¿Por qué "el plan de Moncloa triunfa"? (I)

Más allá del simbolismo anecdótico de las iniciativas independentistas -para actualizar su lucha desde el exilio- y del doble lenguaje, característico de los políticos, están la realidad de la Justicia represiva del Estado, la “simbólica” Declaración de Independencia –como lo reconocen ahora la mayoría de sus declarantes- y la confesión de Puigdemont reconociendo el triunfo de la Moncloa…

De hecho, la impotencia del independentismo, para hacer frente a la aplicación del artículo 155, comenzó a verse ya desde antes del 21-D, y, cuanto más pasa el tiempo, más evidente es esta impotencia. Tanto frente a la judicialización del procés como frente a su estancamiento en el Parlement. Y ello pese a disponer de una mayoría de escaños…

No es pues de extrañar que esta impotencia haya comenzado a resquebrajar la unidad y a paralizar la acción del secesionismo catalán. Una “acción” centrada en lo esencial en la investidura de Puigdemont a la presidencia de la Generalitat y en la constitución de un gobierno independentista “estable dentro de la legalidad vigente”.

En cambio, lo que si sorprende es su inoportuno e “inexplicable” desencuentro en momentos tan primordiales para el independentismos. Ahora, cuando más urgente le es comenzar a “recuperar las instituciones autonómicas catalanas” para asegurar su supervivencia institucional a través de un Parlement que “vuelva a funcionar normalmente ”, como no paran de repetirlo desde JxCat, ERC y la CUP.

Una urgencia desmentida por la “acción” política de estos tres partidos en el Parlement; puesto que su principal objetivo es alargar lo más posible los tiempos previos al debate de investidura... De ahí que esta contradicción les genere de más en más problemas internos; pues es obvio que al final, aunque puedan llegar a un acuerdo “unánime” del independentismo sobre la investidura de Puigdemont, antes de terminar los plazos que obligarían a clausurar la legislatura, este “acuerdo” será recurrido por la oposición o el Gobierno y no podrán recuperar las instituciones autonómicas.

¡Curiosa “estrategia”! Pues, aunque el “ganar tiempo” les permita mantener “vivas” retóricamente sus reivindicaciones legitimistas y soberanistas, en realidad está retrasando la posibilidad de poner fin a la aplicación del 155 y de volver a la normalidad institucional del independentismo.

De hecho, dada la actual relación de fuerzas entre el independentismo y el Gobierno, la única opción viable para los independentistas, de poder llegar a constituir un “gobierno estable”, es la de asumir la investidura simbólica de Puigdemont en Bruselas (como Presidentlegítimo” para sus partidarios); pero invistiendo efectivamente a otro lider independentista en el Parlement. Y ello sabiendas de que éste solo sería un Presidentoperativo” en el marco constitucional. Pues es obvio que, aunque lograsen cambiar el reglamento del Parlement, para poder investir a distancia a Puigdemont, eso será recurrido de inmediato por el Gobierno en el Tribunal Constitucional y no quedaría entonces otra opción que la de una nueva convocación electoral en Cataluña.

O sea que a los independentistas no les queda in fine otra alternativa que la de acatar las reglas de juego del régimen del 78 y resignarse a la suspensión sine die del procés. Salvo la de la ilegalidad, inclusive en el caso de acabar prefiriendo la convocación a nuevas elecciones… Y por eso, hagan lo que hagan, se confirma la convicción de Puigdemont -confesada en unos mensajes enviados al diputado de ERC Toni Comín y filtrados “involuntariamente” a los medias- de “que el plan de Moncloa triunfa” y de que lamentablemente tenemos Rajoy para rato...Con las nefastas consecuencias que eso implica.

 

Las consecuencias del ‘triunfo” del plan de Moncloa

En lo inmediato e independientemente de las desmovilizadoras repercusiones de un tal “triunfo”, en el actual contexto de retroceso de los derechos sociales y humanos en Cataluña, España y el mundo, sus consecuencias más funestas son la continuidad del régimen salido de la Transición/transacción y del PP o su sucedáneo… Ya que no es con Ciudadanos que podrán cambiar las actuales políticas antisociales y regresivas, y el autoritarismo del Poder. No solo por ser Ciudadanos y Rivera más de lo mismo -en lo político, lo económico, lo social, lo cultural, y muy probablemente hasta en lo de la corrupción- sino también por haberse reforzado el frente ultranacionalista español como reacción a la reivindicación nacionalista catalana.

Las consecuencias más nefastas son pues el continuismo del régimen del 78, el reforzamiento de los partidos nacionalistas neoliberales y del sistema de “libre empresa”. Y con ello el consiguiente retroceso y marginación de la oposición anticapitalista, quedando nuevamente en segundo plano la cuestión social en Cataluña y España. Además, claro, de la continuidad del grotesco, embrutecedor y cotidiano espectáculo mediático de las clases dominantes para hacer inaudible la crítica y acreditar lo de “cambiar todo para que nada cambie”. Ese espectáculo -al que los políticos contribuyen con su irresponsable comportamiento de decir una cosa y hacer otra- que es, con el doble lenguaje, la verdadera realidad de la política espectáculo en las modernas sociedades del Capital y la Democracia, sea presidencialista, parlamentaria o participativa.

Una política espectáculo y un doble lenguaje de más en más cínicos y esperpénticos, a “derecha” como a “izquierda”, y también de más en más bien remunerados por el erario público. Es decir: por los contribuyentes... No debería ser, pues, difícil comprender por qué los políticos no tienen prisas en bajar el telón y, en particular, por qué también los de “izquierda” están haciendo ahora todo lo que pueden por mantener -erre que erre- abiertos los conflictos identitarios… Y ello a pesar de ser conscientes de que solo sirve para ocultar la cuestión social e impedir que se hable de cuestiones más esenciales para todos: la corrupción, las graves carencias en la sanidad y la enseñaza públicas, en las pensiones, en el desempleo, la incapacidad, los desahucios y los bajos salarios. Además de hacer menos actuales las cuestiones político/morales pendientes desde la Transición: la indecente práctica de las “puertas giratorias” y la obscena desmemoria para ocultar que las sentencias franquistas siguen en vigor y la dignidad continúa enterrada en las cunetas, etc.

Ante una situación tan nefasta -política y socialmente- y tan degradante en lo moral, ¿cómo no sentir la necesidad de saber por qué, tras tantas movilizaciones triunfalistas y heroicas resistencias de la base independentista,el plan de Moncloa triunfa” y por qué esa oleada de indignación y rebeldía de la juventud española y del mundo laboral, que puso contra las cuerdas al bipartidismo reinante, acabó disolviéndose en las arenas movedizas del institucionalismo y del nacionalismo?

Una necesidad de saber, que ha comenzado a manifestarse estas ultimas semanas a través de numerosas contribuciones (1) en la prensa y webs alternativas, evidenciando la urgencia de una valiente y honesta reflexión sobre las causas de un tan nefasto retroceso político y social (2). Valiente y honesta, sobre todo de parte de cuantos/as no se resignan a esta marcha atrás de la conciencia y continúan luchando contra el capitalismo y todas las formas en que opere la explotación y la dominación.

Octavio Alberola

 

Notas:

(1) Desde aquellas inquietándose por el abandono del “ideario socialista que quisimos tantos y tantas” (Pepe Gutiérrez-Álvarez) hasta las que se preguntan “por qué las clases populares no votan a la izquierda” (Alberto Garzón Espinosa) y las que analizan “el gran error de las izquierdas radicales independentistas en Catalunya” (Vicenç Navarro) o consideran que “legitimismo o legalismo, esa no es la cuestión” (Carlo Frabetti), etc.

(2) Es lo que intentaré hacer en la segunda parte de este texto: “¿Por qué ‘el plan de Moncloa triunfa’ ? (II)”

 

 

 

 

[Granada] Charla-debate “Anarquistas en la guerrilla, el Maquis”

Fecha: 
23/02/2018 -
19:00 to 20:30
Ciudad: 
Granada
Lugar: 
B.S. hnos. Quero

Este viernes 23 de febrero, a partir de las 19 h, Chowy, de “Ni cautivos, ni desarmados”, nos hablará sobre las luces y sombras de l@s anarquistas que participaron a lo largo y ancho del estado en la guerrilla antifranquista durante más de veinte años.

Las dificultades de la vida en la sierra y de la lucha en la ciudad, las fuerzas represivas y su lucha antiguerrillera, el papel de la mujer, curiosidades…

¡Cálzate las botas y sigamos sus pasos!

Mientras, aquí os dejamos algunos de títulos que puedes encontrar en la BSHQ para ir acercándote al tema:

  • Causa 661/52. La insolencia del condenado (DVD), de Faconetti Peña (BSHQ, 2009) [ en la videoteca y en la librería ]
  • Guerrilleros y vecinos en armas. Identidades y culturas de la resistencia antifranquista, de Jorge Marco Carretero (Comares, 2012)  [ en préstamo y en la librería ]
  • Hijos de una guerra. Los hermanos Quero y la resistencia antifranquista, de Jorge Marco Carretero (Comares, 2010) [ en préstamo ]
  • Historia de la guerrilla antifranquista en el poniente granadino, de Foro por la Memoria de Granada (Atrapasueños, 2012) [ en préstamo ]
  • La oposición al franquismo en Andalucía oriental,de José María Azuaga Rico (Fundación Salvador Seguí, 2005) [ en préstamo ]
  • Maroto, el héroe. Una biografía del anarquismo andaluz, de Miquel Amorós (Virus, 2011) [ en la librería ]
  • Morir en Granada. Los hermanos Quero, represión y guerrilla en la Granada de posguerra,de Francisco Ruiz Esteban (Autoedición, 2010) [ en préstamo ]
  • Represión, resistencias, memoria. Las mujeres bajo la dictadura franquista, de Mary Nash (ed.) (Comares, 2013) [ en préstamo y en la librería ]
  • Tiempo de lucha. Granada-Málaga: represión, resistencia y guerrilla (1939-1952), de José María Azuaga Rico (Alhulia, 2013) [ en préstamo ]

 

Enlaces relacionados / Fuente: 
https://www.bsquero.net/2018/02/19/viernes-23-feb-19h-charla-debate-anarquistas-la-guerrilla-maquis/

Contra el teléfono móvil, contra el MWC

Dentro de pocos días comenzará de nuevo el Mobile WorldCongress, de nuevo se llenará la ciudad de congresistas, tecnólogos, vendedores, ejecutivos y sus lacayos dispuestos a hacer negocios i a correrse juergas por la ciudad. En estos momentos todos estos personajes están preparando las maletas dispuestos a seguir acumulando riquezas mediante la explotación de las persones y de la tierra.

A pesar de que el protagonista del Congreso sigue siendo el teléfono mobil, cada vez ocupan más lugar otras tecnologías móviles, como el geoposicionamiento, el internet de las cosas la fabricación.4… El negocio va más allá del teléfono de voz y abarca desde la comunicación a través de datos, imágenes y video, a los centros de explotación de los datos, la publicidad y nuevas formas de explotación capitalista (la “economía colaborativa”), por esto preferimos hablar de tecnologías móviles y no de teléfonos.

Queremos oponernos a las tecnologías móviles por diversos motivos:

1.-Las tecnologías móviles son nocivas para nuestras relaciones sociales, el móvil sustituye las afectos reales por simulacros.

2.- Las tecnologías móviles son nocivos para los trabajadores, para los trabajadores que los fabrican y los que los padecen como instrumentos de control (internet de las cosas, geoposicionamiento).

3.- Las tecnologías móviles destruyen la tierra, tanto mediante la estracción de las materias primas, como durante la fabricación., durante su funcionamiento, i en forma de residuos del final de su ciclo de vida.

4.- Las tecnologías móviles son nocivas para la salud.

5.- Las tecnologías móviles atacan al clima, para su funcionamiento necesitan grandes cantidades de energía.

6.- Las tecnologías móviles te exponen al espionaje del estado i las corporaciones.

… 7.-y muchas cosas más.

Nuestros padres y abuelos tenían las cosas muy claras, y en cuando podían quemaban archivos y registros (civiles, judiciales, de la propiedad…). Y nosotros?, con el aparato en el bolsillo que podremos quemar?

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

En breu començarà de nou el Mobile WorldCongress, de nou se’ns omplirà la ciutat amb els congressistes, tecnòlegs, venedors, lacais i executius (més o menys importats) disposats a fer negocis i a córrer farres per la ciutat. Ara que els executius estan preparant les maletes disposats a acumular riquesa mitjançant l’explotació de les persones i de la terra.

Malgrat que el protagonista del Congress continua essent el telèfon mòbil, cada cop més ha de compartir-lo amb la resta de tecnologies digitals mòbils, amb el geoposicionament, l’internet de les coses, la fabricació.4... El negoci va més enllà del telèfon de veu i abasta des de les comunicacions (dades, vídeo, imatges) i els centres de processament de dades, fins a les metodologies d’explotació de dades, la publicitat, noves formes d’explotació capitalista (encomia col·lavorativa) ... Parlem doncs de tecnologies mòbils.

En volem oposar a les tecnologies mòbils per diversos motius, per exemple:

1.-Les tecnologies mòbils son nocius per les nostres relacions socials, el mòbil substitueix els afectes reals per simulacres.

2.- Les tecnologies mòbils son nocius per als treballadors, per els treballadors que esl fabriquen i per els treballadors que els pateixen com instrument de control (internet de les coses, geoposicionament...).

3.- Les tecnologies mòbils son nocius per a la nostra salut.

4.- Les tecnologies mòbils destrueixen la terra, tant per l’extracció de la matèria primera, com per la contaminació de la fabricació o la dels residus del final de la seva vida.

5.- Les tecnologies mòbils ataquen el clima, la xarxa consumeix grans quantitats d’energia.

6.- Les tecnologies mòbils t’exposen a l’espionatge de l’estat i les corporacions.

... 7.-I moltes altres coses

Els nostres pares i avis, que sols portaven un DNI a la butxaca, tenien moltes coses clares, i en el moment que podien cremaven els registres civils i eclesiàstics. I nosaltres?, amb els nostres artefactes connectats que cremarem?.

PROGRAMA DE LES JORNADES DESCENTRALITZADES antiMWC.

Divendres 23/2 a les 19:30, a l’Ateneu Zitzània del Clot “noves formes d’explotació capitalista amb la tecnologia mòbil”, amb extreballadors de CABIFY, CNT-Taxi i treballadors de DELIVERO. C/Muntanya 96, cantonada Besalú, metros Camp de l’Arpa (L5) i Clot (L1 i L2).

Dissabte 24/2 a les 12:30, a la Àgora Juan Andrés: vermut, recital de poesia antitecnològica i acció de destrucció col·lectiva de telèfons mòbils. C/Aurora 13, cantonada Riereta, Rabal, Barcelona.

Dimarts 27/2 a les 19:30, a l’Ateneu Llibertari del Palomar “l’ambient laboral del capitalisme robotitzat i de la intel·ligència artificial” amb CNT-Metro, Negreverd i participant a concretar. C/Llenguadoc 25, metro Fabra i Puig (L1) i St. Andreu (L1).

Dimecres 28/2 a les 19:30, a l’Ateneu Llibertari de Gràcia “les tecnofronteres: les muralles d’Europa” amb ex-membres de TKDK. C/Alzina 5, metro Joànic (L4)

Dijous 1/3 a les 19:30, “l’impacte turístic dels congressos i de les TIC”. A l’Ateneu Cooperatiu la Base, C/ de les Hortes 10 (Poble Sec) metro Paral·lel (L3)

Divendres 2/2 a les 19:30, a l’Espai Sherwood, Travessera 154 (Gràcia) “smartphones i xarxes socials, un enfocament crític” per en Joan (de l’antic col·lectiu Hienes).

Enlaces relacionados / Fuente: 
www.negreverd.blogspot.com

La insistencia. Anarquismo, cultura, autogestión

Año publicación: 
2018
Autor / es: 
Xavi López García
Editorial: 
Volapük Ediciones
ISBN: 
978-84-947515-3-0
Páginas: 
426
Tamaño del libro: 
15x22
Web: 
http://volapukediciones.blogspot.com.es/

La insistencia es una aproximación a los fenómenos más comunes, y al tiempo más desconocidos por el público, de la historia del anarquismo, especialmente focalizados en el entorno de la ciudad de Barcelona. La cronología, aunque puede parecer un tanto atrevida (acota el curioso período entre 1870 y 2017), no quiere ser únicamente una introducción histórica para recién llegados. Aquí radica el significado del título: lo que se explora aquí, como se explora un paisaje desconocido, es la "insistencia" de una serie de ideas y prácticas revolucionarias y autogestionarias a lo largo de nuestra historia reciente, concretadas en el fenómeno de la cultura obrera del primer tercio del siglo XX, pero que a lo largo del siglo han sufrido una serie de aventuras más o menos afortunadas. El autor recorre estos episodios pasando por la transición, el período de la segunda restauración borbónica (llamado "democrático"), los difíciles años del neoliberalismo para los movimientos sociales, y las crisis actuales. El libro es, pues, un ensayo histórico y político que pretende un concepto amplio de cultura popular, no tanto como folclore o producción de significados, sino como cultura política de resistencia, una cultura antípoda presente en todos los ámbitos de la vida humana.

XAVI LÓPEZ GARCÍA
Criado en el barrio de la Plaça d'en Coll de Sant Cugat del Vallès, estudió Filosofía en la UAB, compaginándola con todo tipo de trabajos. Luego completó Teoría Literaria, lo cual le ayudó a configurar sus primeras obras (las novelas Nit i fuga y Felicidad Interior Bruta). Sin embargo, no se politizó activamente a través del ámbito sindical, sino desde los voluntariados sociales. Entrar en contacto con los mundos de la marginación y la discapacidad fue un acicate importante que le acercó a formas políticas anti-sistema y terminó de convencerle del interés del sistema imperante por someter a los y las denigradas del planeta. A pesar de que ese no fue su primer contacto con el mundo libertario, sí fue el descubrimiento de esa cultura paralela en todas sus formas (económica, ética, artística, identitaria, vivencial) lo que le empujó a escribir un libro sobre los fundamentos del anarquismo de ayer y de hoy. Colabora con la Cooperativa Integral Catalana, es redactor de la revista Lo Comunal y miembro del ICEA (Instituto de Ciencias Económicas y de la Autogestión).

Precio: 
17.00€

Autogestión rima con revolución.

Autogestión rima con revolución

 4 Feb 2018.

A menudo alguno de nosotros sostiene: "Llevemos a la práctica nuestras ideas, aquí y ahora", "Vale más construir redes que hacer manifestaciones". O incluso: "La Revolución es cosa del pasado, hay que cambiar la cotidianeidad; esta es la única pequeña pero verdadera revolución". Y así sucesivamente.

Como ocurre a menudo, tanto teórica como, sobre todo, prácticamente, se llega así a contraponer tesis y maneras de actuar que, por el contrario, deberían ser complementarias en mi opinión: practicar la autogestión aquí y ahora no debería excluir la continua búsqueda de construcción de fuerzas tendentes a la revolución.

Seguramente, empujado alguno de estos compañeros a escoger una actividad antes que otra, resultan solo pequeñas diferencias de opinión o temperamento: hay quien prefiere llevar a la práctica y experimentar intentando demostrar que "la anarquía es posible", y quien, por el contrario, estando más inmerso en prácticas de conflicto social, sindical o de lucha en general, prefiere intentar influir en ellas.

Atribuir mucha importancia a la conducta personal, a los usos y costumbres, es imprescindible para cualquier anarquista. Considerando que es imposible vivir anárquicamente hasta el fondo, ya que hemos crecido en el seno de una sociedad basada en la competencia y la explotación, cada uno de nosotros desea vivir lo más coherentemente posible con la propia sensibilidad, y muchos de nosotros -por no ver la posibilidad de un cambio radical, por estar cansados de la simple difusión de ideas, o del sindicalismo, o de las manifestaciones, desilusionados de todo esto- vemos en la galaxia de las "redes autogestionadas" o en general en la "producción y consumo críticos" un recorrido interesante para alcanzar nuestros fines de igualdad y libertad: por fin se "toca" algo concreto, se pasa "de las palabras a los hechos". Y probablemente sea verdad. Seguramente es más satisfactorio crear, intercambiar, cultivar, producir juntos y cenar juntos que, digamos, dejarse explotar por el patrón: también así se demuestra que otro modo de trabajar es posible.
No olvidemos, sin embargo, que el cooperativismo y la autogestión han sido a menudo recuperados por el capitalismo "verde" o "social", y para poder sobrevivir han debido rebajarse a compromisos que han hecho olvidar los bellos propósitos iniciales de los socios fundadores.
Y recordemos también que, si se pretende la extensión de las experiencias autogestionadas, convencidos de nuestras visión anticapitalista y antijerárquica, estas tendrán que afrontar primero los obstáculos burocráticos y, después, si verdaderamente queremos conseguir que territorios enteros sean autogestionados, seguramente no podremos esperar que patronos y Gobierno nos dejen hacer tranquilamente: estas experiencias, antes o después, si no quieren ser aplastadas o desnaturalizadas, se verán constreñidas a oponer fuerza a la fuerza, o llamémoslo como queramos. Vuelve a estar sobre el tapete la cuestión de la revolución, que se había quedado olvidada en un baúl del desván.
Creo que el cooperativismo y la autogestión son parte integrante de la historia de los oprimidos que se quieren liberar conquistando y difundiendo la idea de la práctica de la propiedad en común de los medios de producción, en la igualdad y la justicia. Esta práctica no podrá realizarse plenamente si no es junto a la voluntad de un cambio radical -la revolución social- que debe animar a los sujetos que experimenten la autogestión y la autoorganización, teniendo como fin una sociedad libertaria. Por estos motivos, la actividad cotidiana autogestionaria y la búsqueda de cambio en la organización social a través de una práctica revolucionaria deben ser complementarias, y ambas de importancia primordial.

Davide Bianco.

FAI, Tierra y Libertad 354

https://www.nodo50.org/tierraylibertad/354articulo8.html

[Audio] Barrio Canino vol.230 - Rojava Azadi: la revolución silenciosa del confederalismo democrático en Kurdistán

Esta semana hablamos del Kurdistán, y especialmente de Rojava, el territorio kurdo situado en el norte del territorio sirio. Nos acompañan en el estudio Dani, Sol, Estela y Daniel, del colectivo Rojava Azadi de Madrid.

El Kurdistán es un gran territorio sin estado propio que actualmente se reparte entre TurquíaIrakIrán y Siria y en el que viven cerca de 26 millones de habitantes, a las que habría que sumar algunos millones más de personas en el exilio. La región kurdistaní que actualmente pertenece al territorio sirio se conoce con el nombre de Rojava, el kurdistán sirio, oficialmente denominado en la actualidad Federación Democrática del Norte de Siria. Rojava en la práctica es un estado laico, poliétnico y plurinacional basado en los pilares del confederalismo democrático: la igualdad de género, el socialismo democrático y el desarrollo ecológico. Estas son las ideas en las que se basó la propuesta de Abdullah Öcalanpara definir lo que sería el futuro del estado kurdo, influído también por pensadores como el anarquista y ecologista social Murray Bookchin o el sociólogo Immanuel Wallerstein, avanzando hacia un socialismo de influencia libertaria, un socialismo democrático cuyo tipo de administración “puede ser llamada administración política no estatal o democracia sin Estado”.

Desde el comienzo de la guerra de Siria, en marzo de 2011, los kurdos han luchado por mantener la integridad de su territorio a pesar de los múltiples frentes abiertos en los que operan distintos contendientes, auspiciados por el apoyo y la financiación de las potencias internacionales. Sin embargo el nacimiento y consolidación del condeferalismo democrático en Rojava es ya una realidad. No todo es color de rosa, la revolución kurda en el norte de Siria se enfrenta a siglos de patriarcado, al ISIS y a los lealistas sirios. Y en los últimos meses también a la ofensiva de los turcos contra los kurdos sirios, especialmente en Efrim.

¿Qué papel está jugando la mujer en el confederalismo democrático de Rojava? ¿qué origen histórico tiene la inquina de los turcos contra el pueblo kurdo? ¿qué está pasando en la ciudad de Efrim en la que se está centrando la presión militar bélica en Siria contra los kurdos?

Programa completo para escucha online y descarga:

http://barriocanino.blogspot.com.es/2018/02/barrio-canino-vol230-rojava-azadi-la.html

Enlace al programa: 
http://barriocanino.blogspot.com.es/2018/02/barrio-canino-vol230-rojava-azadi-la.html

Novo Jornal MAPA de Portugal

O Mapa #19 já está nas ruas!

Enquanto decorre a campanha de crowdfunding no PPL – Crowdfunding Portugal, para apoiar o jornal MAPA, acaba de sair o seu nº 19 (fevereiro – abril 2018): Destaque à poluição do Tejo e à história do maior rio ibérico condenado por barragens, transvases e fábricas. Agitam-se as suas águas pela defesa de um território vivo, tal como junto à fronteira portuguesa, nos protestos contra uma mina de urânio, ou nos Pirenéus espanhóis nas okupações de aldeias. Histórias de resistência, como pelo direito à habitação, surgem nos moradores do bairro 6 de Maio na Amadora, ou noutra preocupante escala que enfrentam os curdos em Afrin. E, na sombra, a União Europeia determina a sua ajuda ao desenvolvimento por propósitos securitários, comerciais ou de gestão de migrações.

São algumas das histórias neste MAPA, que não esquece desde a vida de um motorista da Uber, algumas impressões da Catalunha, a memória a José Hipólito Santos e o uso da memória quando se fala da Luta Armada. Artigos e crónicas a que se soma falar do blockchain, da economia participativa, da economia solidária, da biotecnologia, das escolhas e das praticas românticas, das palavras sonoras de Ângela Polícia, ou lidas de Ursula Le Guin, entre outras, para ler neste novo MAPA. Recebe-o directamente e apoiando com uma assinatura!

http://www.jornalmapa.pt

Enlaces relacionados / Fuente: 
http://www.jornalmapa.pt

La juventud ante la lucha sindical (y viceversa)

 

Gaspar Manzanera (CNT Valladolid) | Durante las pasadas jornadas sobre la memoria de las luchas populares de las últimas décadas organizadas por el Bloque Crítico de Valladolid fue inevitable que además de mirar al pasado se comparara con el presente. En varias exposiciones se aludió al problema de la juventud y al hecho incontestable de la falta de implicación de la población más joven en organizaciones combativas con respecto a las luchas del pasado.

En la última jornada de debate, sobre presente y futuro de las luchas, intenté en nombre de CNT hincarle el diente a ese problema de la falta de implicación de la juventud en el movimiento popular y más en concreto en el sindicalismo. Aquí recojo las ideas fundamentales de la intervención.

Para poder entender por qué la juventud actual no tiene el protagonismo en las luchas que tenía en el pasado hay que analizar por un lado la realidad material de este sector de población y por otro las características de las luchas de hoy, para ver como se relacionan ambos elementos: juventud y lucha.

Sobre las bases materiales de la juventud de hoy,  son de subrayar 3 aspectos:

  • El factor demográfico: El hecho de que en las últimas décadas se  haya producido un envejecimiento acelerado de la población significa que la juventud representa cada vez un porcentaje menor del cuerpo social. En la mayoría de provincias castellanas esto es muy acusado y en Valladolid esto se puede ver mitigado por el centralismo de las instituciones y la industria existente, pero los datos ahí están: la media de edad en la capital es de 45 años. Este hecho no solo supone que haya menos jóvenes y que su peso dentro de la sociedad sea menor, sino que afecta a la estructura de las familias y a las relaciones familiares que tiene la juventud, muy distintas a las que se tenían hace décadas cuando se tenía 4 o más hermanos en cada casa. En este sentido, la juventud está mucho más arropada, dado que es mucho más común tener parientes mayores vivos (padre y madre, tíos, abuelos…) con lo que eso supone materialmente: una mayor “red” sobre la que caer. No en vano en los años de la crisis la pensión de muchos jubilados se hicieron cargo del mantenimiento de hijas y nietas.
  • La composición de clase: Sobre la evolución de la composición de clase y el efecto que esta tiene sobre la juventud  tal vez lo más relevante sea la tendencia a la sobreformación. En general en los países del centro capitalista la clase trabajadora ha ido teniendo mayor acceso a instituciones educativas, en parte por la necesidad por parte de las empresas de cuadros técnicos. Con los años, al satisfacer la necesidad de cuadros técnicos las empresas han devaluado la formación, con mecanismos de competencia y mercado, degradando las condiciones de trabajo y obligando a competir a las propias instituciones educativas entre sí.
    Esta situación se traduce en dos cosas: unas expectativas que sobrevaloran la “vocación profesional” y la desconexión entre la realidad laboral y las opciones vitales de la juventud, dado que las condiciones laborales de las “profesiones vocacionales” están degradadas, dentro de un marco de precariedad general. De ahí que la gran mayoría de la juventud pique el anzuelo de la precariedad, bien sea en becas “para meter la cabeza en mi sector”, bien sea en curros de mierda “en lo que me sale algo de lo mío”. El problema de esta década, a diferencia de las anteriores, es que la precariedad es infinita y está en todos los sectores, por lo que ya no hay un periodo de formación precario que precede a un puesto de trabajo estable.
  • El impacto tecnológico: El impacto de determinadas tecnologías en la sociabilidad de las generaciones más jóvenes es indiscutible y es importante resaltarlo porque afecta mucho a las relaciones sociales que se establecen luego, lo que es importante para valorar la relación de la juventud y las organizaciones de tipo social. En este sentido el factor más importante es la mediatización total de las relaciones sociales, bien por medio de plataformas digitales (redes sociales) bien por medio por empresas de comunicación. Esta característica de la sociedad actual hace que las relaciones de centro de trabajo, de vecindad, de centro de estudios y esas relaciones de cercanía que en épocas pasadas eran determinantes ahora pierdan peso, lo que explica la potencia de algunos elementos para influir en la juventud (youtubers, influencers, programas de TV…) frente al declive de otros (organizaciones políticas, asociaciones, familias…)

 

Estas características materiales de la juventud tienen causa y efecto sobre características culturales que también son distintas respecto de otras épocas:

  • Individualismo: El efecto de una cultura dominante centrada en el individuo se ha agravado hasta el punto de producir enormes problemas de salud mental en la población que ha interiorizado el aislamiento. El efecto entre la juventud de la frustración de las expectativas vitales se lleva como una carga personal y eso deriva en una serie de incidencias psicosociales que se extienden como una pandemia y que tienen su traducción cotidiana en el acoso laboral, el estrés, la ansiedad…
  • Del mito del progreso al cataclismo: En las últimas décadas la cultura dominante ha pasado de basarse en el progreso personal ilimitado, el mito del hombre hecho a sí mismo que todo lo puede, al mito del apocalipsis y el sálvese quien pueda. A esto responde el boom de películas sobre el apocalipsis zombi, como ejemplo del impacto que la crisis global de 2008 ha dejado en la ideología de nuestra época. El sistema se dibuja a sí mismo como insuperable una vez más, y hace que sea más asequible pensar en el fin del mundo que en el fin de este mundo. Por descontado, que ante ese fin del mundo la solución es una salida individual excluyente.
  • La transición completa: A nivel de las españas, durante las últimas décadas ha habido una serie de cambios culturales que cada vez está más consolidados. Entre ellos lo más destacable es el asentamiento total de la transición y por tanto de la democracia española. La normalización de los símbolos del estado mediante el deporte, la pacificación electoral de los conflictos sociales y la proyección de la política sólo en la dimensión estatal son los 3 síntomas de que la juventud ha interiorizado los valores de la transición. Esto explica muchos comportamientos de la juventud, especialmente respecto de los conflictos políticos y sociales.

Con esta situación el principal reto de las luchas sociales es ofrecer algo útil para poder interesar a esta juventud y así revertir la tendencia individualista y conformista. La idea fundamental de las luchas sociales, sindicalismo incluido, es que no hay soluciones individuales a problemas que son colectivos y eso choca con todo lo que rodea a la juventud de hoy, tanto con su realidad material como con su realidad cultural. Si este es el principal problema vamos a ver como lo podemos abordar desde el sindicalismo:

  • Comunicar mejor: En muchas ocasiones, simplemente comunicar. En una sociedad mediatizada como la que presentamos comunicar no es tan sencillo como editar un periódico o mantener un portal web, sino que hay que saber insertar el mensaje en los circuitos por donde circula la información. Esta tarea se lleva intentando por varios agentes culturales, políticos y en menor medida sindicales sin que podamos contar grandes éxitos. El alza de Podemos se puede ver como un ejemplo de comunicación eficaz aprovechando un momento de caída de las movilizaciones en 2014, como también debe verse el ejemplo de derrota comunicativa en 2017. Otra opción es practicar la sociabilidad directa, en los centros de trabajo, en los centros de estudio, en los barrios… lo cual es un trabajo de hormiguitas, yendo de persona en persona y venciendo sus prejuicios uno a uno. Sin duda la segunda vía es la idónea porque establece canales mucho más firmes y que conocemos mejor, pero al movimiento sindical normalmente le sobran causas urgentes como para plantearse tejer redes de comunicación directa en los puestos de trabajo.
  • Conectar con la sensibilidad de la juventud: En este sentido el sindicalismo tiene que ser consciente del valor que la juventud da al trabajo: el trabajo es una condena por la que hay que pasar hasta llegar a “la profesión“. Esto genera una dualidad: por un lado trabajos donde nos da igual lo que pase porque “en cuanto pueda me voy de aquí y que les jodan” y por otro lado trabajos en los que no se quieren follones porque “mucho me ha costado llegar aquí“. Es necesario empatizar desde el sindicalismo con esta situación, sin tampoco justificar actitudes miserables. Empatizar con esta situación significa que tal vez no se puede plantear la confrontación directa en todo momento y toda situación, y sin embargo sí se pueda alentar a la solidaridad. Partiendo de la base del individualismo imperante, se tienen que plantear abiertamente los beneficios individuales que obtenemos de participar de luchas sociales solidarias. Por ejemplo: respaldar a una organización sindical combativa es mejor que respaldar una organización sindical traidora, porque cuando tengas un problema la respuesta va a ser más contundente y no te van a dejar tirado.
  • Combatir los mitos sobre el empleo: Por supuesto hay que revisar la ficción que envuelve el empleo como si fuera una fuente de realización personal. “Trabaja en algo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día más” es el ejemplo perfecto de esta ficción. Tenemos que combatir la idea de que es mejor currar 12 horas por un sueldo de mierda en un trabajo supercreativo y estimulante antes que hacer tus horas (y ni una más) en un curro cualquiera que te permita tener tiempo libre y recursos suficientes para realizarte. De la mano de esto está necesario defender la idea de que en todos los puestos de trabajo hay explotación y en consecuencia en todos los empleos que tengamos tendremos que defender, ejercer y ampliar nuestros derechos.
  • Romper con la delegación de los conflictos: Existe una creencia según la cual lo político es algo que se hace en Madrid y para lo que votamos cada 4 años mientras que lo que te pasa en la empresa es algo personal entre tu jefe y tú. Esto es consecuencia de la percepción pacificada y ciudadana que tiene de manera mayoritaria la juventud, en un entorno en el que las relaciones laborales están completamente despolitizadas y rehenes de supuestos criterios técnicos que tenemos que cuestionar constantemente con una teoría crítica que sea capaz de salir de los libros y las universidades.
    A la vez se espera que haya alguna institución que medie y nos ampare cuando se comete una injusticia. Sin romper bruscamente con esa percepción, no es complicado hacer de los sindicatos revolucionarios la institución fundamental a la que acudir frente a unas instituciones estatales lentas y arbitrarias y un bipartito sindical interesado y ajeno a nosotras, pero para ello hay que cuidar la percepción que se tiene de los sindicatos y enfocarla hacía ser un respaldo sincero cuyo único interés es contar con el mayor número de solidaridad que movilizar.
Especial: 
Debate Sindicalismo Revolucionario
Enlaces relacionados / Fuente: 
https://www.cntvalladolid.es/editorial-la-juventud-ante-la-lucha-sindical-y-viceversa/

Aportaciones de un veterano al actual debate sobre lucha colectiva anticarcelaria

Boletín Tokata | Nos escribe Antonio Nieto Galindo, preso en la cárcel de Murcia II, que ya participó en la COPEL en los años 70 y lo está haciendo también en la actual propuesta de lucha colectiva, desde sus inicios. Aporta sus opiniones al debate sobre objetivos y medios de lucha que viene a ser la parte principal de esa propuesta. Nos dice que se encuentra solo y que tiene dificultades para comunicarse con el exterior. Para escribirle, buscad su nombre y dirección en la lista a la que se puede llegar a través del enlace que insertamos abajo del todo.

Cárcel de Campos del Río, 25-01-18

Mis saludos a todxs lxs compañerxs en lucha, así como a lxs que realizan su lucha valiosa desde el exterior de estos malditos muros de hormigón.

Ayer día 24 de enero, me han entregado una carta fotocopiada con fecha 12/01 y lleva el matasellos de Valencia el 15-01, osea de hace 10 días. Por su contenido puedo saber que hace poco mas de un mes me enviasteis un comunicado del compa “Peque”, en el que expone ciertas aportaciones para seguir con el debate de las propuestas etc.

Pues no la recibí, me temo que la misma se ha “extraviado” como suelen contestarme siempre que les expongo alguna queja.

Quiero comentarle al compañero Peque, que lo de las huelgas de hambre o ayunos, por la experiencia vivida en mis 65 años de vida, y desde 1971 que conocí por primera vez la cárcel en España en pleno franquismo, aún podíamos hacer que se nos escuchara. Claro que éramos miles de presos, hoy en día con ello no se consigue nada, pero sí escribiendo, denunciando ante todos los organismos del estado español y sobretodo los internacionales, la realidad diaria de lo que sucede en el interior de la cárcel, sobretodo en sus departamentos de aislamiento.

Pero bombardeándolos a la vez con nuestros escritos con una fecha ya señalada, pero con un mínimo de tres escritos: Congreso de los Diputados en su comisión de Justicia, Defensor de Nadie y a la SGIP de Madrid, hacer tantos escritos que nos sea posibles, realizar los recursos de otros en cuestiones de permisos y grados que no estén cumpliendo por delitos asquerosos, de manera conseguir que este sistema carcelario deban de gastar dinero en material, tiempo y personal, tocarles el bolsillo al estado, les causaremos mucho daño ¡lo puedo asegurar! Esta idea no es mía me la ha comentado un buen compañero que he conocido aquí, (…) y no para de denunciar y acribillarles con sus escritos y recursos. (…)

Yo, en varias ocasiones he dicho que debido a mi precaria salud, mi organismo no soporta más castigo con cualquier protesta con ayunos o aún menos con huelga de hambre, pero no dejo de realizar mis protestas, denuncias y reivindicaciones con mis continuos escritos.

Aquí en este módulo 10 estoy super solo, pues a X lo han cambiado al 9, dicen que es por amenazar a la subdirectora de tratamiento, pero yo se que han buscado una excusa para separarnos.

Bueno compañerxs, desde mi cautiverio grito fuertemente ¡Contad siempre conmigo! ¡Abajo todos los muros de las cárceles del mundo! ¡Libertad para todxs!

Un fuerte abrazo fraternal, revolucionario y rebelde

Antoine

 

Especial: 
Anti-carcelario
Enlaces relacionados / Fuente: 
http://tokata.info/aportaciones-de-un-veterano-al-debate-sobre-la-actual-propuesta-de-lucha-colectiva/

Renunciamos a todo, menos a la Independencia

Me estaba releyendo el documento que se filtró a la prensa por parte de la CUP el 23 de enero de 2017 (1). Es un documento interesante, porque en él el PDeCAT, ERC y la CUP, pactaban iniciar un proceso Constituyente, una vez empezasen la nueva legislatura, tras votar –lo dicen explícitamente–, al señor Carlos Puigdemont i Casamajó. Vamos a rebobinar.

Si insisto en estas cosas, es porque un número indeterminado de libertarios y anarquistas catalanes, se apartaron de nuestra ortodoxia libertaria, que yo defiendo vivamente, y apoyaron el Procés por una razón fundamental: que esperaban una insurrección popular el 1 de Octubre, el día del referéndum. Hombre, con dos millones de personas en la calle, la verdad es que los policías del Piolín no hubieran sido capaces de aplastar el motín, o la revolución, y que la república se hubiera proclamado a las bravas, con montones de comités funcionando y construyendo un Mon Nou. Yo apruebo la revolución, y aplaudo esa actividad manumisora de mis compañeros y compañeras. Lo que ocurre es que, como sabemos, no pasó eso porque..., de alguna manera, los convocantes desconvocaron la revolución, y ahí vamos.

Por h o por b, tras las elecciones de diciembre de 2017, los soberanistas pactan el mencionado borrador, (que no llegan a firmar por ausentarse ERC a última hora), y que establece, en resumen, los pasos a dar para llegar a la ansiada República de contenido social. Estos son.

  • Se constituye el Govern (presidido por el Sr. Puigdemont).
  • Se monta una Asamblea Constituyente, formada por diputados y por representantes de los ayuntamientos. Se nombra un Órgano Técnico que "impulse un debate vinculante desde la base".
  • Se nombra un "Grupo de Expertos en Procesos Constituyentes" que asesoren.
  • Los ciudadanos estarán representados mediante una Plataforma Promotora del Proceso Constituyente, que llevará a cabo debates y elaborará propuestas. Las propuestas se estudiarán y depurarán en un Foro Social Constituyente.
  • Los ayuntamientos proporcionarán locales y recursos a la Plataforma Promotora y al Foro. Además los Ayuntamientos establecen el reglamento, objetivos y el orden del día de los debates.
  • Se elabora la Constitución a base de las propuestas y se refrenda mediante un multireferéndum, en el que se plantearán diversas preguntas. De ese multireferéndum saldrán propuestas-mandato.
  • Es de suponer, que finalmente la Asamblea Constituyente, asesorada por la Comisión Técnica y los expertos, determinará finalmente la Constitución de la República catalana.

El documento menciona también las otras cuestiones que más les preocupan en este momento a los firmantes: violencia de género, educación, fraude fiscal, medios de comunicación, corrupción, endurecimiento del Código Penal para delitos económicos… Poco más en esa declaración de intenciones.

Yo no entiendo cómo un partido de izquierdas, tal vez el último que queda con presencia parlamentaria, puede firmar esto. Y rebobino nuevamente, para llamar la atención sobre más cosas que no entiendo. No entiendo cómo firman una Ley de Transitoriedad que establece como norma el euro, la economía de mercado, el pago de la deuda y el nombramiento de jueces a dedo (2). No entiendo cómo, después de afirmar que las elecciones del 21 de diciembre de 2017 eran ilegítimas (3) y amañadas, participan en ellas, pierden seis diputados y las dan por buenas. No entiendo cómo pueden insistir en llevar a cabo la investidura de un presidente de derechas y cómo lamentan no poder votarle… No entiendo cómo aprueban un proceso constituyente, dirigido desde arriba, con participación popular mediatizada por la fuente de financiación, el control del orden del día, la elaboración del reglamento por parte del Estado, filtros diversos, y la presentación última del proyecto por parte del Poder Legislativo, tras recibir la depuración de expertos y asesores. No entiendo cómo se puede hablar de Independencia, cuando lo que va a hacer, es  Constituir Un Estado Central Catalán. Gente que reivindica a García Oliver, a Durruti, a Salvador Seguí y a la CNT de la Canadiense, con la democracia directa y de base… Válgame Dios. 

No entiendo nada. O lo mismo no. Pero aquí estamos (4).

En resumen, cabizbajo y meditabundo, mirando la puesta de sol y dándole al trago (5), declaro que: la CUP renuncia a todo, menos a la Independencia.

————————————————-

NOTAS

(1) Documento difundido por la CUP a sus bases.

(2) LEY 20/2017, de 8 de septiembre, de transitoriedad jurídica y fundacional de la República 

(3) La CUP decide presentarse a las elecciones “ilegítimas” del 21D con una “candidatura rupturista de izquierdas”

(4) Juro que no tengo nada en contra de la CUP, ni de Cataluña, ni del independentismo. Me limito a comentar lo que leo. Y es que después de leerme documentos que nadie lee, qué menos que comentarlos y compartirlos.

(5) El trago es una actividad que no es nada recomendable, y que sugiero debe ser evitada salvo por mí en casos determinados.