros estados. Así, “la gente comenzó odiando al gasolinazo, pero terminó odiando a los saqueadores”, enunciado facebookero que describe el cómo la atención e impulsos de organización popular fueron desviados de lo que representa el atentado del capital contra la industria energética, y por tanto, a los precios de los productos que esta provee.


Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, tomaron
una docena de gasolineras de la ciudad y regalaron el combustible a los conductores.
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas / 2015

¿Por qué conocer la resistencia que emerge desde las entrañas del monstruo petrolero? Porque el gasolinazo es el síntoma, la privatización de la industria es la enfermedad. La Coordinadora por la Defensa de PEMEX nace en Veracruz a inicios de marzo de 2015 –realizando su primera declaración pública el 1º de mayo del mismo año- como uno de los pocos grupos autónomos de obreros que conocen y repudian los mecanismos de subordinación del sindicalismo estatal, y es a su vez un núcleo de fuerzas que ha realizado distintas actividades políticas de concientización y difusión por la organización nacional de los trabajadores de PEMEX hacia lo que sus integrantes denominan la Segunda Nacionalización de Petróleos Mexicanos. ¡Sonaría descabellado este fin de no conocer los efectos negativos del desmantelamiento de Pemex!, porque en efecto, el reciente fenómeno del gasolinazo engloba una causación directa por los golpes del gobierno y el capital extranjero a una de las empresas que más recursos financieros y energéticos ha dado al país desde su surgimiento en 1938.

En la más reciente protesta nacional del 9 de enero, le gritamos enardecidos a la gente en una liberación de torniquetes que “es una cuestión lógica, si se desmantelan y precarizan las industrias que sostienen casi un 20% de la economía nacional, los precios de sus productos aumentarán indudablemente”.

Bajo esa idea y dentro de una coyuntura muy importante, socializamos esta entrevista-compartición con el compañero Mario Díaz –uno de los fundadores de la Coordinadora y luchador social por la democratización de las instancias laborales en PEMEX desde hace varias décadas-, un documento que se impregna de información detallada y rigurosa sobre lo que sucede dentro y fuera de la empresa.

En el momento por el que atraviesa México, es importante escuchar la voz de los directamente afectados, no por misericordia o referencia vacía, sino como un gancho bibliográfico y de praxis que sirva para entender la enorme crisis económica que se aproxima para estos meses.

DR: Un saludo combativo, compañero Mario. Te agradecemos por tomarte un tiempo y concedernos esta entrevista-compartición. La idea es poder expandir la voz directa de los trabajadores petroleros en México y el mundo, en torno a la inminente muerte de PEMEX que se ha venido dando sigilosamente desde el embate neoliberal de hace unas décadas, pero también de cómo se están organizando para contrarrestar su privatización.

Mario Díaz: Gracias a ustedes. Estamos aquí recibiendo el llamado de medios libres para exponer como está la situación de la lucha obrera aquí en la parte sur de Veracruz, y particularmente con los petroleros.

La problemática de PEMEX es histórica. Desde mediados del siglo XX han existido organizaciones de los obreros para luchar por sus derechos laborales. En este nuevo siglo, fue la Reforma Energética el bastión que comenzó a privatizar complejos, dañar los contratos colectivos y arrastrara los trabajadores a la incertidumbre con despidos masivos. ¿Puedes resumirnos cuál es la problemática en PEMEX?

Con mucho gusto, sólo hago algunas precisiones. Primero, los obreros petroleros comienzan a organizarse a inicios de 1930; en 1935 se constituyen en un sindicato único, en el 38’ participan al frente del pueblo mexicano y junto con Lázaro Cárdenas, apoyando la expropiación petrolera. Son 78 años de esta gesta heróica de los trabajadores de esa generación que nos trajo bonanza, estabilidad y un proceso de desarrollo sustentable para el país. A raíz de comenzarse el proceso de privatización por allá en la década de los 80’s, se vio una mano siniestra contra las principales empresas que desarrolló el estado benefactor (denominado así, en un tiempo dado por los historiadores). Con la entrada de Carlos Salinas de Gortari, comenzó el golpeteo a todas las paraestatales; la venta de DELICONSA, la Azufrera Panamericana en el sur del estado de Veracruz, igualmente se vendieron lo que eran las plantas productoras de azufre en Jáltipan de Morelos, al sindicato mismo lo desaparecieron, de ahí hacia delante -después de ser encarcelado el líder Joaquín Hernández Galicia-, quedó un hueco donde todos los sub-productos que ganamos en la lucha tendieron a menos, de la mano a la entrada de este tipo nefasto –Guzmán Cabrera–, para concluir con el entronizamiento de Carlos Romero Deschamps.

Hubo altibajos dentro de la lucha por la democratización del sindicato petrolero aquí en la zona sur desde el 92’; los trabajadores se ‘insurrecionaron’ para formar el Grupo de los Azules en Coatzacalcos y el Grupo Orientador Renovador Sindical. Hoy, en estos tiempos de privatización galopante de la industria petrolera, surge la Coordinadora por la Defensa de PEMEX, secundada por la Unión Nacional de Técnicos Profesionistas Petroleros (UNTyPP).

¿Qué hacemos actualmente? Vamos en contra de los despidos, la privatización de PEMEX, y hemos denominado que estamos iniciando una lucha por la “Segunda Nacionalización de Petróleos Mexicanos”.

Nos nace una cuestión de índole histórica: la mayor parte de los centros de trabajo y sindicatos han terminado cooptados poco a poco por la patronal y distintos mecanismos estatales. En torno a eso, ¿qué papel tiene aquí el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y cómo se ha organizado la Coordinadora al margen de este?

Hay que señalar que el STPRM no siempre ha sido como hoy, un sindicato corporativo, represor, anti-democrático, etc. No. Su surgimiento fue revolucionario para su época, nos legaron planteamientos importantes, ahí tenemos el Acta Constitutiva y la Declaración de Principios, y que hoy la burocracia regional de Hernández Toledo y a nivel nacional por Romero Deschamps, se han dado a la tarea de ocultar todo esto para que los obreros no tengan memoria histórica.

¡Es obvio, nosotros estamos en condiciones mucho más adversas! El sindicato no ha metido las manos por los trabajadores. Por ejemplo, Hernández Toledo ha dicho en su última declaración de que “se tendrán que ir los que tengan que irse”, así, textualmente, cuando desde el año antepasado (2014) nosotros advertimos este proceso de liquidación y desmantelamiento.

El hecho de las explosiones y accidentes[1] en la industria eran, mejor dicho, una estrategia política tratando de decir, prácticamente, que es una empresa deficiente, ineficaz, que los trabajadores son flojos. Todo era una mal sana intención de inducir ante la opinión pública los aspectos negativos de PEMEX.

¿Qué tenemos en la actualidad? Decenas de miles de trabajadores liquidados, despedidos por diversos mecanismos, ya sea como lo establece la propia Cláusula 20 del Contracto Colectivo de Trabajo, donde se habla de antigüedades determinadas, reacomodos –si no hay reacomodo, se le da liquidación- y por último, el despido indiscriminado.

Según los cálculos y las notas periodísticas, van a compactar a su mínima expresión a la base trabajadora, por cualquiera de estas tres formas ya descritas, así como lo hace cualquier empresa privada.

Me acabo de enterar que todo el tren de aromáticos y de etileno han sido desaparecidos del Complejo Cangrejera, todos este gas y recursos asociados a la producción del crudo, lo están conduciendo directamente a la empresa Siglo XXI, que es una empresa privada y a PEMEX lo están dejando sin materia prima, por consiguiente para los trabajadores, sin materia de trabajo.

En la zona de Campeche, más de 15,000 trabajadores han sido despedidos y se están cerrando las plataformas petroleras, esto ha traído una parálisis económica que posteriormente se va a traducir en un serio problema de carácter social. Acá en el norte de Veracruz, específicamente en Poza Rica, ya se está resintiendo el fenómeno social por el desempleo y por la desaparición del Complejo Petroquímico “El Escolín” [2].

Los trabajadores activos intentamos defendernos y de anteponer juicios contra los despidos y las cuestionas más adversas que la empresa nos envuelve, ha dicho últimamente que “quien no acepte las condiciones de trabajo, pues la puerta está muy ancha”. Estamos en el marco del 78º Aniversario de la expropiación petrolera en la que decimos que no tenemos nada que celebrar. Estamos inmersos igualmente en una lucha en contra del Contrato Colectivo de Trabajo 2015-2017, completamente leonino, regresivo, y vamos a anteponer una demanda laboral en contra de todas aquellas cláusulas regresivas.

Hemos visto que existe una resistencia en el Complejo Petroquímico Pajaritos, diversos obreros de esta industria se han acercado a organizaciones de izquierda radical, universidades y otras asociaciones de trabajadores en la zona metropolitana para hablar de su situación. ¿Nos puedes platicar qué ha pasado en Pajaritos [3]?

Prácticamente ha desparecido. Desde 2015, fue partido en dos, fue ‘desincorporado’, lo subrayo y entrecomillo porque no fue mas que una venta disfrazada a escondidas de lo que era Pajaritos. René Marquina, afectado directamente con un grupo de sindicalizados, es un compañero muy nuestro, han realizado actividades, se materializó ese activismo con el despido de los compañeros de ‘avanzada’.

Mexichem -petroquímica de vinilo- absorbió al 50% de los trabajadores de los 23,000 trabajadores, el resto anda deambulando por distintos complejos de la región donde supuestamente se iba  crear una superintendencia de mantenimiento, es decir, operarios especialistas y egresados ahora le iban a hacer de jardineros, de barrenderos, etc[4]. A ese grado a llegado la descomposición del Contrato Colectivo de Trabajo en Pajaritos, cuando estos grandes especialistas tenían todas las facultades para reparar y mantener las principales máquinas que hacen producir a la petroquímica.

Es muy probable que si no hay una lucha de resistencia importante, grande y sistemática, desaparezca oficialmente. Estamos observando que otras cinco refinerías podrían ser licitadas (vendidas), con el objetivo, como dicen ellos, de la crisis de PEMEX, cosas completamente tontas, poco serias, porque esto no es un problema de caja o de falta de liquidez, sino es la intención de desbaratar y capitalizar todos los activos del cual dispone una empresa tan grande como lo es PEMEX.

Haciendo un análisis político a las reformas estructurales, sabemos que van en un ligamen lógico y capitalizador. En la Huelga del IPN en septiembre de 2014, los estudiantes adquirieron la conciencia de que las empresas están minimizando al mínimo a la base trabajadora como mencionas…

–sí, se les quiso reducir de categoría de ingenieros a simple técnicos–

… ajá, en este sentido, ¿qué mensaje le darían a los estudiantes y demás sectores sociales que están en la mira de la aplicación inmediata de las reformas?

Hay que decirlo: el IPN y el IMP están indisoluble y directamente ligados al desarrollo industrial en PEMEX y otras empresas energéticas. A raíz de la carencia de técnicos en 1938 para sacar delante la iniciativa de expropiación, precisamente por eso se creó el IPN, y para el cómo se iba a capacitar a manuales y especialistas, fue creado años después el IMP[5].

Lo que podemos decirle a los futuros egresados del IPN en carreras afines a la industria energética, es que tienen que insistir en que la educación no se privatice. Segundo, que impugnen siempre porque la educación siga siendo científica, popular y que esté al servicio del pueblo, y que nunca cedan a la tentación de los ‘cantos de sirenas’ de que va haber una ascenso en la escala social sólo por tal o cual grado educativo. Desde la perspectiva de los trabajadores, vamos a luchar mancomunadamente con ellos para que se mantenga pública la educación de todos los niveles, pero especialmente en las universidades y centros de investigación.

Nuestro llamado es que exista una alianza con los obreros, si se puede, en los campos o especialización en la que se van a desarrollar próximamente. No olviden cuál es la esencia de la educación.

Últimamente se han erigido varias huelgas obreras en México, por ejemplo, los compañeros de Lexmark y Eaton Bussmann en Ciudad Juárez, Chihuahua, los mineros de la subsidiaria Arcelor Mittal organizados en la Sección 271 del Sindicato de Mineros, también en Cementos Fortaleza en Hidalgo. Ahora que hay un retorno al concepto histórico del “movimiento obrero” (no porque digamos que haya desaparecido, sino porque se congeló la combatividad de este por la deformación de los movimientos sociales o su estratificación), ¿qué puedes decirle como trabajador en lucha de PEMEX a estos referentes?

Aquí estamos haciendo una convocatoria en la cual expresamos, en principio, que toda movilización debe tender hacia una crítica contra la patronal, que se vinculen, sin necesidad de omitir las necesidades inmediatas y sectoriales. Lo que pasa es una reacción conjunta a todo el cúmulo de reformas estructurales, y no tiene sentido estar luchando cada quien por su propio contrato de trabajo o en mejoras en sus relaciones laborales. Tenemos que ver que tenemos un enemigo en común, tendrá que ser la conjunción de los gremios y estamentos una unidad de luchas para iniciar la contraofensiva y no estar siempre en la defensiva.

Estamos por la reunificación de los movimientos acá en Veracruz y estamos en aras de entablar los nexos con los diversos estamentos a nivel nacional. Tengan la plena confianza que hacia allá nos dirigimos, en pleno de que no hay escapatoria, ya no hay salida, ya no hay futuro, es decir, lo nefasto de las políticas públicas de Enrique Peña Nieto, su gabinete y los partidos políticos.

A principios de marzo de 2016, hablamos de un inicio de la lucha por la Segunda Nacionalización de Petróleos Mexicanos, dentro de otras consideraciones que ya hicimos públicas a través de un manifiesto.

Ahora que mencionabas a los partidos políticos como antagonismos por su papel en la aprobación de las reformas estructurales a la entrada del régimen peñanietista, ¿cuál es la posición de la Coordinadora ante ellos?

Los principales partidos de este país están en contra de los trabajadores (PRI-PAN-PRD) y la rémora que orbitan a su alrededor[6]. Si alguien como MORENA o Movimiento Ciudadano, etc., está en contra de las reformas estructurales, bienvenido sean; si están en contra del desmantelamiento y privatización de PEMEX, bienvenidos sean; si están a favor de nuestra lucha, bienvenidos sean, ¡ah!, ¿pero saben qué?, ¡van a la cola! Los trabajadores somos quienes encabezaremos esta lucha siempre. No podemos descartar ninguna estrategia, ninguna táctica para detener estas reformas que están afectando a lo ancho y largo del país.

Hay que dejar en claro esto, en efecto de no cerrar las puertas a nadie, sino para tener la más amplia solidaridad y apoyo posible en contra del régimen de Peña Nieto.

Vamos a las estadísticas. Los números son alarmantes, existe muy poco conocimiento sobre el desmantelamiento masivo (diría yo, un magnicidio del derecho al trabajo) en PEMEX. El imaginario social piensa que la empresa sólo se concentra en las costas, pero también hay centros de operaciones, administración y extracción en otros estados.  ¿Aproximadamente, cuántos trabajadores han sido –y serán- despedidos por la implementación de la reforma?

En 2016, captamos una información fidedigna. Si en 2014 y 2015 despidieron a alrededor de 15,000 trabajadores, en este 2016 va una cantidad similar a ‘cuenta gotas’ (de manera sigilosa). Aquí se le llama “despidos de carácter hormiga”, incluso ya hay una circular que nos entregaron en donde, prácticamente, establece que se deben tomar medidas de carácter económico con base al Acuerdo F3133-9 del 2015 para ejecutarse en el segundo semestre del 2016 y que conlleva el despido de 16,553 trabajadores.

Como colofón, no tan sólo es PEMEX, tenemos el caso del seguro social, los pensionados del ISSSTE, los trabajadores de CFE (que ya les redujeron sus prestaciones) y por lo que he leído, la van a dividir en 10 direcciones, ¿qué significa esto?, van a barrer con los derechos laborales segmentando a la base trabajadora.

Ese es el negro panorama para la clase obrera de la gran industria de este país.

¿De cuántos trabajadores se forma la base laboral de PEMEX?

 Antes de la firma del Contrato 2015-2017 –31 de julio de 2015-, habían 150,000 trabajadores.

 

-¡Casi un 10% de la plantilla laboral fue despedida­!–

Así es, pero debido a las exigencias internacionales para entregar en bandeja de plata a PEMEX, entre 2014, 2015 y 2016 se tenía que despedir al 20%.

A principios de este año se instalaron gasolineras de PEMEX en algunos territorios de Estados Unidos con un precio mucho más barato que en México, casi al 50% de su costo. Los periodicazos y las notas periodísticas apuntalaron a esa idea de ‘progreso’ en la industria petrolera, pero los más críticos, anuncian la inminente venta de PEMEX al capital extranjero. ¿En qué consiste este hecho de la instalación de gasolineras y sus repercusiones económicas?

Abrir el mercado de las gasolinas era un promesa para 2018, pero el gobierno adelantó el tiempo. PEMEX no es tan sólo la producción, refinerías, extracción y los complejos petroquímicos, es distribución, comercialización y sobre todo, lo que son los ductos y la transportación de gas y crudos. Todo eso ya se está concesionando a la iniciativa privada.

La entrada de gasolineras al país supone el reparto del mercado, lo que antes era una cuota  -gasolineras extranjeras- ahora van a hacer cerras las puertas de PEMEX. Por otro lado, un alto porcentaje del costo por litro de gasolina corresponde a impuestos, en Estados Unidos una gasolinera de PEMEX tiene un poco más del costo de producción pero mucho menos en cuanto a impuestos, por eso se dice del precio más bajo a casi un 50%.

¡No nos chupemos el dedo!, es parte del desmantelamiento del monstruo que simbolizaba Petróleos Mexicanos.

Tenemos los datos y un seguimiento político a la Coordinadora. ¿Cómo se organiza y cómo nace esta agrupación?

La Coordinadora por la Defensa de Pemex surge porque hay un núcleo de obreros democráticos dentro del STPRM en el sur del estado de Veracruz, que ha dado luchas en diversos momentos de la historia. Primero fue en 1992 con el grupo de “Los Azules” que impugnaba por la democratización de la Sección XI del STPRM, con el fin también de establecer a nivel nacional un nuevo tipo de sindicalismo; en 1997-1998 se forma el Grupo de Orientación Renovación Sindical (GOR) aquí mismo en la Sección XI; y hoy, ante la avalancha de despidos se forma la Coordinadora.

Es un organismo que nace bajo las características, ya con una cierta comprensión de la lucha, que para poder triunfar es necesario democratizar al sindicalismo petrolero, e igualmente, tiene que estar muy pendiente de lo que sucede dentro de la empresa. Nos irritamos tanto cuando anuncian que el Consejo de Administración de Pemex le da una patada en el trasero a la representación sindical (cuando corren vergonzosamente a Carlos Romero Deschamps [7]), pero no era una situación de ese personaje, sino de las personas que ‘representan’ a los trabajadores. Todas estas decisiones arbitrarias van en contra del control obrero de la administración que debería existir y que es uno de nuestros estatutos.

¿Qué estamos haciendo nosotros? Primero, entrando en coordinación con organizaciones sindicales y obreras, principalmente con las 36 secciones de nuestro sindicato, enfatizando que el vínculo es con grupos pequeños y grandes de obreros democráticos, si te doy un ejemplo, entre ellos está la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTyPP).

Estuvimos muy ocupados con el 78º Aniversario de la Expropiación Petrolera, hubo una respuesta muy satisfactoria, donde los trabajadores se volcaron a la consigna “ya no hay de otra”, y pasando esta fecha, estamos entrando a un ritmo para mostrar una solidaridad con los trabajadores del campo el 10 de abril y preparando también un programa de reivindicaciones de la clase obrera y de los campesinos para hacer público el 1º de Mayo. No vamos a ceder ni una pulgada de lo que la burocracia sindical nos ha quitado.

Ha sido muy nutrida toda la información que nos han explicado. ¿Cómo podemos mediatizar su lucha para que existan más puentes de solidaridad con su causa?

Tenemos alianza con medios electrónicos e impresos de escala local aquí en Veracruz. En Facebook, publicamos todo el trabajo programático y organizativo, todo lo que decimos y todo lo que es necesario expresar, la página la encuentran como “Coordinadora por la Defensa de Pemex” y en el muro de un servidor (Mario Díaz).

Estamos en proceso de construir una radio en línea que ya hemos denominado ‘online’, de tal manera que tengamos voz propia. Aprovechamos siempre todo lo que electrónicamente esté a nuestro alcance. Tenemos un espacio todos los miércoles que se nombra ‘Radio Sur Veracruz’, dentro del programa de una radio que labora en Minatitlán.

Queremos manifestarle a todos los escuchas y lectores que esto va para largo, vamos a hacer todo lo humanamente posible para ir paso a paso consolidando los espacios, y en un futuro lejano podamos decir que cumplimos la meta que nos propusimos: LA SEGUNDA NACIONALIZACIÓN DE PEMEX.


Notas críticas y referencias

[1] La negligencia es un factor endémico a la vida de la clase obrera –y muchas veces se extiende a la gente que vive cerca de fábricas, refinerías y complejos petroquímicos-. Tan solo recordemos esta lista: (1984) la trágica explosión en San Juanico, Estado de México, –las fuentes oficiales hablaron de medio millar de fallecidos, pero otras fuentes indicaron más de 2000; (1992), explosión en Guadalajara por una fuga de gasolina que llegó al drenaje de la ciudad –210 muertos; (1998) choque de dos helicópteros que transportaban personal de PEMEX en Campeche, –22 muertos; (2006) explota un tanque submarino que estaba anclado en la Terminal de Pajaritos, –8 muertos, algunos desaparecidos y 15 heridos; (2007) hubo una colisión de dos plataformas marinas en el Golfo de México provocando una enorme fuga –por ende, contaminación ambiental- del pozo petrolero, –18 muertos; (2010) se reporta una fuga de combustible que terminó en un incendio de oleoducto en la comunidad de San Martín Texmelucan, Puebla, –30 muertos, 50 lesionados, más de 5 mil personas evacuadas y daños colaterales en 80 casas; (2012) explota una planta de gas de la instancias Pemex Exploración y Producción (PEP) a 19 kilómetros de Reynosa, Tamaulipas, –30 muertos, decenas de heridos; (2013) estallan las oficinas centrales de Pemex en la CDMX, por acumulación de gas metano, -32 muertos y 120 heridos-; (2015) explosión en la plataforma ‘Abkatún’ en Campeche, cerca de la Península de Yucatán (en la llamada ‘Sonda’), -4 muertos-; (2015) un ducto de de crudo estalla en el municipio de Cárdenas en Tabasco -4 muertos-; (2016) de nuevo, se registra un incendio en Abkatún -3 muertos-. Para fechas detalladas, consultar los artículos sobre la industria petrolera que serán publicados en Ruptura Colectiva (RC).

[2] Ubicado en Poza Rica, Veracruz, iniciaron las suspicacias de su baja por “haber superado su vida útil” desde finales de 2013, en años posteriores, el líder sindical de la Sección 30 del STPRM, confirmaría a medios de comunicación su venta definitiva. Léase: “Da PEMEX de baja el Complejo Escolín en Veracruz”, Imagen del Golfo, 30 de octubre de 2013 y “Confirma Sergio Quiroz venta de Escolín” por Andrea Galicia, Noreste, 17 de febrero de 2016.

En línea en: http://imagendelgolfo.mx/resumen.php?id=40967265 y http://noreste.net/noticia/confirma-sergio-quiroz-cruz-venta-de-escolin/

[3] La entrevista fue realizada unos días antes de la histórica explosión de la Planta Clorados III en Pajaritos el día 20 de abril de 2016, tragedia que dejó 32 obreros muertos. Desde el 30 de julio de 2013, Pajaritos fue desincorporado oficialmente en el Diario Oficial de la Federación para dejar las puertas abiertas al consorcio privado Mexichem S. A. B. de C. V., dejándole el 58.46% de las acciones de las dos plantas que producían intensamente cloruro de vinilo. Tras la explosión, se adjudica a Mexichem como la principal responsable, por tanto, se extiende la idea de que la entrega acelerada -y sin supervisiones técnicas y científicas- de los complejos al capital extranjero, producirá un enorme deterioro e inseguridad en las condiciones de trabajo de las demás plantas que aún laboran.

[4] A mediados de 2016, obreros petroleros despedidos de esta región, iniciaron actos coordinados de toma de casetas, dejando el paso libre para pedir cooperaciones a los automovilistas contándoles de su despido indiscriminado. En la web de Revolución Internacional / World Revolution hemos mediatizado un video referente a estas tomas: https://www.facebook.com/HistoriayOrganizacionPorLaLibertad/videos/935257963287107/

[5] Instituto Mexicano del Petróleo, creado el 23 de agosto de 1965 con el fin de gestionar una instancia de investigación y capacitación descentralizada en torno a la industria petrolera que iba en una escala de producción histórica en esa década.

[6] O también llamados “partidos satélite”, como lo son el Partido Verde (brazo del PRI), Nueva Alianza, Partido Humanista, Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo. MORENA (Movimiento de Regeneración Nacional) es una fuerza socialdemócrata y nacionalista que no es considerada como parte de dichos partidos satélite en un sentido estricto del espectro, pero no deja de pertenecer a la socialdemocracia del capital que en lugar de llevar a los trabajadores a su emancipación, impone sus políticas.

[7] En diciembre 2013 se aprueba la Reforma Energética por el Senado, en una de las votaciones, se decide sacar al sindicato y sus líderes del Consejo de Administración de PEMEX, lo que facilitó que partidos ‘contrincantes’ (porque pelean en tiempos de votos, pero en la decisión de la vida política de la nación, van siempre de la mano) votaran a favor de la reforma.

Especial: 
México
Enlaces relacionados / Fuente: 
http://rupturacolectiva.com/la-muerte-de-pemex-el-gasolinazo-y-la-crisis-economica-que-se-aproxima/

[México] #Gasolinazo. Crónica de estos días de saqueo y revuelta ¿O qué sigue?

img-20170105-wa0096

¿Qué más me pueden quitar? Tienen mi sangre. ¡Y ahora mi auto![…] Estoy recibiendo sangre de loco de alto octanaje. Si voy a morir moriré haciendo historia en el camino de la furia.
-MAD MAX: Fury Road

El inicio

Días como los de hoy 4 de enero de 2017; días de furia y adrenalina serán recordados. Son especiales porque a diferencia de los días que atesoramos individualmente, como un buen cumpleaños, esas vacaciones en la playa o un día de muertos muy colorido; estos días serán recordados por todos, por muchas de nosotras como días extraordinarios.

Hace unos días que aquí, en lo que llaman México, se anunció que el precio de la gasolina se disparaba a 14 y 20 por ciento más, “debido al aumento de los precios internacionales”, según Peña Nieto. Nunca mencionaron que era por la Reforma Energética que su administración promovió. Esto ya no es nuevo para nadie de este país; todos los años sube la gasolina y con ello se disparan todos los precios de las demás mercancías, comida, transporte, vestimenta, renta, etc. Pero el año anterior fue diferente. De un día a otro el dólar llegaba a 17 pesos luego a 18, 19, hasta más de 20 pesos actualmente. Ganó Trump, pasó eso del Brexit, se agravó la situación en Siria; todo va de mal en peor. Pero seguía siendo un fin de año normal con el anuncio al nuevo gasolinazo, pues pensábamos que nada podría suceder, si ya todos estábamos acostumbrados. Pero no fue así.

Esta semana la gente comenzó a hablar. La revuelta comenzó. Las protestas lejanas en el estado de Baja California y Sinaloa comenzaron a ser contadas de boca en boca. Decían que en Baja California tomaron pipas de gas y regalaron la gasolina a cualquiera que pasaba por ahí. Que se bloquearon carreteras en Oaxaca, que hubo manifestaciones en Jalisco, en Chiapas, en Chilpancingo y Tlaxcala, en Morelos y en Can-Cún.

Después comenzaron a acercarse. En Acolman, Ecatepec, Naucalpan, Nicolás Romero, Cuautitlán, Tultepec y Tecámac, Cuautepec. Que ya estaban por la Gustavo A. Madero. ¡que ya venían, que ya corran! Quién sabe quiénes eran pero eran, y muchos y hartos, decididos. Comenzaron a aparecer en las redes imágenes y videos. Eran todos, todas las personas, nosotros. La revuelta estalló.

 

Roba todo lo que quieras. No regreses nada

“No teman la destrucción de mercancías. No se asusten ante los saqueos de tiendas. Lo hacemos porque es nuestro. Ustedes (como nosotros en el pasado) han sido criados para levantarse todas las mañanas con el fin de hacer cosas que más tarde no serán de ustedes. Recuperémoslas y compartámoslas. Tal y como hacemos con nuestros amigos y el amor.”
- Carta a los estudiantes escrita por trabajadores atenienses, 2008

En mi barrio, todos estaban afuera asomándose, corriendo, vigilando, platicando. Más arriba hacia Ecatepec y en barrios vecinos los proletarios saquearon tiendas como Coopel y Elektra, supermercados como Wal-Mart, Chedraui, Bodega Aurrera y Soriana. Algunos rumores incluso decían que también cajeros, bancos y casas de empeño. Ese día trabajé en la mañana y un compañero se quejaba que había llegado tarde porque habían cerrado la autopista México- Pachuca. Que él era de Coacalco y que ahí ya habían comenzado los saqueos y rumores de enfrentamientos con la policía. El enojo de este compa era más por no poder participar en la expropiación de un Coopel que en haber llegado tarde a trabajar. Todos hablaban de eso en el trabajo: “ya se pasaron de verga”, “la neta si me levantaría en armas”, “pues yo normalmente no haría nada de eso, pero si ya todos están saqueando, ese sentimiento de contagio y emoción de la gente… digo, ya ahí pues sí me sacaba algo”, “si fuera algo organizado y seguido sería mucho más chingón”. Todos opinaban y reían nerviosamente, como emocionados, como si fuera el día de reyes para los más grandes. Luego, durante todo el camino hacia mi casa se escuchaban murmullos en el metro de gente que comentaba que un saqueo aquí que otro por allá. Y para rematar llegando al tianguis cerca de mi casa, un grupo de señoras debatía: “ya vienen para acá”, “pues no nos van a hacer nada, y si sí pues somos más”, “pues ellos solo están saqueando en tiendas grandes, no van a venir al tianguis” “no, yo si vienen sí corro”, “ah pues de una vez lléguele mijita”. Les pregunté maquiavélicamente “¿quiénes vienen jefa?”, “los saqueadores, ¿qué no escuchaste? están en todos lados. Dicen que están robando de todo.”, “no jefa, si son personas como nosotros, no nos van a hacer nada, es más solo están saqueando a tiendas grandes” le respondía para calmarla y afirmar que no se preocupara por su mercancía que vendía en el tianguis. En realidad no tenía nada que temer. Lo importante era que todos discutían algo de lo que nunca hablaban. Que si en la protesta es necesario saquear o no, que si sí es “porque estamos hasta la madre”, que si no pues porque “hay que atacar, no namás robarnos más teles pa volver a enajenarnos”, “que todos vivimos jodidos”.

El saqueo, la destrucción de mercancías y maquinas ha sido una práctica recurrente entre las expresiones de furia y motín de nuestra clase, el proletariado. Desde el asalto pirata hasta la rabia de los hijos de Ludd . Desde las revueltas argentinas en 2001 hasta la quema de dinero y mercancías en la insurrección griega en 2008. La locura de goce, la emoción mezclada con enojo, esas proletarias con serruchos abriendo la cortina del Elektra como si fuera su regalo de santos reyes, es un agujero en el tiempo que relampaguea venganza, una ventana a la vida. Robar a quien te roba es justicia, quemar a quien encadena tu vida, es luchar, romper la normalidad (porque no todos los días saqueamos tiendas y supermercados) es la chispa que necesitamos. Pero no es suficiente.

Pensémoslo de nuevo. Yo vendo mi tiempo de vida. Sí así es, uno cuando trabaja intercambia su tiempo de vida por dinero que es trabajo acumulado. Parte de ese dinero es un gasto previsto por las empresas para que puedas sobrevivir, medio comer, medio dormir, sobrevivir, para que sigas trabajando para ellos. Lo que te sobra después de pagar tu comida diaria y transportes, hay de dos: lo gastas o lo ahorras . Lo gastas en entretenimiento y “diversión”: vas al cine, compras alcohol o drogas, sales con tu novio, compras un celular nuevo. Compras, consumes: y como a la mayoría no nos alcanza para pagar de contado un iPhone 7 (y ni queremos) pues pides un crédito para pagarlo con lo que sobra de cada quincena. Una tele nueva, una lavadora, un Xbox, ropa, tenis y hasta un celular nuevo. Las tiendas a nivel nacional que más créditos otorgan son Elektra y Coopel, son las que tienen el Westernunion porque nuestra familia nos manda dinero desde el gabacho, del cual se queda una buena tajada el Elektra. Estas tiendas que están siempre en los barrios y en los pueblos te enganchan para pagar de poco en poco, y todos sabemos que terminas pagando casi el doble de su precio comercial. ¿Pero entonces por qué mierda seguimos haciendo esto? Los Elektra fueron saqueados y no una IStore y no un Palacio de Hierro por la simple razón de que en nuestros barrios no existen tales tiendas. Y éstas no están ahí porque no tenemos el poder adquisitivo de gastarnos nuestros ahorros en sus mercancías para ricos. No hay un Liverpool en cada esquina y cuando lo hay está custodiado por un pelotón de policías dentro de un centro comercial. En la expropiación espontanea los proletarios saquean y recuperan de las tiendas grandes que les quedan a la mano en los barrios periféricos de la ciudad. ¡Pues porque es ahí donde vivimos!, donde estamos hacinados; ahí es desde donde tenemos que viajar 2 horas en transporte público a nuestros trabajos para seguir gastando nuestras vidas por unos cuantos pesos.

El saqueo no es sólo lógico, sino es reivindicable. Expropiamos lo que otras proletarias han fabricado. Expropiamos ese poquito de vida que venderíamos a cambio de unos tenis nuevos, o una televisión. O comida, o ropa, o más dinero. Es cuando nos alejamos de la figura del buen ciudadano que no empuja, no correo, no grita y vota. Que si tiene un problema con su vecino va a la delegación, que si le robaron va con el policía que lo extorsiona y se burla, que si tiene un problema en el trabajo va con el sindicato. Más bien, es ese proletariado que toma su vida en las manos, se hace responsable de sí mismo y elimina todos esos intermediarios de mierda, todos esos obstáculos y trabas para poder vivir.

 

¿Pero y después de que me robé esa tele?

Todo lo que conseguimos, parece que lo hemos perdido;
Debemos realmente haber pagado el costo.
(Eso es por lo que seremos)
Quemando y saqueando esta noche;
(Digo, vamos a quemar y a saquear esta noche)
Quemando toda la contaminación esta noche;
Quemando toda la ilusión esta noche.
-BURNIN AND LOOTIN, Bob Marley & the Wailers

Claro que la expropiación es reivindicable y necesaria, pero ¿y luego? Después de que te robas la tele, te sientas en domingo la prendes y ves tu serie favorita, cambias de canal y el noticiero de las 3 dice que lo que pasó la semana pasada estuvo muy mal, que esos saqueos fueron hechos por infiltrados y poseídos. “Yo no soy infiltrado” te dices a ti mismo; “tampoco estoy poseído, creo”, pero han vuelto de tu acción una representación. Literalmente. Algo ajeno, una imagen externa a ti, a tus necesidades, para que no te contagies, ni otros, que no salgas a las calles. Y es que si hay algo difícil en esta vida es romper con la normalidad. Muchas llamas de revuelta se apagan porque hay que comer para poder luchar, y sólo podemos comer si tenemos dinero para comprar comida, y hay que trabajar para poder tener dinero y entonces todos volvemos a trabajar y se murió la revuelta. Cierto, no podemos luchar todo el tiempo, pero batalla y guerra es diferente.

En esta sociedad, todo es mercancía, a esta sociedad que acumula mercancías de manera enferma y obsesiva se le ha llamado capitalismo y, después, cuando esta acumulación se ha vuelto tan grande y monstruosa que dejamos de comprenderla y nos limitamos a mirarla con palomitas en mano, algún proletario la llamó sociedad del espectáculo. La guerra entre los desheredados y los capitalistas, entre clases pues, está sujeta a estás reglas también. Ellos pusieron el tablero y las reglas, más nunca las entendieron o controlaron. Después del saqueo hay de dos: o te quedas sentado viendo una película con tu nuevo Blue Ray y SmartTV (robado) y vuelves a trabajar para pagar el Netflix o Blim que contrataste y para pagar la deuda con el banco, y con Coopel y con tu tía, y la comida y la renta y todo, o te preparas para el segundo asalto. Muchos hemos asumido la guerra pero no es fácil. Cuando asumes que estás harto de esta sociedad y quieres un segundo asalto, el primer sentimiento es como si estuvieras nadando en medio del mar sin nadie a kilómetros. Después te acuerdas que don Beto también estuvo en el saqueo y que viste a Frida corriendo con un celular del Elektra. Nos encontramos en las calles. Nunca estamos solos. Eso es porque todos en el barrio estamos en la misma condición de trabajo asalariado. Y para avanzar, de la batalla a la guerra el paso que sigue es organizar la rabia.

 

Que la chispa queme toda la gasolina

Quienes no comprendieron que el pensamiento unitario de la historia, para Marx y para el proletariado revolucionario, no era otra cosa que la adopción de una actitud práctica, estaban determinados a convertirse en víctimas de aquella práctica que habían adoptado al mismo tiempo que su teoría.
Debord Tesis 95, La sociedad del espectáculo

Un compa me decía “ah chingá, pues hay que agarrar las armas” sin duda, tal vez, en algún punto, pues sí… pero primero hay que conocernos y conocer el campo de batalla. En esta semana se han hecho reuniones o asambleas y en los próximos días seguramente habrá. Es entonces cuando podemos respirar y pensar nuestro siguiente movimiento. Pero cuando eso pasa, hay de dos: Hablar durante horas en una asamblea donde van a llagar organizaciones como: partidos políticos, sindicatos, ¿la guerrilla?, los antorchistas, los troskistas y esas mamadas. Que van a hacer larguísima la asamblea y pelearán entre ellos diciendo que el movimiento se reduce al “fuera Peña” o “por una nueva constitución” como si un papel nuevo resolviera todo. Ellos simularán que son el Congreso de la Unión y van a llegar a la siguiente conclusión: Nada. O bueno una marcha pacífica pues, del Ángel al Zócalo que será detenida ahí por el hemiciclo a Juárez y ya, nomás. o por el contrario podemos ignorarlos… o correrlos y organizarnos por nosotras mismas. Sin ideologías, sólo con nuestra intuición y nuestra memoria práctica, recordando que ya otros antes que nosotros han hecho revueltas, que antes que nosotras y en otros lados ya hubo saqueos y bloqueos, que no estamos solos y que no somos las primeras. Esas experiencias nos ayudarán en estos próximos días. También nos resta no espantarnos, chingao. En las guerras siempre han existido organismos de propaganda. Es decir gente que se le encarga decir mentiras un buen de veces para que esa sea la verdad que todos aceptemos, luego repitamos y por último pensemos que en realidad nosotros opinamos eso. Hoy día todos los medios, el internet, periódicos de izquierda y derecha hacen eso. No los leamos o veamos, y si los leemos, los criticamos, y si los criticamos los negamos y creamos nuestra versión porque la vivimos, nuestra propaganda. Así encontramos a más gente que esté de nuestro lado.

También sabemos que la tira no está nunca de nuestro lado, eso claro, el objetivo claro. Que nuestra lucha no es por un mejor país o por más democracia. Eso según ya lo tenía Francia o Estados Unidos y si buscamos, también hay saqueos y revueltas porque allá el mundo de la mercancía se cae a pedazos también. Hay proletarios en guerra que son exprimidos a diario y que el año pasado se insurreccionaron. Somos los mismos aquí y allá.

En estos días podemos avanzar del saqueo y el motín, que son un paso importante en nuestra batalla. Podemos continuar, podremos reclamar un cacho de nuestras vidas, luego más y más y luego… más, hasta donde podamos. Podríamos soñar y vivir, cambiar lo podrido que está el mundo, quién sabe, hasta podríamos ser la historia reconociéndose en una revolución. Si no podemos, dejaremos una experiencia importante a los que siguen, sólo si luchamos. Sino, tus hijas, tus nietos, seguirán endeudándose con créditos para satisfacer necesidades falsas, trabajando hasta que estén viejos y recordarán que en 2017 un familiar suyo se robó una tele.

Muerte a todo aquel que se interponga en el camino a la vida del proletariado en guerra

Especial: 
México
Enlaces relacionados / Fuente: 
https://noticiasdeabajoml.wordpress.com/2017/01/10/cronica-de-estos-dias-de-saqueo-y-revuelta-o-que-sigue/

Solidaridad con Efrain Ariel Iluminato

Abajo todos los muros. Abolición de todo autoritarismo. Y derogación de los códigos penales y de ''justicia'' . Libertad para Efrain Ariel Iluminato

Malo mola mazo (caricatura de la Rebeldía)

viñeta: 
http://www.mundolibertario.org/archivos/imagenes/587521ce717f0_1484071407.jpg

[Gamonal] Presentación de “Gamonal, la historia desde abajo”

Fecha: 
11/01/2017 - 20:00
Ciudad: 
Burgos

Los autores del libro Gamonal, la historia desde abajo, Marcos Erro y José Medina, presentan su obra el miércoles día 11 de enero a las 20:00 horas en la Sala Polisón del Teatro Principal. A su vez, estarán acompañados del historiador Luis Castro en un acto que coincide con el tercer aniversario de las movilizaciones que consiguieron frenar la obra del Bulevar en la calle Vitoria. Radio Onda Expansiva ha realizado una entrevista con los autores del libro donde se analizan las claves del trabajo que ha dado lugar a esta publicación. Gamonal, La historia desde abajo será también presentado el sábado 21 de enero en el  Centro Social Recuperado de Gamonal coincidiendo con su tercer aniversario.

El texto, prologado por César Rendueles [leer prólogo], explica cómo una pequeña localidad rural a las puertas de una capital de provincia se ha convertido en un barrio obrero que ha sido escenario de destacados conflictos sociales. El libro recorre, entre otros aspectos, los orígenes de Gamonal, cómo se llevó a cabo la anexión con Burgos, qué importancia tiene la configuración del urbanismo en la identidad del barrio, qué influencia tuvieron los conflictos laborales en la formación de la clase obrera gamonalera, cómo se obtuvieron los servicios públicos, qué particularidades tiene la cultura de barrio en Gamonal y qué ocurre en los demás barrios burgaleses.

Estos asuntos se recogen en un relato que se construye fundamentalmente a través de las experiencias de las personas que han habitado Gamonal a lo largo de todos estos años. Sus testimonios, obtenidos en las más de treinta entrevistas realizadas, dan constancia del periodo histórico que les ha tocado vivir.

 

Enlaces relacionados / Fuente: 
http://diariodevurgos.com/dvwps/presentacion-de-gamonal-la-historia-desde-abajo-y-entrevista-con-marcos-erro-y-jose-medina-en-radio-onda-expansiva.php#more-17339

Sudamérica: Semana de agitación y propaganda anárquica contra la IIRSA entre el 12 al 19 de febrero

El poder y el avance del capital a través de sus infraestructuras devastan día a día la tierra para el progreso de su putrefacta máquina de muerte. Las nuevas condiciones de dominio van extendiéndose a través de la gentrificación, el extractivismo, la urbanización de la pobreza, las nuevas formas de opresión, militarización de los barrios, etcétera. En cualquier lugar en que nos encontramos existirá un conflicto contra el poder, el control y su infraestructura. Por las regiones del sur del mundo se están llevando a cabo mega proyectos de explotación, el cual nuestrxs enemigxs han denominado la I.I.R.S.A. (Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional de Sudamericana) una iniciativa de distintos estados y empresas para agilizar el flujo de mercancías, imponiendo un reordenamiento neocolonial y maneras de control en complicidad con la sociedad ciudadanista del consumo.

Antes de presenciar el espectáculo de muerte, antes de ser el eslabón totalmente cerrado de la cadena, preferimos romper con lo establecido, adquiriendo la responsabilidad de lo que nos atraviesa: Es tiempo de profundizar la guerra contra los Estados, contra el capital y los modos que adoptan para continuar y perfeccionar su asquerosa forma de vida. Como anarquistas llamamos a expandir la revuelta, la propaganda, la acción directa, la solidaridad entre pares y atacar al desarrollo y progreso del capital. Incitar a la lucha en defensa de la tierra contra el avance del extractivismo, contra las instituciones cómplices, sus leyes funcionales y sus falsos críticxs. La resistencia y la ofensiva debe ser un impulso que permita romper contra toda forma de poder y del modo que sea. Hay que potenciar las diferentes luchas, aprender de las experiencias y aportar reflexiones ya que no hay más tiempo que perder, es aquí y ahora: pasar a la acción contra toda forma de autoridad.

Por eso mismo, entre cómplices hemos decidido lanzar un llamado a todxs lxs compañerxs a una semana de agitación y propaganda anárquica contra el IIRSA desde el 12 al 19 de febrero de 2017 como propuesta para enfocar nuestras fuerzas, coordinación y energías en la expansión del conflicto contra el poder: Difunde conspira planifica ataca!

Si ellxs se coordinan para devastarnos
Nosotrxs nos juntamos para hacerlos caer!!

Complicidad y acción lxs que quieran fertilizar la tierra con el cuerpo de lxs jefxs y con ello sembrar rebeldía y revuelta!!

PORQUE EL EXTRACTIVISMO TIENE ROSTRO Y SABEMOS QUIENES SON

Toca mover(nos): CONSTRUIR CONTRAPODER

Desde los albores de la crisis, hasta los días más recientes, los diferentes sectores de la sociedad han venido sufriendo un conjunto de agresiones en forma de políticas neoliberales, que han hostigado a las clases populares y que además han torpedeado las distintas posibilidades de la articulación de un movimiento fuerte capaz de enfrentarse a estas.

Tras estos años de combatividad, por suerte o por desgracia, el trabajo político de los sectores golpeados, ha sido siempre de tipo “trinchera”, con este término me refiero a que debido a la coyuntura que hemos y estamos atravesando, solo nos ha permitido movernos en el plano defensivo, en el que nos teníamos que proteger de sus políticas y de sus agresiones y en el que las victorias se resumían en conseguir una disminución en la intensidad de estas, o en el mejor de los casos, su paralización. Decía por suerte porque haciendo un análisis de lo que han sido estos últimos años, el paraguas que hemos construido entre los movimientos sociales, no solo nos ha servido para protegernos de sus lluvias políticas, sino que por suerte, hemos sido capaces de construir unos canales de confluencia, de comunicación, que más temprano que tarde, nos pueden y deben servir para darle la vuelta a la tortilla. Cuando hablo de “dar la vuelta a la tortilla” hablo de cambiar el eje de defensa hacia un modelo propositivo, de creación de alternativas y, por qué no, de formación de espacios o instituciones por y para los movimientos sociales.

Es crucial para este hecho, avanzar hacia un posicionamiento político alejado de identitarismos, y apostar por el potenciamiento del activismo en su conjunto, con el fin de configurar un movimiento amplio tanto en el sentido  de “masas”, como (y casi más importante) en el de altura de miras, capaz de ejercer desde una postura revolucionaria, el dictado de alternativas, que posibiliten una transversalidad (entendida como alianzas fuertes entre sectores de la población)  en pos de unos avances en el discurso que nos permitan pugnar por victorias reales y formar así un contrapoder con propósitos de construir hegemonía (no de un imaginario libertario) enfocada en el fortalecimiento de las estructuras sociales de movilización popular.

En este punto nos encontramos un conjunto de personas militantes de distintas organizaciones libertarias, antiautoritarias o como nos queramos etiquetar, y no solo creo que sea una situación única de las organizaciones, sino que afecta a un conjunto de ideas que se veían reflejadas en un imaginario anarquista y que ahora se encuentran en una situación que las obligan a posicionarse ante dos escenarios distintos.

Por un lado, y como muchas ya hemos vivido durante algunos años, las distintas dinámicas que se dan en las variadas organizaciones que se aproximan a este ideario, lejos de intentar proyectar una manera de entender la política, la solidaridad o el apoyo mutuo, nos hemos y se han salvaguardado estas riquezas políticas para el conjunto de la organización, para autoreafirmarse y saber que nosotras, en nuestro purismo y sabiduría total, sabremos cómo destruirlo todo y comenzar, sin saber o sin reconocer que en la coyuntura social actual (no movilizada), votar a Podemos es un acto revolucionario y sin pensar siquiera que nuestra confluencia con el mundo exterior y nuestra inserción social tiene más de constructivo y de poder popular con un posible mayor reflejo social que cualquier postura marginal que nos pudiera mantener calentitas a la luz de nuestro grupo de afinidad.

Por otro lado, y definiendo el segundo escenario, las organizaciones tienen la oportunidad de realizar un giro de 180º, mirarse hacia afuera en vez de hacia dentro, para ver así, como una apuesta o un salto, la capacidad de transformación que puede poseer la confluencia, la transversal, y el bajar al barro, para mancharse y sacar trabajo. En este escenario, debemos situarnos en pos de potenciar los movimientos sociales, el tejido vecinal, y demás estructuras sociales con las cuales sepamos que un existo de estos, es un éxito para el empoderamiento de la clase popular y la configuración de un pueblo fuerte capaz de disputar y de ejercer de verdadero contrapeso. Está claro que es la opción dura, la de darse contra muros, la de no estar de acuerdo con las demás personas, la opción de disputa, la de las contradicciones, pero si nos agarramos a un razonamiento sencillo y lógico como es el de ensayo y error, llevamos muchos años a la deriva, errando en algunas cosas, en otras no, pero sin ser capaces de ganar, de formar algo fuerte, estable y alternativo. Por qué no apostar por algo “arriesgado” y probar.

Ahora, ¿qué nos jugamos con esto? Si en algo podemos estar todas de acuerdo, es que el tranquilo escenario de lo que es el régimen del 78, a partir de las movilizaciones del 15M, se ha visto alterado, apareciendo grietas en sus cimientos. Este hecho llevó a las casas y a las calles el debate de la legitimidad de los políticos, del sistema actual de “democracia”, el debate sobre el modelo capitalista… todo esto permitió formar un tejido movilizador y social potente, que a mi parecer, debido a la falta de éxitos (ingrediente máxime para nuestra propia motivación) se ha ido diluyendo por agotamiento. Esta situación como sabemos, ha sido capitalizada por las nuevas formaciones, partidos, que han sabido (y aunque nos pese decirlo, de forma brillante) devolver ese debate a las casas y esa ilusión de la gente por la política. Por eso digo que nos la jugamos,  porque a mi parecer, el escenario de disputa que se formó con la aparición de Podemos, no vino acompañan o no hubo una respuesta de los movimientos sociales en cuanto a formación de una estructura capaz de formar un contrapoder que permitiera tener en tensión a estas nuevas formaciones. Por ello, lo que creo que nos jugamos en la elección de ese segundo escenario que relataba antes, es la capacidad de intervención social, la capacidad de marcar la agenda política, la capacidad de reapropiarnos de términos como “lo colectivo”, “poder popular”, “democracia”, “socialismo”, “libertario”, términos que están en los escenarios de debate y que no estamos sabiendo ganar. En definitiva, creo que nos jugamos el participar o no en esas gritas de ese régimen del 78.

Creo que tenemos una oportunidad extraordinaria para formar un espacio movilizador, capaz de configurar una contrahegemonía propia, y que debido a las situaciones de debilidad que se están dando en la escena más institucional, como pude ver en el encuentro Desborda Madrid, sería capaz de actuar como contrapoder y desequilibrar la balanza de esos sectores hacia el poder popular.